Relación Alumno – Maestro

28 03 2013

Existen muchas causas por las cuales no se da una buena relación alumno-maestro. Una de ellas es la falta de comunicación y otra el exceso de confianza.
Para encontrar una solución a este problema, es necesario conocer el meollo del asunto, es decir, porque no hay comunicación o porque el exceso de confianza.
Principales problemas de falta de comunicación:
• El alumno es tímido y teme ser menospreciado por el maestro.
• El maestro teme perder el respeto de sus alumnos.
• El alumno no sabe comunicarse de manera adecuada con el maestro.
• No existe ningún interés en las partes para lograr comunicarse.
Estas son algunas de las cosas que podemos mejorar para una buena relación alumno-maestro.
Esto a su vez mejorará el aprendizaje y hará de la clase algo ameno y rico en opiniones.
Posibles Soluciones:
Primeramente ambas partes deben ser conscientes de que es sumamente importante llevar una buena relación alumno-maestro y se debe tener la disposición para trabajar.
• El alumno tiene que atreverse a comentar sus dudas, sugerencias o cualquier tipo de aportación con su maestro.
• El maestro puede buscar el modo de comunicarse con el alumno simplemente con respeto, es decir, todo debe tener límites.
• El alumno se debe comprometer a tratar al maestro con respeto.
• Tanto el maestro como el alumno deben interesarse por llevar una buena comunicación y no llegar a un exceso de confianza y las consecuentes faltas de respeto.
Algunas señales de exceso de confianza:
• El maestro exhibe al alumno o lo pone en evidencia frente al grupo.
• El maestro discrimina al alumno por alguna circunstancia.
• Bromas pesadas del alumno hacia el maestro.
• Insultos de parte del maestro al alumno o viceversa.
• Pérdida de interés por la clase.
Estas señales nos indican que la relación entre alumno-maestro está dañada.
Posibles Soluciones
• El alumno y el maestro pueden sentarse a dialogar para evitar ese tipo de situaciones.
• El alumno y el maestro deben poner limites en la confianza.
Mas que nada debe haber un diálogo alumno-maestro para tratar de subsanar estos problemas en la comunicación. No se trata de ponerse rígido sino de dialogar y mediar la comunicación.
NOTA: Esta anotación de la relación entre maestro-alumno, puede y debe ser traspasada a cualquier ámbito, oficio, arte, disciplina, etc.

Todos podemos ser en un momento de nuestra vida MAESTROS, pero de lo que si estoy seguro es que siempre somos ALUMNOS.

 
Víctor Bayod “Ôkami”
Shidoshi 7º dan Bujinkan Dojo
Instructor de Bushi Dojo (BCN)

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: