40 años de Ura y Omote (por Masaaki Hatsumi)

28 10 2013

“Hoy en día pocas personas entienden verdaderamente que es el ninjutsu en realidad. Incluso en Japón, el lugar de nacimiento del arte, pocos individuos tienen una concepción acurada del ninjutsu. Esto es comprensible de algún modo, ya que el arte fue mantenido en secreto por unas pocas familias en el Japón central durante muchas generaciones. Por motivos de supervivencia personal durante unos cientos de años de persecución social y religiosa, el arte fue mantenido oculto a todos excepto a los círculos íntimos de los clanes ninja. Cuando los hechos verdaderos no pueden saberse, la gente a menudo construye sus propias versiones de las historias desconocidas. De ahí salen todos los cuentos que calumnian al ninja como alguien de clase baja, como asesinos inmorales y deshonrosos en alquiler. Por suerte, todos vuestros años de entrenamiento conmigo en mi dojo os han dado un conocimiento de los caminos verdaderos del ninja. Confío en que haréis un buen trabajo sacando el arte del ninjutsu fuera de las sombras de los malentendidos, y llevándolo hacia la luz de la verdad para todos vuestros seguidores en el mundo Occidental. Enseñando a otros se aprende mucho. Para madurar totalmente como guerrero en todos los aspectos de la vida se requieren cuarenta años de estudio.

Los veinte primeros años se pasan en el estudio del omote de la vida (la superficie, los aspectos obvios o “frontales”). Estos son años para entrenarse en los conceptos del honor, el respeto a los superiores y padres, la dirección y guía de tus menores, la diligencia y la disciplina en el entrenamiento, y las fuerzas de la justicia, la honestidad y la sinceridad. La inmensa mayoría de sistemas de artes marciales se para en este nivel. El ninja, sin embargo, debe progresar hacia adelante a través de la total experiencia de la vida.
Los segundos veinte años son para la exploración del reino ura (el interior, lo oculto, los aspectos no obvios o raramente vistos), más conocido como las sombras de la naturaleza humana. Estos son años para entrenarse en los caminos en los cuales el honor, el respeto y el amor puede ser retorcidos y usados contra tí, y para mirar la realidad en la cual la justicia verdadera y la benevolencia son apariencias que confunden a las masas que carecen del entendimiento de la perspectiva. La almas más débiles están prestas para etiquetar tal sabiduría como “el mal” o “algo pesimista”.

No temas ganar fuerzas. Los cuarenta años te llevan a cerrar el círculo, habiéndote transportado a través del completo reino del crecimiento humano y la conciencia. Empiezas con la frescura de la inocencia, recolectas las manchas de lo mundano, y regresas con la sabiduría de la inocencia. Empiezas vacío, te llenas a lo largo del camino, y regresas vacío. Cuarenta años de entrenamiento no son ninguna garantía de que alguna vez llegues a ser un maestro del arte. Eso simplemente te da el potencial para el desarrollo total. Desde ahí es cuestión de tu propio carácter, de tu naturaleza personal, y del destino de la vida, sobre cuán lejos avanzarás. Llegarás a ser un ninja con todo el poder que la palabra implica si tú te propones serlo. Te animo a mantenerte firme en la dirección de tu desafío de desvelar todos los secretos y misterios del arte ninja y su modo de vivir.

Masaaki Hatsumi, Sôke

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: