Kagami Biraki 2014 – regreso a Can Kun

22 01 2014

Este fin de semana pasado, 18 y 19 de Enero de 2014 hemos celebrado un año más nuestro tradicional Kagami Biraki.

Como sabéis, el Kagami Biraki es un tiempo a primeros de año en el que los participantes se comprometen a esforzarse de manera común y unen sus espíritus para conseguir objetivos a través del esfuerzo y la disciplina y por supuesto del entreno. Nuestro Kagami Biraki consiste en un entrenamiento y una convivencia fuera del dojo de un fin de semana. Lo más importante de esta celebración es el compromiso y la unión.

Este año hemos decidido volver a celebrarlo en Can Kun, al igual que hicimos en el 2011, en la casa de nuestro amigo y artista marcial Marc Gol, en Vallgorguina. Can Kun es una casa destinada a ofrecer un espacio para la estancia y creación y realización de una gran variedad de cursos de diferentes ámbitos de la cultura. Lo que hace de Can Kun un espacio único para nosotros es que dispone de un maravilloso y amplio dojo de artes marciales, construido en madera y con suelo de tatami, donde se puede entrenar a cualquier hora del día o de la noche, independientemente del clima exterior.

Desde aquí nuestro más sincero agradecimiento a él y a su estupenda y guapísima mujer, ya que como siempre nos trataron maravillosamente haciéndonos sentir en casa.

En cuanto al Kagami de este año propiamente dicho, se abordaron diferentes temas durante unas 12 horas aproximadamente de entreno: atemi no tanren  y entrenamiento en la naturaleza, kenjutsu, bo jutsu, estrategia y ocultación, etc.

Una pequeña crónica aportada por un asistente:

El Kagami Biraki empezó y acabo con muchas risas y buenos ratos. El sábado por la mañana entramos en calor haciendo diferentes ejercicios al aire libre, que incluía trabajos de fortalecimiento del cuerpo, y otros de Futari Jimba y San Nin Jimba. A pesar del pequeño susto que tuvimos con Jordi, la mañana transcurrió muy bien.

Comimos mientras llovía con la gran compañía de Duna (la perra de la casa) y, después de descansar, empezamos el entreno de la tarde haciendo el Hatsunuki, el primer desenvaine del año, seguido de una pequeña charla sobre el concepto de “Kagami Biraki” y una magnífica clase de Kenjutsu.

Cuando empezó a oscurecer, se propuso hacer ejercicios con los ojos vendados por el bosque. A pesar de no haber durado demasiado tiempo, fue muy intenso y diferente. Al finalizar, cenamos y tuvimos una sesión de magia como espectáculo gracias a nuestro nuevo buyu Dani Li.

Aunque el tiempo no era el más adecuado, después de un rato de relax, salimos a hacer actividades nocturnas de ocultamiento, con las que tanto disfrutamos la mayoría. Después, volvimos a la casa y seguimos charlando, y comiendo el tradicional bol de arroz, hasta que decidimos ir a dormir los que nos quedamos hasta última hora.

Sobre las 9 de la mañana del domingo bajamos a desayunar. Empezamos sobre las 10.30 el último entreno del fin de semana trabajando Bojutsu, con ejercicios de precisión, coordinación y equilibrio, seguido de trabajo de escuela, en concreto, Kukishinden Ryu. Acabamos el entreno con la foto grupal de cada año y con muy buen sabor de boca.

Otros comentarios e impresiones de asistentes:

– Una experiencia muy positiva, que recomendaría a todos los miembros del Dojo que no lo hayan probado nunca. Antes que nada por la hermandad que se forma con compañeros que algunas veces los ves menos durante el año y después porque compartes durante mucho rato una serie de entrenamientos muy diferentes, que te gustarán más o menos, pero que son todos ellos necesarios y que dentro del dojo a menudo no puedes hacer. Es curioso porque a pesar del cansancio que puedas tener, el sueño o algún dolor en alguna zona, todo se queda corto, tienes ganas de más, de descansar y continuar, de no pensar en el resto de cosas por un momento y sólo centrarte en conocerte mejor y ser mejor artista marcial.

– Aparte de renovar nuestro compromiso marcial con el budo, con nuestros maestros y con nuestros compañeros mediante el entreno, recordamos (o aprendimos) ciertas cosas que es muy importante tener siempre presente pero a menudo olvidamos: que la perseverancia ligada al esfuerzo es la clave para mejorar, que la pereza es el mayor enemigo que nos lleva a ponernos excusas para apartarnos del camino y que es importante tener una buena base para poder sostener todo el trabajo sobre unas buenas raíces.

 

IMG_3608

GAMBATTE KUDASAE !

Bushi Dojo ¡AHU!

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

22 01 2014
Orlando

Excelente inicio. Un abrazo Sensei. Ojalá venga pronto a México.

22 01 2014
bushidojo

Gracias Orlando. Ya me gustaría! Si alguien me invita voy para allá volando!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: