Sobre el seminario de JuanMa Serrano & Katsujinken

9 11 2015

Este fin de semana pasado ha sido muy intenso y emocionante para mí. Se celebró el seminario Aki Matsuri en Barcelona, organizado por mi alumno Víctor Bayod e impartido por el Shihan Juan Manuel Serrano de Elche, al que acudieron unas 40 personas entre las diferentes sesiones.

El curso se puede describir perfectamente con una sola palabra: MAGNÍFICO.

La primera sesión de entrenamiento se realizó el viernes por la tarde. Dos horas muy intensas de repaso a las principales proyecciones (nage waza), tema en el cual Juan Manuel Serrano es para mí el mayor experto que hay en la Bujinkan española y quizás mundial. No en vano además de su larga y conocida trayectoria en Bujinkan es además Maestro Nacional de Judo, 5º dan. Así pues, si hay alguien que es capaz de enseñarte las proyecciones con todos los detalles sin duda es él.

serrano enseña

La clase se sucedió a velocidad de vértigo con JuanMa mostrando de forma amena y muy pedagógica todos los trucos o mañas (kotsu) y todos los puntos esenciales (kaname) de cada una de las diferentes formas de proyectar, mostrando las diferencias entre lo deportivo y el arte marcial real. Pudimos ver las formas básicas, los métodos de aprendizaje y después la aplicación en combate real. Fue un placer y estoy seguro que todos los asistentes aprendieron muchísimo.

Las dos sesiones del sábado se dedicaron la mañana al trabajo de estrangulaciones (shime waza), combinadas con el trabajo ya realizado el viernes de proyecciones, siempre del mismo modo pedagógico y ameno y después traspasado al combate real.

training

Y por la tarde estuvimos trabajando sobre el nivel Jujiron de la escuela Takagi Yoshin Ryu, formas de muto dori. La sesión de domingo por la mañana se dedicó al trabajo de nagamaki.

hijo juanma y jordi

Los comentarios y reacciones de todos los asistentes con los que he hablado son unánimes. Un curso fantástico donde todo el mundo disfrutó tanto de la calidad marcial y pedagógica del Shihan Serrano como de su indiscutible calidad humana, que dejó bien patente a lo largo de todos los comentarios y charlas con los que fue adornando su trabajo.

JuanMa disfruta como un enano entrenando y enseñando y eso se nota y se contagia.

mas serrano

Ni que decir tiene que fuera del tatami también lo pasamos estupendamente tanto el viernes por la noche como en la cena del sábado, donde compartimos experiencias y charlamos y reímos como buenos camaradas, todo aquel que quiso sumarse.

cena

Y paso ahora a la segunda parte de este artículo, Katsujinken, la espada que da la vida. Seguramente habréis oído los conceptos de Satsujinken (La espada que quita la vida) y Katsujinken (La espada que da la vida).

El concepto de Satsujinken (La espada que quita la vida) creo que es fácil de entender y no hace falta profundizar mucho sobre ello. Básicamente el objetivo primigenio de la espada es ese, quitar la vida, es un arma diseñada para combatir y matar al enemigo. No hay mucho más. O sí… Ya que una vez llegado a cierto nivel se puede contemplar el otro lado. Todo omote tiene su ura. La cara y la cruz. La luz y la oscuridad. In/Yo…

Dos gigantes del arte de la espada del Japón feudal, que nunca llegaron a encontrarse dijeron en su día:

Mirando los acontecimientos acaecidos en mi vida, comprendo que comencé a entender el camino del guerrero cuando empecé a sentir compasión. (Miyamoto Mushashi)

El hombre luchador puede ser instrumento de mal presagio. Si en su propio camino no existe el Amor, debe hacer uso de él, ya que éste es el verdadero Camino hacia el Satori. (Yagyu Munemori)

Y el maestro Zen Takuan Soho (1573-1645) explicaba que la espada debería de dar vida, y no muerte. Dijo Takuan Soho: “Aquel que ha adquirido la maestría de la espada es un maestro de la Vida. Su espada no es un arma para matar.”

Un verdadero maestro le da a los demás la alegría de vivir y provoca que sientan ellos lo preciado de la vida humana. Así lo ha hecho JuanMa Serrano este fin de semana en Barcelona y así hemos de hacerlo todos los instructores de la Bujinkan.

Y aquí es donde siento la necesidad de intentar expresar más sobre lo acontecido durante este seminario.

Hace bastantes meses Kim y yo acordamos que este curso sería una magnífica oportunidad para que nuestro alumno Sergio Serrano intentase pasar el Sakki Test. Sergio es 4º dan de Bujinkan desde 2008. Con 20 años de entrenamiento a sus espaldas, desde 1995 hasta hoy, por circunstancias de la vida nunca ha podido viajar a Japón ni a ningún seminario estos últimos años donde hubiese podido presentarse al Sakki Test. ¿Qué mejor ocasión pues que esta de poder pasarlo en su ciudad natal? Así se lo comentamos a él en su día y así lo convinimos. Puestos en contacto con el Shihan Juan Manuel Serrano, – sí, coincidencia de apellidos, ahora el maestro Serrano le llama a Sergio su primo catalán 🙂 – este mostró su acuerdo y en su viaje a Japón de mayo pasado le presentó a Sensei el menkyo de 4º dan de Sergio, fechado en Abril de 2008, y le solicitó el permiso para realizarle la prueba durante este Tai Kai, Aki Matsuri, a lo que nuestro Sôke respondió favorablemente.

Llegado el momento el maestro Serrano acordó que le daríamos un máximo de 3 oportunidades, dos el sábado y otra el domingo. Y que primero seríamos nosotros, Kim y yo, como sus maestros, los que tendríamos que probar, y en última instancia él.

Pero al final de la clase del viernes cambiamos de opinión, ¡banpen fugyo!, y decidimos que había llegado el momento. La hora de la Verdad para Sergio Serrano. El momento del Sakki Test. Y así lo anunciamos, para sorpresa suya y de todos los presentes, que nada sabían del asunto.

Se acordó que yo tendría el honor y la responsabilidad de ser el primero en administrarle la prueba. Si fallaba, la segunda oportunidad iría a cargo de Kim el sábado. Y en caso de fallarla, el maestro Serrano le daría la última oportunidad el domingo.

Imposible negar que la responsabilidad que cayó sobre mis hombros me hizo temblar las piernas a la hora de salir al medio del tatami, frente al kamiza, y agarrar el fukuro shinai, que en ese momento debía convertirse en Katsujinken (La espada que da la vida).

Se colocó Sergio Serrano en seiza delante de mí, frente a todos los asistentes, mientras el Shihan Juan Manuel Serrano decía unas palabras, que honestamente soy incapaz de recordar puesto que mi pensamiento estaba en otra galaxia. ¿Y si no estoy a la altura? ¿Y si no consigo transmitirle esa energía, esa intención de matar que debe presentir para esquivar el golpe antes de que le alcance? No puedo hacerle ningún favor. Debo realmente sentir que voy a matarle con ese golpe. Matarle para darle una nueva vida. Esa es mi misión. No puedo fallar.

La sala está en silencio. Supongo que la gente conteniendo la respiración.

Ofrezco el fukuro shinai al Sôke, que nos mira desde el kamiza, con la frase que JuanMa Serrano me dice que él utiliza, “Con el permiso de mi maestro, Hatsumi Sensei, voy a proceder a realizar la prueba del Sakki Test”. Me giro y marco con el fukuro shinai a Sergio unos golpecitos en sus hombros para que se relaje, para que ponga la mente en blanco, mushin, no pensar…tal y como nos lo hizo a nosotros Hatsumi Sensei tantos años atrás.

Coloco el fukuro sobre su coronilla y cierro los ojos. Intento calmar mi mente y mi corazón desbocado. No sé cuánto tiempo pasa. Levanto la espada con los ojos cerrados y la mente en blanco, intento conectar con mi yo interior, con el Sôke, y con todos los guerreros de nuestras tradiciones marciales que nos han precedido y que ellos sí, realmente dieron sus vidas en combate. Y pasado un tiempo lanzo el golpe, a muerte, con toda potencia, a cortarle en dos… y siento algo, no sabría definir, es un flash para mí desde él, y siento que el fukuro impacta en él. Hay murmullos y silencio, se ha empezado a mover pero no ha sido capaz de esquivar a tiempo. No ha pasado la prueba.

Abro los ojos. No siento nada, ni frustración, ni rabia, ni pena, nada. Estoy vacío, lo he dado todo. Entiendo entre brumas que JuanMa quiere que le de otra oportunidad, dice que lo ha sentido y que debe probar de nuevo, una vez más.

Repetimos todo el proceso. Exactamente igual que antes.

Cierro los ojos, levanto el fukuro, me concentro y pasado un tiempo indeterminado siento que debo golpear, y lo hago igual que antes, a toda potencia, y esta vez mi espada corta el aire sin impactar en nada sólido. La sala estalla en aplausos. Abro los ojos. Lo ha presentido en un instante y ha esquivado magníficamente. Eso me dicen. Obviamente yo no he visto nada. Es una avalancha de buyus que vienen a abrazarnos a ambos. No puedo contener la emoción, me resbalan las lágrimas por la cara.

La espada que quita la vida, Satsujinken, se ha transformado en la espada que da la vida, Katsujinken. Bienvenido a la vida Sergio, bienvenido al verdadero Budo.

IMG-20151108-WA0003

El día más importante en mi trayectoria de Budo fue en el Tai Kai de Barcelona de 1997, cuando pasé el Sakki Test con Hatsumi Sensei. Y este ha sido mi segundo día más importante, cuando le he dado la vida a mi alumno realizando la prueba sagrada del Sakki Test. He cerrado el círculo. Soy feliz.

IMG-20151108-WA0024

Hace bastantes años ya que JuanMa Serrano administró su primer Sakki Test y escribió sobre sus sentimientos al respecto. Esta era también mi primera vez. Con su permiso copio aquí apenas dos párrafos de su artículo que os recomiendo leer entero aquí (Dando Vida)

A mi entender, lo definiría como el momento en que el alumno se iguala al maestro, ambos corazones van al unísono. Sabido es que en la antigüedad esta prueba se realizaba con katana real, por lo tanto era una VERDADERA PRUEBA DE VIDA. De ahí su significado: “Sakki Test, la Prueba de la Verdad”.
Es un verdadero sentimiento de VIDA, y esto me hace pensar cuanta vida nos ha estado regalando el Sôke a lo largo de todos estos años. ¿Seremos capaces de agradecérselo lo suficiente? En realidad él nos DA VIDA, SU VIDA, en cada entrenamiento, cada dibujo, cada golpe, cada vez que nos habla, en cada vídeo que transmite su palabra y su técnica.

IMG-20151108-WA0027

No quiero terminar sin apuntar dos cosas más. Mi enhorabuena y felicidad por el pase a Judan de nuestro alumno Víctor Bayod, refrendado por JuanMa Serrano, al cual se le entregó su parche de Shihan, y mi enhorabuena igualmente para Jordi Gallardo, de Bujinkan Pedraforca Dojo, que recibió en esta ocasión el diploma de 14º dan otorgado por el Sôke Hatsumi y que le fue entregado por su maestro JuanManuel Serrano.

victor judan

 

jordi14

¡Gracias por todo JuanMa! En definitiva, mucha intensidad, mucho sudor, mucha entrega y muchas emociones. Creo que no se puede pedir más para la inauguración del dojo de Victor Bayod, Bujinkan Okami Bushi Dojo. Nuestro mejores deseos en su nueva andadura.

Gambatte Kudasae!

Dani Esteban – Kôryu-

grupo

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: