Ciclo cerrado. Nuevo ciclo.

22 12 2015

Empecé a practicar artes marciales en 1980, hace 35 años, y Bujinkan concretamente en marzo de 1987, pronto hará 29 años.

Cuando empecé en Bujinkan jamás pensé que algún día sería instructor/profesor/maestro.

Pero alentado por mis maestros de aquel entonces comencé a dar mis primeras clases en 1991, con el cinto negro recién estrenado, lo que hoy sería un Shidoshi-Ho.

Por supuesto nunca creí que yo llegaría a pasar el Sakki Test y que me convertiría en 5º dan y Shidoshi. Pero sucedió. Pasé mi Sakki Test en casa, en el Tai Kai de Barcelona, en octubre de 1997, 10 años después de mi inicio, de la mano de Hatsumi Sôke –entonces nadie más que él podía realizar la prueba-.

Así pues, llevo impartiendo clases 25 años. No está mal puesto que tengo casi 51 años de edad.

Durante estos 25 años han pasado por mis manos, o mejor tendría que decir por nuestras manos -pues hasta hace bien poco siempre hemos impartido las clases conjuntamente con mi hermano marcial Kim Oliveras- cientos de alumnos.

Cientos de alumnos han pasado por nuestras clases, unos se quedaron durante muy poco tiempo, otros durante años, y alguno, sólo alguno, continúa todavía en nuestro dojo.

He estudiado con muchos instructores de la Bujinkan, de todo tipo y condición, en muchísimos cursos, tanto en España como en el extranjero, y por supuesto asistí a muchos Tai Kais de Hatsumi Sensei, no sé a cuantos, no llevo la cuenta, a todos los que pude.

He viajado a Japón unas cuantas veces, no sé exactamente si 11 o 12, tendría que mirarlo, no soy de los que las cuentan y hacen alarde de ello. Siempre y cuando he podido he viajado a la fuente. Y sigo estudiando y aprendiendo continuamente, incansablemente, por todos los medios a mi alcance.

En el año 2010, 23 años después de mi inicio en Bujinkan, tuve el gran honor de recibir el Menkyo de 15º dan, otorgado por Hatsumi Sensei, con el cual me quería decir que ya no era un niño marcial…que había superado mi fase de entrenamiento y que ya estaba preparado para salir al mundo del Budo real. Así lo entiendo yo.

Y en el año 2013, fecha de mi último viaje a Japón, recibí de manos del Sôke la medalla de oro de la Bujinkan.

Pensaba que ya nada más, nada destacable me refiero, me podía suceder en mi trayectoria en la Bujinkan. Pero me equivocaba, olvidaba un par de detalles que hoy considero de gran importancia a nivel personal.

Como he dicho antes, por mis manos han pasado muchísimos alumnos, y en su día fue para mí –o para nosotros- un orgullo y un honor que varios de ellos pasasen el Sakki Test, presentados por nosotros, en Japón. ¿Qué más se podía pedir? Nacimos del 0 marcial, y crecimos y tuvimos hijos marciales que a la postre llegaron a ser Shidoshis.

Pero este año 2015 considero que ha sido la culminación, el cierre de mi círculo personal en la Bujinkan.
Hace apenas 2 meses uno de mis alumnos más antiguos ha alcanzado finalmente el grado de Judan, y como colofón, tuve el honor de “dar la vida” a otro de ellos realizándole la prueba del Sakki Test, con permiso del Sôke Hatsumi, prueba que superó de forma excelente creando entre nosotros un vínculo de por vida.

Sé que hay muchos Shihanes en la Bujinkan que han tenido y tienen muchos alumnos que han alcanzado a su vez el grado de Shihan, y que han realizado muchos Sakki Test, tanto a alumnos suyos como a otros. Pero no es mi caso. Sólo uno de cada. Para mí es mucho más que suficiente. No pido más.

Dice Sensei que este año se acaba para él un ciclo de 42 años –desde que murió Takamatsu Sensei- y que el próximo año se inicia un nuevo ciclo en la Bujinkan, uno que él iniciará pero que no sabe a dónde llegará…pero que será un nuevo ciclo del cual ha pedido a los Shihanes japoneses que se hagan responsables. Sus palabras fueron:”Siento que durante estos 42 años he sido capaz de traspasaros todo lo que Takamatsu Sensei me enseñó…las técnicas se han acabado. Estoy enseñando más allá de la técnica”.

Los números son importantes en la simbología y las creencias japonesas. Y Sensei juega mucho con ellos y los tiene muy en cuenta. Por eso este post está también lleno de números. Es un minúsculo homenaje o licencia que me permito.

Bien, pues como dije antes, considero que un ciclo ha acabado para mí en la Bujinkan. Y este ciclo habrá durado 29 años dentro de menos de 3 meses. 29 es un número con significado para mí. Nací un 29 de diciembre y siempre me ha gustado el número.

Hoy daré mi última clase de 2015 y probablemente iniciaré mi siguiente ciclo en la Bujinkan el próximo mes de enero, tal y como he venido haciendo siempre, estudiando, aprendiendo, practicando y enseñando. Pero ahora mismo tengo muchas dudas de cómo voy a orientar este nuevo ciclo personal.

Lo que yo creo que es seguro es que próximamente van a haber cambios importantes en la Bujinkan, en la mente de todos están. Pero se produzcan o no dichos cambios, lo que tengo claro es que se van a producir cambios en mi relación con ella; pero también en mi entrenamiento, en mi dojo y con mis alumnos. Se ha cerrado un ciclo y debe empezar otro nuevo.

Mientras tanto, ¡Banpen Fugyo y Gambatte Kudasae!

Os deseo a todos Felices Fiestas y un Próspero Año 2016.

Dani Esteban -Kôryu-

Bujinkan 15º dan

dragon_enso_by_catherinejao-d4p19an

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

30 12 2015
tatsujin

muy bueno!, espero que en el futuro tenga lo oportunidad de cerrar un ciclo como usted ,por ahora me limito a seguir el inicio de mi ciclo en el budo, muchas gracias por compartir sus experiencias, saludos!!

30 12 2015
bushidojo

gracias Tatsujin. cada cual tiene su momento, sólo hay que fluir. nagare y gambatte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: