Homosexualidad en el Japón feudal

7 03 2016

homosexuality 3

Las prácticas homosexuales son un aspecto integral de la cultura samurai que a menudo se pasa por alto o se desestima en los estudios de las clases guerreras japonesas. La homosexualidad entre hombres era, en la mayoría de los casos, aceptable, y una práctica muy extendida entre los samuráis, así como en otras clases sociales en el Japón feudal. El eminente autor sobre el tema, Gary Leupp incluso ha compilado una lista de figuras de renombre que está demostrado que tenían prácticas homosexuales:

  • Shogun Minamoto Yoritomo
  • Shogun Ashikaga Takauji
  • Shogun Ashikaga Yoshimitsu
  • Shogun Ashikaga Yoshimochi
  • Shogun Ashikaga Yoshinori
  • Shogun Ashikaga Yoshimasa
  • Shogun Ashikaga Yoshiteru
  • Shogun Tokugawa Ieyasu
  • Shogun Tokugawa Tsunayoshi
  • Shogun Tokugawa Ienobu
  • Shogun Tokugawa Ieshige
  • Shogun Tokugawa Ieharu
  • Shogun Tokugawa Ienari
  • Hosokawa Takakuni
  • Hosokawa Fujitaka
  • Takeda Shingen
  • Oda Nobunaga
  • Toyotomi Hideyoshi
  • Toyotomi Hidetsugu
  • Uesugi Kenshin
  • Maeda Toshiie
  • Fukushima Masanori
  • Ogasawara Hidemasa
  • Miyamoto Musashi

homosexuality-in-japanese-buddhism

Podría ser un término equivocado, sin embargo, atribuir el calificativo de homosexuales cualquiera de estos hombres. La comprensión de la sexualidad japonesa no estaba fijada como la vemos hoy en día. De hecho, en 1640 vemos en el Denbu Monogatari  que los hombres se bañan en un río para escapar del calor. Comienzan a debatir si es mejor el amor de un chico o el de una mujer. Al final llegan a la conclusión de que las relaciones heterosexuales son lo mejor,pero no sin antes admitir que las actividades eróticas hombre-hombre se adaptan bien a los círculos más altos de la aristocracia guerrera“. En otra historia, un juez de edad avanzada,después de escuchar los argumentos apasionados de las dos partes, aconseja que lo más prudente es seguir los dos caminos con moderación, lo que ayuda a prevenir el exceso en cualquiera de los dos.

En una extraña contradicción, sin embargo, mientras que la sexualidad era fluida, y la mayoría eran libres para disfrutar de relaciones heterosexuales y homosexuales, tales relaciones siguieron reglas estrictas, un ejemplo de ello es wakashudo, literalmente, el camino de los jóvenes. El uso del carácter do es el mismo que en Judo o Aikido y literalmente significa camino o sendero, vía. Las connotaciones comunes de una vida de estudio y de un sistema de estricta jerarquía que está presente en el idioma eran reflejadas en la naturaleza de este tipo de relaciones.

Tal vez el origen de todo esto se encuentre en los orígenes de la práctica de nanshokutérmino que designa el carácter homosexual en japonés antiguoen los monasterios budistas de Japón. Un entorno aislado y completamente masculino, no es sorprendente que la práctica de nanshoku floreciese allí. Con el gran advenimiento de la clase samurai en el siglo XIV, más de un muchacho joven samurai fue enviado a recibir su educación en los monasterios budistas y así entró en contacto con el concepto de nanshoku, y muchos fueron tomados como chigo o acólitos por el nenja -miembro mayor o tutor-.

Homosexuality 2

Con el tiempo, la cultura que era frecuente en los monasterios se traspasó a la cultura de los samurái y el nanshoku se vio transformado en wakashudo. El concepto seguía siendo el mismo, un mentor más viejo y un acólito más joven, normalmente en los últimos años de su juventud. En wakashudo particularmente, había un límite estricto sobre la duración de la relación, y cualquier conducta sexual entre la pareja terminaba normalmente cuando la belleza de la juventud se había desvanecidodejando tras de sí un vínculo espiritual fuerte y duradero.

Esto fue en última instancia, el objetivo de la relación homosexual en el Japón feudal, la formación de este enlace o vínculo. De una manera que es de hecho similar a los ejemplos griego y árabe de la homosexualidad, los vínculos formados en el dormitorio estaban destinados a durar en el campo de batalla. De hecho, el periodo Sengoku, con los hombres pasando largos períodos de tiempo en compañía de los demás hombres, vio la mayor explosión de relaciones homosexuales. Esto continuó hasta el punto de que el Shoninki, escrito poco después del final del Sengoku Jidai, propone intentar “emborrachar a alguien con alcohol, sexo, placer, o juegos de azar con el fin de atraerlo hacia tu propósito.

Incluso en el trabajo de Masazumi, sin embargo, esto está calificado. Cuando estés disfrutando de esos placeres, debes mantener el control de tu mente y estar seguro de no perder el auto-control.” Mientras que en el marco de los trabajos del shinobi era algo de sentido práctico, existía un sentimiento similar entre los amantes regulares, que si bien la intimidad sexual era buena, era importante no perderse en ella, de ahí la restricción sobre cuanto debía durar la relación de intimidad sexual.

homosexuality 1

Como resultado de la política del shogunato Tokugawa que obligó a los Samurai a gravitar hacia las ciudades-castillo, la cultura homosexual que habían creado se vino con ellos. Esto llevó a Saikaku Ihara a escribir que [Edo] era una ciudad de solteros no muy diferente de los monasterios del Monte Koya.La formalización de la educación y la formación marcial también, alentó el ideal de wakashudo de relaciones entre chigonenja.

Con la restauración Meiji, y la apertura de las fronteras de Japón a Occidente, una vez más, la cultura abierta de la homosexualidad fue atacada. La práctica fue condenada por el oeste institucionalmente homofóbico y, en un intento de emular a las naciones que ellos percibían como más avanzadas y poderosas que ellos, los japoneses adoptaron una postura pseudo-occidental de intolerancia y homofobia. A pesar de haber sido una parte integral de la cultura guerrera y religiosa durante muchos años, los japoneses empezaron a ver el deseo homosexual como una enfermedad mental no natural y una “vergüenza nacional” que daba una mala imagen de Japón como nación.

La concepción japonesa del amor homosexual era una cosa extraña. Libre y abiertamente aceptado en todos los estratos de la sociedad, pero en particular por la élite gobernante. Sin embargo, al mismo tiempo sujetos a normas y códigos estrictos que a veces requerían que los participantes en la relación firmasen documentos para ratificar el acuerdo. Si bien hay paralelismos que se pueden extraer con la homosexualidad que vemos en la tradición griega, la homosexualidad japonesa carece de las connotaciones de la vergüenza que ciertas prácticas griegas, en particular el sexo anal, tienen. Las prácticas homosexuales eran vistas como puras y virtuosas, a menudo más que el sexo con las mujeres, y era una práctica que fue alabado en lugar de denunciada durante dos mil años antes de que la influencia occidental arribase a tierras japonesas.

(No estoy haciendo una declaración de intenciones aquí, eso sería para otro lugar y momento. No estoy condonando ni condenando nada, simplemente se trata de entender y relatar los hechos. La práctica de la pederastia, que obviamente es detestable para nosotros hoy en día, era un hecho común de la vida en aquel momento en cuestión, por lo tanto, en el artículo se trata de una manera franca y sin prejuicios.)

Artículo original de Jack Sharp, publicado en samuraido.org

Traducción del inglés de Dani Esteban -Kôryu-, con permiso del autor.

Para saber más: Homosexualidad en Japón

 

 

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.




A %d blogueros les gusta esto: