LAS REGLAS DEL NINJA

20 12 2016

Las Reglas del ninja

Capítulo del libro “Essence of Ninjutsu, the nine traditions”, de Hatsumi Masaaki

traducción del libro por Dani Esteban -Kôryu-, marzo de 2.000

 

Cuando intento encontrar la razón de la supervivencia de las nueve tradiciones del ninjutsu durante más de 1000 años, creo que es debido a que cada Soke o cabeza de familia ha transmitido oralmente cada experiencia de su conocimiento. Los cabezas de familia arriesgaban sus vidas para obtener el conocimiento y esas experiencias llegaron a ser las reglas del ninja. El ninja creó reglas para guiarse de acuerdo con las reglas divinas. Estas reglas son creadas naturalmente y pueden adaptarse a cada momento histórico y a cada situación ambiental. A través de ellas uno llega a ser consciente del kyojitsu tenkan ho, o intercambio verdad-falsedad, a través del entrenamiento en Ninpo taijutsu. Estas reglas son como “los siete caminos-tres direcciones” del método ninja del disfraz; los siete secretos del disfraz más tres hacen diez, y el diez simboliza aquello que trae suerte alejando la maldad.

Los objetivos del ninja son: primero, usar el ninjutsu para infiltrarse en el campo enemigo y observar la situación para poder desarrollar entonces las estrategias para un ataque por sorpresa o para una disensión interna. Es cierto que no tenemos elección, pero para luchar por la victoria en un momento en que nuestro enemigo emprende ciertas acciones contra nosotros normalmente deberíamos lograr pasar inadvertidos, de tal forma que pudiésemos encaminar nuestras acciones hacia un final satisfactorio. Aquí estoy hablando del campo enemigo como de algo con forma, pero quisiera apuntar que el enemigo puede incluso encontrarse en la naturaleza o en las almas de otros seres humanos. Además este esfuerzo debería estar encaminado hacia el propio soberano y el propio país, a proteger la propia nación y a uno mismo, y a asegurar la paz por ambos lados.

Segundo, el ninja debería trabajar para su patria a través de un espíritu de justicia y cultivar su alma hacia su maestro y su familia. Nunca usará el ninjutsu para su provecho personal, deseo o como diversión o espectáculo. Un punto importante a recordar en la lucha para la protección de la justicia es pensar simplemente acerca del hecho de que la justicia del enemigo está a menudo malinterpretada como injusta. Se nos dice que debemos prestar nuestros servicios a maestros y familiares, y en Japón se dice que la relación entre padres e hijos dura una generación, entre marido y esposa, dos generaciones, y entre maestro y alumno dura tres generaciones. Esto enfatiza cuánto estamos en deuda con nuestros maestros y cuán importante es ofrecerles nuestros servicios.

Me gustaría hablar acerca de mí mismo hoy en día, quince años después de la muerte de Takamatsu Sensei. Mis alumnos han madurado y yo siento que ahora puedo llamarles verdaderamente alumnos. Hay un proverbio japonés que nos dice que debemos caminar un metro por detrás de nuestro maestro teniendo cuidado de no pisar su sombra. Hubo un tiempo en que creía que este proverbio nos enseñaba a seguir los pasos de nuestro maestro, pero manteniendo una distancia para evitar pisar rudamente su sombra. En realidad no podemos pisar la sombra de nadie porque ésta estará siempre sobre los pies de aquél que supuestamente la ha pisado. Un maestro es como la sombra de su alumno así como una copia de la sombra de su mentor. En muchas ocasiones, cuando Takamatsu Sensei me enseñaba, tenía la sensación de que iba a estar caminando sobre su sombra durante toda mi vida, pero he llegado a la profunda conclusión de que actualmente no estoy pisando su sombra.

Muchos alumnos vienen a mí; hay mucha gente que disfruta ganando más alumnos, pero yo no, y esto se debe a que no importa cuantos alumnos tengas: si mi espíritu interior no se transmite correctamente es como si no tuviera alumnos. Incluso si entrenas espiritualmente toda tu vida, lo que puedes alcanzar a través del despertar espiritual (en el sentido opuesto a iluminación espiritual) es limitado. Es apropiado decir que lo que obtienes es solamente la punta del iceberg, lo que quiero decir es que incluso si tu entiendes la palabra “aire”, no significa necesariamente que comprendas qué es el aire. Hay mucha gente que no puede despertar espiritualmente aunque se esfuerce toda su vida; es más, hay quién es consciente de que nunca será capaz de alcanzar la iluminación aunque continúe esforzándose durante toda su vida. El despertar espiritual no guarda relación con la cantidad de tiempo que se dedique al entrenamiento. Una sala de entrenamiento, en términos budistas, es un lugar donde Shakyamuni alcanza Budahood. La sala de entrenamiento no es una parcela de terreno, es un espacio para la iluminación.

Había un famoso monje japonés llamado Ryokan que siempre jugaba con los niños. Cierta vez, cuando los brotes de bambú empezaban a crecer bajo su casa, hizo agujeros en el suelo para dejarlos crecer. Se dice que incluso hizo agujeros en el techo cuando el bambú creció. La cantidad de agujeros provocó el derrumbamiento de su casa, con lo cual Ryokan nunca más tuvo ni sala de entrenamiento ni alumnos. Había otro sacerdote budista llamado Tosui que tenía una sala de entrenamiento muy grande y muchos alumnos. Sin embargo, se dice que lo abandonó todo y llegó a ser un mendigo. Reunía a las masas y enseñaba sus conocimientos en las calles. Creo que ambos, Ryokan y Tosui, se dieron cuenta de que la gente acudía en tropel a una sala de entrenamiento establecida y que eso aseguraba el crecimiento de la organización, pero la asistencia no asegura el despertar.

Uno no está autorizado a utilizar el ninjutsu con propósitos de diversión o a modo de espectáculos de magia. Si uno usa el ninjutsu para esos propósitos, deja de ser ninjutsu para infectarse de hechicería o brujería. Alguien así no será capaz de vivir en sociedad con otras personas, sino que tendría que vivir entre serpientes, sapos y gusanos, en un mundo donde nunca brillase el sol.

El conocimiento que surge del egoísmo y el deseo interesado conducen a una dirección desenfocada. Si olvidas las reglas del ninja y subes al tranvía llamado deseo llegarás como destino final a la Estación del Estafador, o a la Estación Prisión, o a la Estación Ataúd si abordas el tranvía con pensamientos violentos en mente.

Hay algo peculiarmente fascinante en el ninjutsu, y es que un mal ninja que se aprovecha de aquello que ha aprendido desaparecerá como un vulgar comerciante o como un estúpido gángster. Al igual que los seguidores que empiezan a sentirse perezosos una vez que el dojo está firmemente establecido, cuando un ninja expresa sus deseos de manera ostensible, sus habilidades se vuelven impotentes.

En tercer lugar, el ninjutsu le da gran importancia al hojutsu, o lo que es lo mismo, kyojitsu tenkan ho, o método de intercambio verdad-falsedad. Puedes usar el taijutsu sin revelarte al enemigo, pero cuando no hay otra alternativa puedes usar el happo hiken, o los ocho métodos secretos del uso de la espada o utensilios ninja para confundir al enemigo. Es importante confundirle. Es posible decir que el hojutsu pone más énfasis en atacar la mente que el cuerpo. Esto significa que el ninja utiliza técnicas de investigación, espionaje, cautela y conspiración así como verdad y falsedad, con el objetivo de guiar a su comunidad hacia la victoria.

Siempre les digo a mis alumnos que intenten alcanzar el conocimiento a través del taijutsu o técnicas del cuerpo, ya que la estrategia y los cambios de cada una de ellas tienen algo en común con la estrategia y los cambios de la Madre Naturaleza, y eso es algo que no se puede entender hasta que estudias conmigo. El entrenamiento en las técnicas corporales, el cambio, y la verdad-falsedad te guiarán por el camino de la justicia.

En cuarto lugar, un ninja debe aprender el uso de la pólvora, los utensilios ninja y las drogas, incluyendo tanto las medicinas curativas como los venenos. Hay un importante corolario a esta regla que dice que no debes matar a tu enemigo ya que el ninja reconoce el principio según el cual el mal acaba destruyéndose a sí mismo y, de acuerdo con la vida humana, una persona se considera muerta si su alma está muerta aunque su cuerpo permanezca vivo. El ninja fomenta y promueve este espíritu de justicia.

Quinto, el ninja debe emplear un tiempo considerable en la práctica de cada una de las armas que va a utilizar. Está escrito que debe sacar partido y aprender de sus instintos. La forma de agarrar y usar las armas cambia con los tiempos y lo que hoy es válido, mañana puede no serlo. En japonés, la palabra “arma” y la palabra “nada” se pronuncian ambas como “bu”, lo cual significa que debemos fomentar la habilidad de usar armas las cuales nunca antes hayamos usado. Cuando visité Nueva York algunos de mis colegas quedaron muy sorprendidos de cómo era capaz de manejar cualquier arma que me daban; me llamaban mago.

En sexto lugar, el ninja debe siempre estar en contacto directo con la meteorología, la fisiografía y la geografía, ya que a través de la meteorología y la fisiografía podemos aprender acerca de los cambios y el verdadero carácter de la Madre Naturaleza. Esto no se trata de un aprendizaje académico sino de experiencia actual que envuelve e involucra nuestro cuerpo entero permitiéndonos comprender el silencioso lenguaje de la Madre Naturaleza a través de la transmisión de sentimientos y de la percepción. Puede ser como conversar con Dios.

Séptimo, en un tiempo en que Japón se encontraba inmerso en una guerra civil, los ninja que rompían las reglas eran severamente castigados. Incluso sus familiares más cercanos podían ser decapitados, exilados o condenados al ostracismo. Cuando se extiende una guerra los ninja siempre se hallan en situaciones límite en las que deben vivir confinados a estas reglas. Este es el motivo por el cual su filosofía dice que se debe intentar evitar la lucha, escabullirse y desaparecer hasta que termine todo.

Quiero explicar aquí el significado de la palabra “expulsión”. En términos budistas significa despojar de sus derechos al discípulo y echarlo de la secta. En ninjutsu también significa destituir a una persona del ryu (escuela), aunque yo tengo una interpretación algo diferente. Más que destituir a un alumno, lo que yo espero es que él pueda llegar a tener éxito a través de un nuevo sentimiento para resolver aquello que surgió de sus errores. De todos modos, nunca he tenido que expulsar a ningún alumno, aunque sí que he dado por perdidos a algunos. Pueden preguntarse cómo les doy por perdidos pero no los expulso; pues bien, ello es debido a que han llegado a un nivel inferior incluso al de los animales.

A mis alumnos les digo que creo que es bueno estar en desacuerdo y discutir entre ellos, y no sólo es bueno para ellos, sino también entre maestros y alumnos es bueno estar en desacuerdo de vez en cuando. Esto no significa que deban continuar guardándose rencor el uno al otro ni nada parecido. Padres e hijos, hermanos y hermanas, todos ellos riñen y disputan algunas veces, y esto es muy parecido. Es natural dar la bienvenida a alguien que ha abandonado el entrenamiento y que decide volver, con el mismo amor y la misma alegría que compartiríamos con un miembro de nuestra familia que se hubiera marchado y que regresa a casa.

Octavo, el ninja no debe matar a otro ninja, ni dañar a ciudadanos honestos, ni robar dinero u objetos valiosos. Aquí es donde reside la diferencia entre la magia y el ninjutsu.

Noveno, el ninja debe siempre cuidar de sí mismo, fortalecer su cuerpo, ser rápido en la acción y estudiar todas aquellas cosas que le lleven a conseguir maestría y habilidad. Yo amo la música, toco la guitarra eléctrica, practico danzas japonesas, me encanta escribir y pintar, y estoy trabajando duramente para desarrollar el alma del ninjutsu.

Décimo, el ninja debe realizar el entrenamiento asignado. Hay dieciocho áreas de entrenamiento, a saber: desarrollo espiritual, koshijutsu, koppojutsu, manejo de la espada, manejo de bastón, lanzamiento de hojas, uso de la cadena y la hoz, lanzas y alabardas, equitación, natación, técnicas de pólvora, conspiración, espionaje, asalto, escape, disfraz, meteorología y fisiografía.

El ninja debe entrenar intensamente, lo cual significa que debe perseverar en pos de dicho entrenamiento. La vida del ninja es una vida simple y regular en la cual entrena en las 18 habilidades, día tras día, al mismo tiempo que se guía por el resto de las reglas del ninja. Estos son los elementos básicos del gran secreto de los ninja, del cual se puede decir que es un secreto sutil. Las reglas del ninja no son crueles ni demasiado exigentes, son simplemente las reglas que sigue el experto cauteloso para descubrir y proteger la verdad.

Voy a añadir unas palabras acerca de los hechizos de protección. Nadie tiene la última palabra en las artes marciales y hay una regla que enseña que las artes son técnicas para defensa propia pero no para ataque. Esta postura de defensa es como un puño a la contra, el cual es más fuerte que un puño de ataque. Una persona a la defensiva está en una actitud más relajada. Si tienes resistencia y planeas cuidadosamente tu defensa, el camino hacia la victoria aparecerá naturalmente ante tí. Esto significa que el Dios de la Naturaleza te proporcionará un hechizo de protección.

Así pues, las reglas del ninja son de hecho como un hechizo para proteger tu vida.

foto-portada

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: