Y tú ¿qué opinas?

15 12 2017

El otro día tuvimos una larga charla entre varios Shihanes amigos, todos con una larguísima trayectoria en Bujinkan, y también algún alumno de alto grado, Shidoshis, con muchos años de entreno a sus espaldas.

La charla versó sobre la situación actual de nuestra organización, recuerdos de como era todo en el pasado, temas de candente actualidad en Bujinkan, etc.

Comentamos entre otras cosas que los tiempos han cambiado mucho desde nuestros primeros años y que ahora se entrena de manera muy diferente, tanto en Japón como en los dojos de casi todo el mundo. Que si ya no se entrena tan duro como antes, ya que las nuevas generaciones de jóvenes no aceptan el dolor, tema sacado a relucir en las redes sociales a raíz de que así lo expresara uno de los Top Shihan japoneses, etc. También hablamos del tema de los grados, muy de actualidad también con los nuevos menkyo de Dai Shihan que están recibiendo casi todos los Shihanes que viajan a ver a Sensei estos últimos tiempos, etc.

Hubieron opiniones diferentes y respuestas a esas opiniones también de todo tipo. Voy a intentar hacer un resumen de las diferentes opiniones que salieron reflejadas, de forma objetiva y tal cual salieron, y que cada uno vea después si se posiciona en alguna de ellas o tiene otra diferente. Sería interesante que saliese un debate sobre esto, pero como esto no es un foro, va a ser difícil que la gente responda con sus opiniones al respecto.

Uno de los Shihanes comentaba que la gente se ha vuelto vaga y cómoda, posiblemente porque no tienen ya que hacer esfuerzo alguno por nada ni para nada. Decía que como los grados llegan sin esfuerzo, y la información fluye por la red sin problema, ya no hay que hacer sacrificios, todo es fácil y cómodo. Todo es más fácil hoy en día y en la medida que es más fácil deja de tener valor para la gente. Al menos ya no tiene ni una mínima parte del valor que le dábamos a según que cosas en nuestros tiempos: apuntes de técnicas de  una escuela en concreto, un vídeo, un seminario en nuestro país con un  instructor de prestigio, la salida de un libro de Sensei…

Otro compañero se lamentaba de que hoy en día hay mucho marketing en el budo, y que con dinero y sin esfuerzo se pueden conseguir los grados…y todo esto ha hecho que la gente se haya vuelto blanda, vaga y carente de compromiso, de lealtad y de constancia. No hace falta entrenar duro ni esforzarse mucho ya que el grado lo van a tener igual, aunque sea simplemente pagando.

Hay que anotar aquí, que todos los presentes en la reunión teníamos una edad comprendida entre los 40 y los cincuenta y tantos. Y claro, salió cómo no, a relucir el tema de las nuevas generaciones, de los jóvenes que ahora tienen la misma edad a la que nos apuntamos nosotros a hacer Ninjutsu, sobre la veintena. Esta generación lo quiere todo fácil y rápido, aquí y ahora y porque yo lo valgo. No tienen tiempo para entrenar, si llueve no van a entrenar, si les duele un pie no van a entrenar, si están con la novia no van a entrenar. Cualquier excusa es buena para faltar al dojo. No saben de esfuerzo. Esfuerzo personal en tiempo dedicado a formación, entrenamiento, estudio, aprendizaje, investigación, etc.… Esfuerzo económico para viajar a seminarios, para comprar material de formación (armas, libros, videos..).

Otro de los Shihanes presentes opinó que para él no es verdad que ahora se entrene más suave porque hayan cambiado los tiempos. Cree que la razón es que los instructores en general han bajado el nivel en sus clases. Y puso el ejemplo del propio Shihan japonés que se lamentaba de eso, de la falta de aceptación de dureza y dolor en las nuevas generaciones, y que él mismo, ese Shihan japonés, ha cambiado radicalmente los últimos años y ha pasado de ser un duro a darle a la gente lo que quiere, haciendo de sus clases una experiencia placentera entre algodones cuando hace años salíamos todos de allí llenos de moratones y rebentados.

Salió la opinión también de que hacer las clases duras tampoco es entrenar mejor ni más real, pero sí necesario, si lo que se pretende es conseguir el objetivo marcial. Otra cosa es que la gente sólo busque pasar un rato divertido moviendo un poco el cuerpo….
En opinión de este compañero se suavizan las clases para llenar los dojos, hoy día hay poco interés por el Budo real y menos aún en sufrir.

Salió también la opinión de que no es tan cierto lo de la blandura de los entrenos, un compañero decía que hoy en día se puede entrenar tan duro como quieras, nada lo impide, y en eso tiene obviamente razón, y está claro que muchos alumnos no querrán recibir, pero somos nosotros, con nuestros actos, los que definimos a nuestros alumnos.
Si quieres alumnos duros, entrena duro. Si quieres muchos alumnos, ese no es el camino.

Hablamos sobre aquellos cursos del pasado, seminarios de fin de semana con un montón de gente y de los Tai Kai de Sensei…con añoranza…
Comentamos que ahora ya poca gente va a cursos, pero tampoco nosotros mismos, cada vez menos, y está claro que hay instructores con muchas cosas que aportar. Pero si los alumnos ven que su instructor no se mueve, menos lo van a hacer ellos.

Hablando sobre cómo ha cambiado la cosa en Japón, otro de los Shihanes opinó que Japón, para muchos, también ha perdido interés en cuanto a aprender más, y en cambio ha ganado en cuanto a postureo y obtener diplomas, y hacer contactos para sacar seminarios en otros países. Comentaba este compañero que también hay muchos instructores que se “han vendido” con el paso de los años, y que como tienen que vivir de esto pues le están dando a la gente lo que quieren: diversión, sentirse importantes, grados, menkyos, etc. Puro pan y circo.

Salieron otras preguntas y reflexiones, también así como auto críticas: ¿Cuántos instructores entrenan, ojo! no dar clases, sino entrenar entrenar ellos aparte de dar las clases algunas horas a la semana?, ¿cuántos investigan en el dojo y no delante del ordenador? ¿Cuántos viajan para entrenar con otros instructores?
Se comentó que obviamente hay gente muy seria y comprometida entrenando por el mundo, en la Bujinkan, gente que entrena de forma seria sin hacer ruido, ni salir en internet, pero esos no se ven, no son los que se promocionan, no se hacen la foto, y por lo tanto no sabemos cuántos son en comparación con el resto.

Un Shidoshi de larga trayectoria, que se había unido a nuestra charla, comentó que el tiempo pondría a cada cual en su lugar, pero en general no estuvimos de acuerdo con eso. Se comentó que hace muchos años que oímos esa misma historia, que el tiempo pondrá a cada uno en su lugar y que los malos y falsos caerán…pero van pasando los años, décadas, y nada de eso ha sucedido, todos siguen ahí, buenas y malas personas, buenos y mediocres y malos artistas marciales, todos están en activo.

Y se comentó al respecto que Sensei no premia ni la excelencia, ni la técnica, ni nada relacionado con lo marcial, ni siquiera personal, premia que vayas a verlo, que llevas muchos años estando ahí, hagas lo que hagas en tu país, él no lo sabe. Si vas, tienes grado, diploma, medalla , menkyo… entrenes bien o mal, o incluso aunque no entrenes. Esa es la pura realidad objetiva. Y no pasa nada. Comentamos que todo esto ya pasó con los primeros grados de Judan, luego siguió pasando con los Jugodan y más tarde con los nuevos Menkyo y ahora con los de Dai Shihan. 

Todos estuvimos de acuerdo que hemos de aceptarlo todos, puesto que es deseo de nuestro Sôke que así sea. Personalmente te puede gustar más o menos o quizás te gustaría que fuese de otra manera. Bueno, pero no está en tu mano. O aceptas las decisiones del Sôke o simplemente te quitas el parche de la Buinkan y te marchas. Así de fácil. Lo que no es de recibo es que haya gente de alto grado que haga duras críticas abiertamente a todo esto pero siga estando dentro de la organización. No es aceptable. Esto no es un club de fútbol donde yo como socio puedo criticar al Presidente del Club y la gestión de la Junta Directiva y hacer campaña en su contra y atraerme acólitos con la esperanza de derrotarle en las próximas elecciones y ponerme yo al frente como Presidente. No, esto no funciona así. Aquí hay un Sôke y manda él, y nunca vas a mandar tú. Así que como dice un sabio dicho nuestro que ya es mundial en Bujinkan: ¡Calla y entrena!

Acabamos hablando de cuál creíamos cada uno que sería el futuro de la Bujinkan, pero hablar de eso ahora convertiría este artículo en un ladrillo demasiado grande, ya será quizás tema para otro artículo…

Y tú ¿qué opinas?

 

Anuncios

Acciones

Información

2 responses

18 12 2017
ALBERT

Buen artículo! En la linia que vengo leyendo todos estos años que he formado parte de bushi dojo y en los que salí a buscar otros caminos.
A fin de cuentas, creo que lo que realmente importa, es como vives tú aquello en lo que te aventuras. Digase bujinkan, digase tiro con arco, digase hacer origami.
Tú enfoque siempre será el correcto discrepen o no. Esten de acuerdo o no. Para ser “corregido” hay que estar en japón, hablar japonés de manera correcta y buscar al shihan a quien darle la vara, asistir cada día a su dojo, preguntar, entrenar, etc…
Lo mismo pasa aquí. El compromiso es complicado. Todos queremos a nuestros padre pero el padre de fulanito mola mucho porque lo lleba al cine cada semana. No? Lo mismo con tú pareja, amigos etc…
Cada uno ha de marcar sú entreno, sú inquietud por aprender o coleccionar papelitos para colgarlos en el salón, poder dar muchas clases a nivel mundial y ganar dinerito con ello, entrenar a la sombra de la resistencia sin ser visto ni adorado por nadie. Todo ello es lícito a final de cuentas porque el Sôke no ha dicho lo contrario. Entonces que hay que hacer? Mi respuesta cambió con los años pero sigo defendiendo que hay que entrenar, entrenar y entrenar agarrado como un mosquito de la cola del caballo que veas que con el tiempo sigue corriendo velozmente, con buen tono físico y bebiendo de la fuente original.
Hay una base y aceleramos el proceso en crear nuestro budo cuando esa base ni es solida y está lleno de fallos. ¿Pero hoy en día es posible beber de un agua pura sin morir en el intento? ¿Es posible dejar de lado todos los demás y centrarte en tú entreno, tus capacidades, tú mejora?
Díficil a mi modoo de ver, pero no imposible.

18 12 2017
Paco

Segun mi experiencia cada maestro entrena de su manera y enseña a su manera… Aunque existen unos pocos que confluyen en una forma de entreno, de enseñanza. Éstos son muy pocos, cierto, pero son los buenos, los que te demuestran lo que practican ataques como ataques y hagas lo que hagas.
La gran mayoría de maestros, por otro lado, se limitan a inventar un budo simple que resulta menos duro de entrenar y justifican sus invenciones con “tengo nivel para crear mi budo, mi estilo”. Son los mismos que publican videos sin darse cienta de sus aberraciones marciales.
Problema de actitud con el budo? No, el problema es que “pasó de moda” i hay malos maestros que no enseñan algo q dé fruto.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.




A %d blogueros les gusta esto: