Mi último día en el Hombu Dojo

8 10 2018

Hoy es un día de octubre de 2007. Pero no es un día cualquiera. Hoy es mi último día en el Hombu Dojo como estudiante residente. Después de estos largos años de estudio y trabajo en Japón es el momento de regresar a los EEUU. De momento, y hasta que regrese de visita, este va a ser mi último entreno con Hatsumi Sôke.

****

Hatsumi Sensei:

“No des tu puñetazo con los brazos, debes darlo con tus pies!”

“No estoy luchando, estoy controlando. Me muevo en los espacios que él crea”

“Yo no lucho. Esta es la diferencia entre un profesional y un aficionado. Yo simplemente juego en el espacio”

“El Budo es el espacio existente entre lo que es y lo que no es”

“El Budo es sentimiento. Si alguien dice que el Budo sólo puede entenderse a través de la forma, está equivocado”

“Yo no hago técnicas, simplemente controlo el espacio”

“Es como pescar. A veces tiras suavemente, a veces dejas ir… si das un tirón brusco, romperás el sedal”

“No hagas nada a tope. Hazlo a 50%”

“Debes tener cuidado de no pensar que el sentimiento existe solo en tu mente o en tus manos. El sentimiento existe a través de todo el cuerpo, vibrando en todas direcciones pero moviéndose a ninguna parte, esperando ser arrastrado en alguna dirección por los vientos del cambio.

Cada parte de ti debe sentir esto. Cada parte de ti debe estar viva. La punta de tu espada, tus dedos de los pies, tus manos, todo debe tener este mismo sentimiento.

Vibrante, Eléctrico, Vivo, Esperando…

Esto es lo que la mayoría de las personas no pueden entender: vibrar en todas las direcciones sin moverte mientras esperas. Tu debes esperar. Debes esperar a que los vientos cambien de dirección. Somos como veleros sin timones. No podemos dirigir el bote, pero podemos ajustar constantemente nuestras formas y manejar los vientos siempre cambiantes. Debes tener fe en que eventualmente los vientos te llevarán a casa. Debes ser paciente y saber en tu corazón que llegarás a casa.”

****

Tras salir a hacer una pequeña demo con Yabu-San, uno de los japoneses dijo que yo le había parecido similar a Hatsumi Sensei. Esto es todo lo que siempre he querido del Budo. No grado ni estudiantes, ni fama o dinero. Ahora puedo relajarme, puedo ser feliz. Puedo vivir.

Espero hasta el final de la clase para comunicarle al Sôke y a Nagato Sensei que me marcho el lunes. Se han sorprendido mucho. Les he agradecido todo de manera formal pero de manera bastante rápida ya que estaba empezando a descomponerme (últimamente he llorado mucho). Y me he ido. Me desearon suerte. Fin.

Danny Fletcher (QEPD), a la izquierda, junto al Sôke y su gran amigo Sleiman.

Una vez más un pequeño homenaje a la memoria de mi buen amigo y buyu Danny Fletcher, que si existe un Cielo de los Budokas, allí estará, asistiendo a las clases de Takamatsu Sensei y del resto de Grandes Maestros en el dojo de los Kami.

Sacado de sus apuntes personales que guardo como un tesoro de valor incalculable. Gracias por todo Danny.

Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Shihan

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.




A %d blogueros les gusta esto: