Si el Maestro guía, el alumno puede aprender. Si el Maestro sólo muestra…

24 01 2019

…al alumno sólo le quedan 3 opciones:

robar*,

buscarse otro maestro,

o fracasar estrepitosamente.

*(robar la técnica y descubrir el método para llegar a hacerla efectiva)

En el año 2011, hace unos 7 años, publiqué en este blog una entrada titulada Objetivos alumno y maestro, que luego republiqué en 2014. Han pasado 5 años más y sigo pensando casi exactamente lo mismo, aunque esta vez voy a darle una vuelta más de tuerca al tema.

El resumen de dicho artículo, Objetivos alumno y maestro, que espero hayáis leído de nuevo antes de continuar y estar leyendo esto, es básicamente que el objetivo del alumno, siempre según mi opinión, es progresar adecuadamente en el estudio de su arte marcial hasta alcanzar la máxima maestría posible; y al mismo tiempo es imperativo mantener siempre una actitud de respeto hacia el Maestro. Pero el responsable de su propio progreso es siempre el alumno. El Maestro sólo pone la guía necesaria para que el alumno lo consiga con su esfuerzo y dedicación. En cuanto al Maestro, mi resumen era que su objetivo debe ser que su alumno lo supere, ofreciéndole día a día lo mejor de sus conocimientos, sin ocultar nada, sin prisa pero sin pausa. Al mismo tiempo y para ello, un Maestro debe reciclarse continuamente, debe seguir estudiando y practicando él mismo para no oxidarse, para seguir en la brecha y poder seguir ofreciendo siempre a sus alumnos la máxima calidad posible en sus enseñanzas. De no ser así el arte se va a convertir en la sopa de la sopa de la sopa… Un buen maestro es aquel que te enseña a ponerte los zapatos para que tú puedas caminar por ti mismo. Hoy caminar, y mañana correr, y un día, lo más cercano posible, dejar atrás a tu Maestro y respetar siempre su memoria sabiendo que él fue quien te ató tus primeros zapatos…

Resultado de imagen de sensei and student

A la pregunta de “¿Quién le enseñó a hacer eso? ¿me lo puede enseñar a mí? ¿cómo se hace esto que usted hace Sensei? a un Gran Maestro de una escuela muy reconocida en Japón que continua viva hoy día, éste contestó: “Esto no me lo enseñaron. Desde que era joven, practicando sin descanso, he descubierto el método. Hace falta encontrarlo por uno mismo”.

Los verdaderos Grandes Maestros marciales son raras avis, que generalmente se han hecho a sí mismos, a base de entrenamiento constante, sangre, sudor y lágrimas; a base de constancia y perseverancia, a base de prueba y error…Tuvieron una guía, su maestro, sí, pero ellos se forjaron a sí mismos.

La respuesta del maestro “esto has de encontrarlo por ti mismo”, es típica de las tradiciones marciales japonesas y chinas. Y tiene dos posibles interpretaciones. Una sería: búscalo por ti mismo porque yo no te lo voy a enseñar, me lo vas a tener que robar. Si sólo se queda en eso, parece obvio que el maestro te está indicando que no te quiere enseñar o que te ve con poca predisposición y capacidad de sacrificio.

Está claro que la única forma de conseguir algo es entrenar mucho uno mismo, tanto en solitario como con compañeros, pero también está claro que es necesario tener una guía (llámese maestro), que te proporcionen unas instrucciones claras, buenos ejemplos pedagógicos y ejercicios adecuados, etc.

La segunda posible interpretación sería: Mira, esto es así, y se consigue de esta manera. Yo te lo muestro y te doy una guía e intentaré corregirte, pero esto no se puede explicar con palabras, ni está en ningún manual, y además yo no lo puedo entrenar por ti, y por mucho que te explique, nunca vas a sacar nada si no lo entrenas sin descanso y lo pruebas por ti mismo. Suda, sangra, llora, falla…. sigue…

Por norma general en las escuelas tradicionales de artes marciales la didáctica es muy pobre. En general, tienen métodos de entrenamiento que dan pie a que el que sea el más despierto de la clase, a la vez que el más “maníaco del entrenamiento”, lo pueda conseguir. Pero es un método de enseñanza que aunque de vez en cuando da como fruto especímenes “fuera de serie”, tiene un porcentaje de éxito por número de alumnos realmente decepcionante.

Para poder progresar en un arte marcial es evidente que, aparte de lo que son las técnicas en sí, te tienen que mostrar los métodos de entrenamiento para conseguir que dichas técnicas resulten efectivas en la realidad, y darte alguna pista sobre la utilidad de cada uno de los métodos y ejercicios. Si no es así, el progreso es casi imposible, y la utilidad real marcial de las técnicas “trabajadas” en el dojo quedará en poco más que un baile de salón.

Y aún así, y de todos modos, por muy buena que sea la instrucción, por muy bueno que sea el método de trabajo y los ejercicios, por muy bueno que sea el maestro…el que aprende eres tú. Si tú no tienes las dotes necesarias: honestidad contigo mismo, humildad, disciplina, inteligencia, capacidad de sacrificio y coraje, no vas a aprender por muy bueno que sea todo lo comentado anteriormente. O como mucho te quedarás en el saco del montón.

Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan

Imagen relacionada

Anuncios




1er encuentro de Meifu Shinkage Ryu 2019

21 01 2019

Primer encuentro mensual del año 2019 de Meifu Shinkage Ryu

Próximo Sábado día 26 de enero, de 10:30h a 12:30h.

Lugar: Okami Dojo, Carrer del Trobador, 35, (Barcelona), al lado del Hospital de Sant Pau, <Metro> Camp de l’Arpa

Trabajaremos:

  • Shuriken jutsu
  • Fundo Kusari jutsu

Encuentro abierto a cualquier practicante de artes marciales interesado en conocer nuestra disciplina.

Precio: 25€

Dirige el encuentro:

Dani Esteban -Kôryu-

Instructor Oficial, alumno directo del Sôke Otsuka Yasuyuki. Nidan – Shidou-shi

Meifu Shinkage Ryu Official Branch in Spain.

¿No eres de Barcelona o alrededores? Podemos organizar un taller, clase o curso en tu zona, ciudad etc… Consulta conmigo.

+ info: danikoryu@yahoo.com  o telf  646 56 11 19





Tai Kai Nagato Sensei en Barcelona – Oct 2019

11 01 2019

 

Estimados Buyus, ya está operativa la web para inscribirse al que sin duda va a ser EL EVENTO BUJINKAN del año 2019. El Tai Kai de nuestro querido Nagato Sensei en Barcelona.

¿Quién se lo va a perder?

Creo que va a ser como en los viejos tiempos, en los Tai Kai del Sôke, donde vamos a volver a reunirnos todas las viejas caras junto a las nuevas generaciones de la Bujinkan.  Un evento imperdible.

Para inscribirse a tarifa especial y todo el resto de información:

http://www.nagatobcn2019.com/indexes.php

Bufu Ikkan!

 





Omamori

8 01 2019

Resultado de imagen de omamori

Omamori : La palabra proviene del verbo mamoru que significa proteger, cuidar, defender.

Así pues este es el nombre que recibe una especie de colgante hecho de tela que se vende, sobre todo, en los templos japoneses, y que a modo de amuleto, según la creencia, sirve para diferentes fines: evita los accidentes, da buena suerte, mejora la salud, ayuda en el amor, ayuda a aprobar los exámenes, da suerte en los negocios, etc. ¡Hay omamoris para casi todo!
Los japoneses llevan los omamori en muchos sitios, desde en el bolsillo, hasta en el bolso, en la cartera, en el coche o hasta en el móvil.

La bolsa, llamada omamori-bukuro,es normalmente de colores vivos y lleva bordado el nombre del templo donde se ha comprado además de alguna imagen a lo que se refiere el amuleto en cuestión, etc.

Resultado de imagen de omamori
En su interior, cerrado a la vista, si lo abriéramos, encontraríamos un pequeño papel o una pequeña tablilla de madera con el nombre del dios protector para la ocasión y una oración escrita por un monje, que nos conecta con el dios del que obtendremos protección y compañía. Si la bolsa del omamori se abre y su interior se expone al exterior, se supone que la protección se pierde y habrá que comprarse otro omamori para estar protegidos.

Por lo general, los omamori son talismanes para llevar consigo, pero también hay objetos con la misma función que se colocan en las casas, como los ofuda, que suelen ir en las columnas o a la entrada, etc.

En teoría, un omamori dura toda la vida, aunque es común comprarse uno nuevo al acudir al templo en Año Nuevo, lo cual es una tradición, o porque el omamori anterior está muy deteriorado ya. En estos casos, se deja el antiguo en el templo, donde será quemado en un ritual especial para ello y se obtiene el nuevo que nos protegerá durante todo el nuevo año.

Según la religión sintoísta, hay dioses, llamados kami, en cualquier cosa. Por ello, si bien hay omamori generales, que sirven para una protección general, también hay omamori específicos, con su dios específico que cumple una protección determinada.

Por ejemplo, para las mujeres embarazadas existe el anzan-omamori (anzan significa parto fácil). La tradición dice a las mujeres que compren este artículo para colocarlo cerca del vientre, para que también esté en contacto con el feto.

Para el amor existe el enmusubi-omamori, un amuleto específico para aquellas personas que quieren encontrar el amor, o que quieren mantener la pareja que tienen o tener éxito en el matrimonio. El dios que les protege es el dios de las parejas, llamado Enmusubi.
Es común que la pareja se compre dos omamori de este tipo iguales, rojo para ella y blanco para él.

También existe un omamori para los estudiantes, que los proteje y ayuda sobre todo durante la época de exámenes. El dios que les protege es el de la escitura, la poesía y los estudios.

Otros omamori específicos son los dedicados a las personas que están enfermas, ayudándolas a superar su enfermedad, los específicos para los conductores (o viajeros que tienen un largo recorrido por delante), los dedicados a los negocios y el dinero, los que sirven para pedir éxito, prosperidad, buena suerte, y por supuesto también existen omamori para pedir progreso en el Budo, en los templos que albergan alguna deidad guerrera o relacionada con las artes marciales, etc.

Tradicionalmente eran las miko, las sacerdotisas del santuario, las que hacían los omamori a mano, pero hoy en día muchos se producen en masa en fábricas y luego se bendicen en los templos y santuarios antes de ponerse a la venta. A través de un ritual, el omamori se convierte en un objeto sagrado, razón por la cual debe tratarse siempre con respeto.

Los omamori tienen doble función. Por un lado y como ya hemos visto, sirven para protegernos y darnos buena fortuna y por otro lado sirven como ofrenda al santuario o templo, ya que la venta de omamori es una de las muchas formas que tienen los santuarios y templos japoneses de auto-financiarse. Formalmente, no se suele hablar de “comprar” un omamori, sino de hacer una ofrenda monetaria al templo por la cual se recibe a cambio el omamori. De hecho, en los santuarios sintoístas se utiliza un término específico para referirse al importe de estos objetos, hatsuhoryō, que sería el dinero que se ofrece en concepto de ceremonia. Tanto en estos lugares santos como en los templos budistas, hay una zona donde se recogen los distintos tipos de amuletos viejos. Posteriormente, se celebra una ceremonia en la que se queman con fines purificadores, para devolverlos al cielo.

Resultado de imagen de budo omamori

Dado que un omamori es un artículo sagrado que debe tratarse con sumo respeto, no debe tirarse a la basura jamás. Si queremos deshacernos de él, deberá quemarse, idealmente en un santuario o templo, como símbolo de respeto. Pero son muchos los japoneses que guardan omamori de sitios turísticos que han visitado u omamori que les han regalado en momentos puntuales de su vida, y no los llegan a quemar jamás. Así pues, si te compras o te regalan un omamori, tranquilo, puedes guardarlo en casa sin problemas, no estás rompiendo ninguna ley inamovible.

Información recopilada de diferentes fuentes por Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan

 





Retomamos clases en el que será el año del jabalí.

2 01 2019

Tras el corto parón navideño, retomaremos las clases mañana jueves 3 de enero con el primer desenvaine y los primeros cortes del año, con la esperanza de que este, que para los chinos será el año del Cerdo (Jabalí para los japoneses), y que comienza el próximo 5 de febrero de 2019, sea un buen año para todos, lleno de éxitos y alegría.

Queda apenas un mes del año del perro, que ha sido un año de bastantes cambios para Bushi Dojo, cambios de ubicación, cambios de enfoque en el entreno, etc.

Según los astrólogos, este nuevo año marcará un importante fin de ciclo porque es el fin de la rotación de los 12 signos. Los astrólogos dicen que es el momento de hacer un análisis de lo que nos ha pasado en los últimos 11 años y de descansar, desconectar un poco, de relajarse y divertirse. Y aconsejan planificar nuestros objetivos a largo plazo, porque en el 2020 empezará un nuevo ciclo de 12 años, con otras tendencias.

Dicen que el Cerdo no mide tiempo ni esfuerzo cuando se trata de cuidar a su familia y sus seres queridos. Por eso, en 2019, dar y recibir se convertirán en el eje de la vida cotidiana, habilitando nuevos tipos de relaciones humanas que pondrán el egoísmo y el individualismo como algo molesto y hasta inaceptable. Es momento de bajar el ego y volar más bajo y en equipo. Será un excelente año para trabajar estas cuestiones personales.

Gambatte Kudasae!

Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan

Resultado de imagen de año del jabalí





¡Felices Fiestas y hasta el año que viene!

24 12 2018

Bushi Dojo os desea Feliz Navidad y un magnífico año nuevo lleno de éxitos y felicidad.

La primera clase de 2019 será el jueves 3 de enero.

Si quieres empezar el nuevo año entrenando con nosotros, contacta conmigo:

tel 646 56 11 19 email: danikoryu@yahoo.com

Dani Esteban -Kôryu-

Bujinkan Dai Shihan

Meifu Shinkage Ryu Shidoshi NiDan

 

Bushi Dojo Martial Arts – Bujinkan Budo Taijutsu & Meifu Shinkage Ryu

 

Gracias Sensei! mil gracias por este maravilloso e inesperado regalo de Navidad. Y gratitud eterna a mi querido buyu JuanMa Gekiryu porque sin él no hubiera sido posible. Domo Arigato Gambatte Kudasae!

 





El horario de trabajo de un samurai

20 12 2018

La semana de 5 días laborables se ha convertido en la norma en Japón, pero el concepto de “día libre” es algo que solo se introdujo en Japón en la era Meiji. Hasta el período Edo, no había concepto de “semana” y, por lo tanto, no había “días libres”. En otras palabras, las personas trabajaban sin parar durante todo el año. En el noveno año de la era Meiji (1876), el domingo fue designado como día festivo oficial de la semana.

Pero no fue hasta 1919 cuando la mayoría de los ciudadanos japoneses pudieron tomarse el domingo libre cada semana. Esto significa que tener domingos libres solo ha existido desde hace unos 100 años en Japón. La razón por la que los domingos se convirtieron en festivos en la era Meiji fue porque los japoneses comenzaron a comerciar y tener relaciones diplomáticas con las naciones occidentales. Y aunque quisieran mantener negociaciones los domingos, sus homólogos occidentales se tomaban ese día libre, por lo que también tuvieron que hacer lo mismo.

En tiempos más recientes, la mayoría de los japoneses han comenzado a tomarse 2 días libres cada semana, sábado y domingo. Pero, ¿Qué hay de los samurai? ¿Tenían días libres? Hubo algunas diferencias según el rango, pero cuando observamos a los Samurai que protegían el castillo de Edo y realizaban además diferentes tareas, ¡en realidad tenían 5 días libres en una semana! En otras palabras, ¡tenían unas condiciones de trabajo envidiables de solo 2 días a la semana!

Tenían un horario de trabajo llamado “tareas de 3 días” por el cual tenían 1 día laborable y 2 días libres. Con este ciclo, en total trabajaban solo 10 días y tenían 20 días libres al mes.

Así pues, ¿cómo pasaban los samurai tantos días libres? En realidad, los samurai de rango inferior recibían un pago de 3 ryo al año más el arroz necesario para una persona, lo que equivaldría actualmente a unos 400.000 yenes (unos 3.000€). Eso eran alrededor de algo más de 33.000 yenes actuales (unos 255€) al mes, por lo que ni siquiera en aquella época era suficiente para vivir. Para compensar eso, tomaban muchos trabajos secundarios.

En obras históricas, a menudo se ve a los samurai haciendo sombrillas de papel, que fue un trabajo secundario muy popular para los samurai de rango inferior. Aparte de eso, muchos samurai criaban grillos, hacían pinceles de madera, linternas o cometas. Para los samurai de rango inferior que recibían los “3 ryo más el arroz de una persona”, sus días de descanso quizás eran incluso días de más trabajo que cuando realizaban las tareas propias de samurai. Pero a veces pasaban también los días libres haciendo cosas que no costaban dinero.

A lower ranked Samurai doing his part time job of making an umbrella

La actividad más popular parece que era ir a los templos. Visitar los templos y santuarios y ver el paisaje de la ciudad de Edo (hoy día Tokio) era el equivalente al “pasar el rato” en estos días. Las casas de baños públicas también eran lugares populares para matar el tiempo y socializar. Las casas de baños eran típicamente para la gente común, por lo que no era muy frecuente que los samurai fueran allí, pero ocasionalmente se relajaban en las habitaciones superiores de las mismas o tomaban algo de soba barata (fideos) como parte de su disfrute del día libre.

Y, ¿Qué hay de los samurai de clase media y alta, que eran vasallos del shogunato y tenían un salario más alto? Allí los samurai podían vivir cómodamente sin tener que trabajar en aparte en oficios paralelos. A menudo se dedicaban a sus pasatiempos favoritos o a estudiar algún tipo de arte que fuera de su interés, también prácticas marciales, o simplemente se relajaban en los baños públicos públicos o frecuentaban los burdeles.

Como vemos, incluso en el mundo de los samurai, tal vez los pasatiempos de los más ricos no son tan diferentes a los de hoy. 🙂