Aiki y Fudo Myo, por Dan Harden

9 07 2018

Recientemente se me preguntó, una vez más, acerca de mi uso de la palabra “aiki”.

Roy y yo estábamos hablando de esto en el almuerzo (se refiere de Roy Goldberg, el más alto grado Daito Ryu fuera de Japón).

Estoy muy cómodo usando “aiki” tal y como lo defino. Roy tenía una respuesta un poco más fuerte… (tos…) para el hecho de que yo sea cuestionado constantemente por el hecho de usarlo.

Durante décadas he entrenado Daito ryu y otras artes japonesas, he entrenado Aikido con importantes shihans, y entreno con importantes shihans de varias Koryu. Aiki ha sido definido y discutido en todas esas artes. Es interesante ver como son las referencias budistas, la del budismo chino y la del Budismo Shingon, las que prevalecen (como legítimamente deberían) como la fuente en muchas artes japonesas. Dicho esto, estoy de acuerdo con la declaración de Roy Goldberg afirmando que el Daito ryu sigue siendo el principal arte interno de Japón.

Mientras que algunos quieren pensar que los chinos poseen tanto la terminología como las prácticas asociadas con la fuerza interna, la historia ha demostrado lo contrario. De hecho, la historia ha demostrado que estos modelos de formación y términos han abarcado eras y culturas hasta el punto de que hace irrelevante cualquier discusión sobre esa pertenencia.

Ejemplos:
Pregunta: ¿Sensei, que es aiki?
Ueshiba: “Aiki es la unión de los dos ki como fuerzas opuestas, en ti. Esto se expresa mejor como: cielo, tierra, hombre”.

Sagawa, Mori y Kwabe, todos ellos Shihans de Daito ryu, usaron una gran cantidad de términos chinos y de formas de trabajo chinas, incluyendo ejercicios de acondicionamiento en solitario tales como el acondicionamiento de la respiración Zhan Zhuang, y la bien conocida terminología de entrenamiento de fuerza interna tales como: hombre, tierra, cielo, el movimiento en la quietud, el entrenamiento de las seis direcciones (enseñado como balance de punto cero por algunos maestros), la unión de opuestos etc.

De hecho, el entrenamiento de nivel más alto en Daito ryu, Aiki-in-yo-ho (el método de unir yin y yang) es similar a las explicaciones de Taiji con respecto a la unión de los opuestos. La única referencia que todos omiten al discutir los orígenes del Daito ryu de Takeda fue su constante dedicación, a lo largo de su vida, al estudio del budismo Shingon; su constancia, a lo largo de toda su vida, en el entrenamiento esotérico.

También vemos influencias y conceptos formativos de la India:
Curiosamente, el santo patrón del budo japonés es Fudo Myo-o. Se le representa en estatuas e ilustraciones como ese hombre de mirada extraña que aparece rodeado de llamas, y que sostiene en una mano una espada y en la otra una cuerda o un vajra. Es esta estatua la que se ve en Japón en cada cascada donde se practica Misogi. La gente cree erróneamente que Fudo Myo es un nombre. No lo es. La traducción directa es un concepto de entrenamiento marcial:

Fudo = inamovible
Miyo = entrenamiento esotérico

De ahí su presencia en las cascadas que son conocidas como lugares de entrenamiento.

Resultado de imagen de fudo myo

¿La fuente de Fudo Myo? India / Tibet, donde apareció por primera vez como Acala Vidya.

Traducción directa de Acala Vidya:
Acala = inamovible
Vidya = formación esotérica

Este modelo de entrenamiento esotérico para lograr la inmovilidad fue introducido en el entrenamiento de la clase guerrera japonesa.

El fundador de Shinto ryu declaró en 1441 que “Después de años de entrenamiento esotérico en (el santuario) Katori jingu, completamente inmerso en el estudio del cielo / tierra / hombre y la teoría de las seis direcciones, su espada se hizo imparable”.

Takuan Soho (maestro de otro espadachín imparable, Musashi Miyomoto) dio un discurso en el siglo XVII a un grupo de guerreros sobre las cualidades del cuerpo inamovible. La introducción de este discurso decía así:
“La gente ignorante y la gente altamente educada – que sin duda sigue siendo ignorante- no entiende las cualidades y el valor de ser inamovible; entre esas cualidades está la velocidad rápida…”

Otra vez Ueshiba:
“Sensei ¿por qué no puedo hacer lo que haces?
Ueshiba “Muy simple, no entiendes yin y yang.”

Mi opinión es que cualquier persona que reclame la propiedad exclusiva de esto para China, Japón o India, o incluso Indonesia, demuestra, con esto, una ignorancia bastante profunda. Por supuesto esto no detendrá a aquellas personas que reclaman para sí mismos, o para las artes que han escogido, el ser los mejores. Afortunadamente, la gente de Budo tiene una propensión a buscar la verdad de sus orígenes.
Estoy empezando a sentir lástima por algunos maestros asiáticos. Las rosas están floreciendo definitivamente fuera del rosal… Los maestros japoneses conocen mejor su material y pueden defenderlo intelectual y físicamente ante un auditorio cada vez más conocedor… o quedarse en casa.
Algunos profesores japoneses se están avergonzando a si mismos públicamente… y a sus artes. Me recuerda a aquella reunión de Shihans de Aikido donde uno de ellos se levantó y dijo: “tenemos que dejar de hacer esto y aquello en las demostraciones de espada… Hay gente conocedora entre la multitud (gente koryu) y se están riendo de nosotros “.
En eso estamos de nuevo. Y los Shihans japoneses son, una vez más… los últimos en darse cuenta.
Como decía un poco mas arriba, ¿y ahora? Bueno … ahora hay un público mucho más conocedor.

 Dan Harden 

Traducción de Juantxo Ruiz

El anterior es un interesante artículo de Dan Harden de octubre de 2016. Un breve vislumbre de su trabajo, una declaración de intenciones… como se quiera entender. Trabajar con él para mi ha sido (está siendo), después de 37 años de práctica, el traspasar una puerta hacia una nueva comprensión de mi trabajo, de mi movimiento, incluso de mi cuerpo, y de mi forma de entender el Aikido.
Como mi inglés es lamentable, la traducción también es bastante mediocre, por lo que pido disculpas. 

Anuncios




Algunos pensamientos sobre el entrenamiento en Bujinkan

14 10 2016

Hay cantidad de cosas que puedes hacer en tu tiempo libre, estudiar y practicar un arte marcial es una de ellas. Además de muchos estilos de artes marciales y academias disponibles, puedes elegir la Bujinkan… pero incluso dentro de la Bujinkan tienes una cuantas opciones en términos de diferentes estilos de entrenamiento y sabores de diferentes dojo.

Una cosa es constante, sin embargo, para obtener algún beneficio del entrenamiento de artes marciales, y para mantener ese beneficio, tienes que ser constante asistiendo a clase y trabajar de forma coherente. En concreto, tienes que entrenar regularmente, cada semana, toda la vida.

El budo de la Bujinkan es realmente algo con lo que puedes continuar a lo largo de toda tu vida. Simplemente entrena semana tras semana, no te lesiones, practica a un nivel constante de aproximadamente 50 a 60% y disfruta de tu entrenamiento. Es así de sencillo.

Puedes entrenar “duro” al 100% y al igual que muchos quemarte y romperte con lesiones hasta que tengas que parar.

Puede cortar y cambiar e ir saltando de sitio en sitio y siguiendo diferentes modas, pero terminarás solamente por empezar una docena de cosas en lugar de obtener los beneficios de hacer una cosa bien hecha. He visto a mucha gente con mucho potencial quemarse en poco tiempo y consumirse hasta que se han ido. Me entristece.

Puedes ir a entrenar de vez en cuando durante décadas. Empezar y parar una y otra vez, pero en realidad sin llegar a ninguna parte.

También veo a gente hacer cambios muy rápidamente. “El puño de la Bujinkan no es realista – fuera” “Sanshin no Kata no es práctico – fuera” “Omote Gyaku es un derribo con bajo porcentaje de éxito – lo he sustituido con xyz”. Las personas pueden hacer lo que quieran, pero a menudo miro lo que algunos están haciendo y pienso, ¿por qué estás aún en la Bujinkan ??

La Bujinkan está bien como está, pero tienes que engancharte a ella.

Incluso en términos de autodefensa creo que el mejor arte marcial es el que tú hagas – el que vayas a entrenar toda tu vida. Por ejemplo, entre Aikido y MMA – aunque con las MMA conseguirás ser más duro y tenaz mucho más rápido – si no estás realmente entrenando entonces no es de ningún beneficio en absoluto. Hacer dos meses de MMA en un gimnasio y a continuación dejarlo, te reportará menos que un tipo que se pase 20 años de entrenamiento constante en Aikido. Es lo mismo para cualquiera de los otros beneficios del entrenamiento de artes marciales.

De todas las opciones que he visto todavía creo que el entrenamiento que se lleva a cabo en los dojo japoneses en la Bujinkan es la mejor. Es la mezcla perfecta de realismo, interés histórico y ciencia, mientras sigue manteniendo un nivel de entrenamiento que puede mantenerse desde la juventud hasta los setenta u ochenta años y posiblemente más allá. La gran advertencia aquí es que necesitas entrenar constantemente, de forma correcta y durante un período muy largo de tiempo.

Por supuesto, además de poder entrenar de esa manera, has de encontrar un dojo en el que seas feliz entrenando. Realmente no me importa lo “bueno” que se supone que es un instructor, o qué conocido es… o qué bueno dicen que es…. ¿Es una persona positiva con la que te gustaría pasar tiempo? ¿Es el dojo y el instructor una buena opción para tí? ¿El instructor tiene una comprensión profunda y desarrollada del Budo? ¿Estáis en el mismo viaje?

Así, una vez más, si quieres entrenar budo y mantener los beneficios a través de tu vida:

* Entrena semana tras semana por el resto de tu vida
*  Entrena lenta y correctamente (tómate tu tiempo)
* No te lesiones
* Entrena a
un nivel constante y consistente de aproximadamente 50 a 60%
* Y lo más importante, disfruta de tu entrenamiento (recuerda qué era lo que te gustaba de él y lo que hizo que te  apasionase al principio)

Es muy sencillo.

img_1098

Traducción: Dani Esteban -Kôryu-

Artículo original de Duncan Stewart publicado en su blog





Elogio de la lentitud en la práctica marcial

15 03 2016

Un amigo me ha enviado un artículo de un blog titulado “Para patinar rápido, hay que entrenarse lentamente”.  El artículo reproducía los resultados muy interesantes de un equipo de investigadores de Amsterdam que había estudiado los programas de entrenamiento de los patinadores holandeses de velocidad sobre las diez últimas olimpiadas. Aunque el sujeto trataba del desarrollo de capacidades atléticas, una de las conclusiones contra-intuitiva, “los entrenadores redujeron el trabajo intensivo a su mínimo y dieron mucha más importancia a entrenarse lentamente”, recuerda un método de entrenamiento poco conocido de la práctica marcial tradicional, el trabajo a velocidad reducida.

Eloge de la lenteur dans la pratique martiale

Tetsuzan Kuroda Sensei

Una antigua tradición

Todos hemos visto a los adeptos de Taï Chi Chuan trabajar lentamente. Y los curiosos probablemente habrán observado también a los practicantes de Systema entrenándose al ralentí. Este tipo de trabajo es tan representativo que se ha convertido en una de las marcas de fábrica de estas disciplinas. Sin duda muchos menos saben que la práctica a marcha lenta es una de las bases del Iaïjutsu en ciertos Koryus, y particularmente en el Shinbukan Kuroda ryugi (la escuela del maestro Tetsuzan Kuroda).

El Maestro Kuroda Tetsuzan es probablemente el maestro de sable más célebre del mundo. Si sus métodos de enseñanza no tienen siempre la aprobación de todos los círculos más conservadores del Bujutsu, su competencia marcial jamás ha sido puesta en duda. Su reputación está basada en dos rasgos particulares, los movimientos “invisibles” (en el sentido de imperceptibles por el adversario), y su velocidad de ejecución. Y sus capacidades en estos dos campos encuentran su origen en el trabajo al ralentí, una tradición de Tamiya ryu Iaïjutsu.

El Iaïjutsu es el arte de desenvainar el sable. La velocidad de ejecución es primordial, particularmente en la medida en que a menudo se considera que el adversario ya tiene su arma en la mano. Entrenarse a marcha lenta por consideraciones de salud estaba totalmente fuera de lugar para las preocupaciones de supervivencia de los samurais, y si adoptaron este tipo de entrenamiento, es únicamente porque les permitía desarrollar una rapidez fuera de norma.

Eloge de la lenteur dans la pratique martiale

Leo Tamaki entrenando con Kuroda Tetsuzan Sensei

En las artes marciales chinas, fue Yang Luchan quien popularizó este tipo de trabajo en el siglo 19. Y su arte se difundió muy rápidamente, no porque era bueno para la salud, eso es sólo una consecuencia, sino porque Yang demostraba capacidades de combate extraordinarias.

 

Eloge de la lenteur dans la pratique martiale

¿De qué sirve el trabajo al ralentí?

El trabajo a velocidad lenta tiene numerosos beneficios. Veamos una lista no exhaustiva:

– Cuando se estudia un movimiento, la primera etapa es el aprendizaje de su forma. Este estudio es a menudo complicado cuando se intenta realizarlo a velocidad “efectiva” o “real”. Tomarse un tiempo para realizarlo a marcha lenta, como cuando se aprende a escribir, permite integrarlo más eficazmente.

– El estrés en la práctica marcial es causado por diferentes factores. Ralentizar la situación, sea para un movimiento determinado o en un trabajo libre, permite no entrar en una zona de pánico, particularmente para los principiantes. Trabajar en confianza es una base a menudo descuidada en un medio donde a menudo es de buen tono hablar de superar los miedos. Superar los miedos es un proceso que puede ser realizado de modo gradual y en la serenidad.

– El trabajo a marcha lenta permite una toma de conciencia afinada del gesto. Con el tiempo el adepto llega a sentir los músculos que entran en acción, la alineación de los diferentes segmentos de su cuerpo, etc … Es la primera etapa hacia la modificación de la utilización del cuerpo.

– Una vez que los elementos que entran en acción están determinados, se vuelve posible intentar actuar sobre ellos, y\o cambiar. Podemos por ejemplo modificar los músculos utilizados para realizar un gesto, o el modo en el que los empleamos.

– El trabajo a marcha lenta permite desarrollar el relajamiento. Poco a poco se vuelve posible disociar muy finamente el trabajo de los diferentes músculos puestos en juego, e inhibir todos los que se contraen por costumbre pero no son realmente útiles para el movimiento. En consecuencia la velocidad de realización aumenta, y la respiración se relaja.

– Es un círculo virtuoso. La respiración se produce naturalmente, no viene a molestar la realización del gesto. No es más una traba en la ejecución del gesto justo, sino una de sus consecuencias.

– El trabajo a marcha lenta permite también acentuar artificialmente ciertos elementos, como el cansancio muscular con el fin de desarrollar el cuerpo del practicante y su estructura.

– Trabajar a velocidad lenta reduce significativamente el número de lesiones.

Eloge de la lenteur dans la pratique martiale

Leo Tamaki haciendo de uke para Akira Hino Sensei

Trabajar lentamente en Aïkido

El Aikido es descrito por un cierto número de sus practicantes como una práctica interna. Sin embargo hasta entre los que la definen así, bien pocos trabajan a marcha lenta. Es corriente en cambio ver un trabajo en parado donde uke realiza un ataque estático.

Utilicé mucho tiempo este tipo de trabajo alternándolo con una práctica a velocidad “real”, pero mi opinión hoy es que los ataques en parada forzada no tienen lógica marcial, y no desarrollan cualidades que me parecen pertinentes.

El trabajo lento permite conservar una forma, una dinámica y una intención “justas”. Es importante, en lo posible, utilizarlo como una realidad “alargada”. Cuanto menos modificamos las cosas, excepto la velocidad de ejecución, más interesante me parece. Pero es de una gran dificultad.

Uno de los peligros viene por el hecho de que nuestro cuerpo está cableado de tal modo que tiende siempre a buscar su equilibrio. Así, justo después de que tori haya creado el kuzushi, uke tiene una tendencia natural a hacer movimientos ínfimos con el fin de reajustar su postura y recobrar su equilibrio. El movimiento entonces ya no puede funcionar correctamente. Hace falta pues que ambos comprendan el sentido de la técnica, y velen por no hacer a marcha lenta lo que no habrían podido realizar a velocidad plena.

El mismo peligro acecha al que realiza el movimiento. En particular en el trabajo libre, el deseo de conseguir y dominar la situación, a menudo le hace moverse un poco más rápidamente que el atacante o los atacantes. La dificultad entonces es eludida, y el trabajo pierde todo interés.

Cuando introduzco el trabajo lento, insisto en el hecho de no modificar la forma y de conservar la intención. Es justo así, y sólo así, aumentando gradualmente la velocidad y la intensidad, cuando cobra realmente su sentido. Toda la libertad que tomamos gracias al ralentí es una ilusión que debe ser despiadadamente cazada. El trabajo lento debe permitir poner el énfasis sobre ciertos puntos particulares, y no ser un pretexto para evitar las dificultades.

Eloge de la lenteur dans la pratique martiale

Un trabajo en consciencia

Cuando realizamos la inmensa mayoría de nuestros gestos, se trata de procesos automáticos de los que la consciencia está generalmente ausente. El trabajo a marcha lenta permite tomarse un tiempo para estar a la escucha de los otros, pero también de uno mismo. Este trabajo de consciencia trae una modificación cualitativa de la práctica. Si logramos no hacer trampas, y evitar el trabajo de complacencia, es uno de los caminos más cortos hacia la modificación de la utilización del cuerpo.

El trabajo a marcha lenta no es más que una etapa, y no debería en ningún caso convertirse en una finalidad y ocupar la totalidad del tiempo de práctica. Pero este trabajo en consciencia es una herramienta que oculta innumerables beneficios. Los maestros del pasado y los de hoy, como Kuroda Tesuzan o Hino Akira, no están equivocados.

Eloge de la lenteur dans la pratique martiale

Kuroda Tetsuzan Sensei

Un artículo de Leo Tamaki, traducido y publicado con su permiso por Dani Esteban -Kôryu-

enlace al artículo original en francés: http://www.leotamaki.com/2016/03/eloge-de-la-lenteur-dans-la-pratique-martiale.html





Bushi Dojo recomienda Yamato Budogu

26 03 2015

Estimados amigos,

Como podéis ver, a partir de ahora en la columna derecha de este blog encontraréis un banner con acceso directo a la tienda de artículos marciales y de decoración japoneses Yamato Budogu, con quienes iniciamos colaboración.

Conocemos Yamato Budogu desde hace bastantes años, y estamos seguros de que sus productos serán tan estimados por vosotros como lo son para nosotros.

Hay muchas tiendas de artículos marciales y productos japoneses, pero pocas con la altísima calidad y el buen servicio que ofrecen nuestros amigos de Yamato.

Hay quien pensará que algunos de sus productos son caros, o al menos más caros que los que puede encontrar en otro lugar. Es cierto. Pero la calidad se paga. Y los productos de Yamato Budogu son para aquellos que realmente saben apreciar la genuina calidad de los artículos tradicionales japoneses.

Yamato Budogu tiene la sede en Kyoto y todos los artículos ofrecidos en su web están o bien manufacturados directamente en Japón por auténticos artesanos locales, seleccionados rigurosamente, o fabricados por empresas japonesas que ofrecen la máxima calidad. En algunos casos los productos se fabrican fuera de Japón pero son rigurosamente diseñados y la producción controlada desde Japón para obtener la máxima calidad.

En Yamato Budogu podéis encontrar multitud de artículos. Desde prendas de vestir como Samues o Jimbeis, Setta (sandalias), hasta colgantes de plata, réplicas de kabutos o máscaras Noh, tessens (abanicos), kakejikus, kamidanas, regalos, etc… pasando obviamente por todo aquello que podáis necesitar para vuestro entrenamiento: keikogis, tabis, hakamas, armas (iaito, bokken, jo, naginata..), bolsas porta armas… e incluso auténticos Shinkens antiguos y Yorois!

Yamato Budogu tiene secciones especiales para Aikido, Iaido, Ninjutsu, Kendo, Judo , Kyudo, Naginatado y Karate.

Además, en Yamato Budogu os atenderán en español puesto que uno de los responsables comerciales es un buen amigo argentino que vive allí desde hace 15 años. Así pues con Yamato Budogu y Bushi Dojo ¡todo son ventajas!

Visitad su web y si aún no la conocíais, os sorprenderéis gratamente.

Bushi-Dojo-Banner

Para celebrar este inicio de colaboración con Bushi Dojo, Yamato Budogu ofrece un cupón del 20% de descuento, para todos los lectores de este blog, en la compra de un artículo que hemos seleccionado especialmente para los practicantes de Bujinkan Budo.

El artículo promocionado son los All Black Jika Tabi “KAGE”, que están diseñados especialmente teniendo en cuenta todo lo bueno de otros tabis de exterior, y que además, entre otros extras cuentan con:

  • Una suela negra extremadamente blanda y flexible
  • Diseño exclusivo de la suela que ofrece máximo agarre
  • Diseñados anatómicamente con un arco de soporte en el puente del pie y refuerzos extra alrededor del talón,los laterales y la puntera

Personalmente tengo unos de estos desde hace unos años, y he de decir que no tienen absolutamente nada que ver con los “normales”, a los que estamos acostumbrados, sean de la marca que sean. Calzar estos tabis es jugar en otra liga.

Podéis verlos aquí (clicad la imagen para ir al artículo en la web):

Jikatabi-Kage

Con el cupón de descuento del 20%, por el precio de unos “normales” ¡podéis tener unos tabis de exterior excepcionales y diferentes!

Si queréis adquirirlos, el cupón de descuento a introducir en el momento del pedido es: Bushidojo

Y la oferta es válida hasta el 30 de abril de 2015.

Atención: el cupón de descuento es válido única y exclusivamente para este artículo. Iremos informando oportunamente de nuevas ofertas, productos seleccionados y promociones especiales.

Os animamos a visitar asiduamente la web de Yamato Budogu y comprar sus productos entrando a través de este vuestro blog, clicando en el banner de la columna derecha. De ese modo iremos acumulando puntos y teniendo la oportunidad de disfrutar de este tipo de ofertas especiales para los lectores de este blog.

Bushi Dojo & Yamato Budogu, Ichiban!

 

 

 





Resumen del evento de 20º aniversario

8 05 2014

20aniv1

Como sabéis todos los seguidores de este blog, el fin de semana del 3 y 4 de Mayo pasados celebramos un evento marcial para conmemorar el 20º aniversario del nacimiento de nuestro dojo, Bushi Dojo.

Para ello quisimos contar con algunos de los amigos marciales que hemos ido haciendo a lo largo de todos estos años, instructores y maestros de diferentes artes y estilos que vinieron a mostrar algunas pinceladas de su trabajo para que todos los asistentes, unas 60 personas entre los dos días, pudiesen disfrutar, compartir y aprender a lo largo de estos 10 talleres de una hora aproximada de duración cada uno.

Comenzó la mañana del sábado con el taller de Kyusho Jutsu, impartido por nuestro buen amigo Xavi Vila, instructor internacional del estilo, que se encargó con su gran experiencia de despertar a la gente mostrando algunas aplicaciones muy interesantes de trabajo en diferentes puntos vitales, que cada uno podrá luego aprovechar e incorporar a su propio sistema marcial.

20aniv2

10341565_10202438539418105_1259934005589727088_n

Siguió Carlos Fernández “Chiquitín”, entrenador y árbitro internacional, que nos mostró la contundencia del Muay Thai con su habitual pericia y buen humor. Contras de patadas, rodillazos, codazos, salidas de clinch etc, un repertorio técnico que dejó muy buen sabor de boca y ganas de probarlo de forma más contundente con las debidas protecciones que la gente no tenía (bucal y guantes).

20aniv3 20aniv4

10306801_10202923530322911_1015009130_n

El tercer turno fue para nosotros, Kim Oliveras y un servidor, que aportamos alguna pincelada de nuestra visión del Budo de la Bujinkan, tal como nosotros lo entendemos, trabajando desde la parte más tradicional hasta su evolución para llegar al Shinken Gata (combate real).

20aniv620aniv7972922_10202923531482940_170675581_n

Cerró la mañana el exquisito trabajo de Isamu Hirano, 4º dan de Aikido e instructor habitual del Gym Yawara, que nos mostró como el Aikido bien hecho está lejos de ser un baile de salón como algunos piensan. Belleza de movimientos, fluidez máxima y efectividad marcial.

20aniv820aniv910335803_10202923532362962_1367662952_n

Tras la pausa para reponer fuerzas y comer algo, con la primera hora de la tarde llegaron algunas de las sorpresas que nuestros alumnos nos habían preparado. Primero unos impresionantes trucos de magia con cartas realizados por el alumno de nuestro instructor Víctor Bayod, el aprendiz de mago Dani Li Lin, “El Gran Kardinsky”. Luego nos hicieron entrega de una placa conmemorativa a cada uno y unas camisetas “muy especiales”. A eso siguió la proyección de un pase de fotos que intentaban hacer un recorrido por la larga historia del dojo, y después lo más emotivo para mí al menos, unos mensajes grabados en vídeo de personas muy especiales para nosotros, hermanos marciales que no pudieron estar presentes en Barcelona, pero que sí estaban allí de corazón y que quisieron dedicarnos unas palabras. Gracias Elías Canal y Juan Pedro Fornés. ¡Sois MUY grandes! Y para coronarlo, conexión en vivo vía videoconferencia con nuestro alumno y hermano Carlos Bautista de México y sus alumnos. Aquí ya creo que las lágrimas afloraron.

Para continuar la tarde y desperezarnos, los alumnos cintos negros de Bushi Dojo hicieron cada uno una técnica y rápidamente dimos paso al primer taller de trabajo que no fue otro que Kajukenbo.

20aniv10

Poco se puede decir de este taller cuyo lema fue “el Kajukenbo es ante todo paz y amor”. Je je! Obviamente todo lo contrario, estilo enfocado 100% a la defensa personal, rápido, contundente y brutal, impartido con excelencia por nuestro gran amigo Jesús Sancho, cinto negro instructor y alumno de Marc Gallardo –que no pudo estar presente por motivos familiares- y de Angel García Soldado, el Gran Maestro del estilo. Conexión directa con la calidad.

10338935_10202923533362987_810887430_n

El segundo taller de la tarde corrió a cargo de todo un campeón y buen amigo, David Abellán, único instructor en España de la modalidad de Kudo Daido Juku, un sistema japonés de combate total que incluye todo tipo de trabajo de golpeo, suelo, etc. Un mixed martial art que combina toda la dureza de los deportes de gran contacto con las tradiciones marciales japonesas, con un repertorio técnico impresionante y una exigencia física fuera de lo común.

IMG_8498IMG_8477IMG_8531

Con la gente ya muy cansada tras el largo día, el último taller fue el de Systema ruso, a cargo de mi hermano Kim Oliveras, uno de los dos únicos representantes oficiales en España del estilo de Vladimir Vasiliev. ¿Qué puedo decir de mi hermano? Con su habitual buen humor y sus bromas, se encargó de mostrar algunas de las premisas fundamentales en las que se basa este estilo de lucha tan particular, enfocado prioritariamente al combate contra más de un adversario. Para los escépticos de este Systema, sólo comentaré que el KO técnico que sufrió uno de los alumnos participantes en el taller –afortunadamente sin mayores consecuencias que unos minutos grogui- no fue producido precisamente por un “no touch” 😉

IMG_8595IMG_8567IMG_8589

Tras el largo día de entrenamientos, unas cuarenta y pico personas, alumnos, ex-alumnos, parejas etc., fuimos a cenar a un restaurante para culminar el día reponiendo fuerzas con muy buen humor y apetito.

Domingo por la mañana llegó la tercera y última sesión de talleres marciales. Con algunas bajas causadas por el cansancio y quizás la posterior juerga nocturna tras la cena, pero también con algunas nuevas incorporaciones de gente que no pudo estar con nosotros el sábado.

El primer taller corrió a cargo de nuestro buen amigo y Shihan de la Bujinkan, David Morera, que se encargó de despertar a la gente, mostrando algunas pinceladas de lo que tuvo ocasión de practicar en su reciente viaje a Japón de este año. De la suavidad a la contundencia, transición entre keiko gata y shinken gata, timming, kukan y algunas ideas del trabajo del año del Sôke Hatsumi. Un placer.

IMG_8656IMG_8669IMG_8725

Continuamos la mañana con nuestro gran amigo el Maestro Álvaro Sanz, 5º dan de Hapkido Jin Jung Kwan y único representante en España del Gran Maestro Lee Chang So, ayudado en el tatami por su alumno y gran amigo también Josep Lluís Ruiz, segundo dan del estilo, que recibió las brutales técnicas del maestro con una entereza digna del gran artista marcial que es. La calidad y exquisitez técnica del maestro Sanz son conocidas y reconocidas en todo el mundo, y todos los asistentes disfrutaron como enanos con las durísimas luxaciones, las brutales proyecciones y los exquisitos métodos de golpeo que nos mostró.

10299482_10202923535203033_1771881752_n10346919_10202923535443039_910457422_n

20anivjjk

Y llegó el último turno de este evento, el taller de Choi Li Fut Kung Fu, que corrió a cargo de Carlos Esteban, cinto negro del estilo y alumno del instructor jefe Ramón Comabella, que no pudo estar presente en el evento por temas personales. Carlos tuvo que cargar con la responsabilidad del taller, y tras hacernos una breve introducción al estilo nos mostró algunas de las peculiaridades de este método de Kung Fu, que recoge la sabiduría de las artes tradicionales del mítico templo de Shaolin. Patadas a todos los niveles, técnicas contra agarres, y algunas luxaciones y ejercicios típicos del estilo hicieron que la última hora pasase volando y llegásemos al final del evento.

IMG_9082IMG_9126

En definitiva, a mi entender, una celebración de 20º aniversario que recordaremos durante mucho tiempo.

Dani Esteban –Kôryu-, Bujinkan Shihan

 

foto grupo 20 aniv