Namba Aruki

27 04 2017

Namba Aruki era una forma de caminar de algunos japoneses del periodo Edo (1603-1868), que resulta más eficiente para según que usos que la forma de caminar que tenemos hoy día, la que podemos llamar “normal” o actual, y que Yoshinoro Kono Sensei recuperó del olvido para el público general, y ha aprovechado al máximo, exprimiendo todas sus posibilidades, ya no solo en el entorno marcial donde había quedado anclado y sin ser estudiado a fondo, sino también en el entorno deportivo, cotidiano, etc.

Digo que Namba aruki era la forma de caminar “de algunos japoneses” porque no está claro ni demostrado que todos los japoneses caminasen de esa manera. Más bien todo lo contrario. A lo largo del artículo intentaremos descifrar más al respecto.

¿Pero, qué es en realidad Namba Aruki? ¿Cuál es esta forma de caminar y de dónde proviene?

Una teoría en cuanto a su origen apunta a que el Namba Aruki fue “inventado” por los llamados hiyaku, o mensajeros corredores durante el Período Edo, cuyo trabajo era llevar mensajes de la forma más rápida y eficiente posible entre Edo y las otras provincias. La teoría apunta a que desarrollaron esta forma especial de correr o caminar deprisa.  Normalmente viajaban en parejas, uno de ellos llevaba un palo con una caja o un paquete en el extremo, que contenía el mensaje u objeto a transportar, y el otro llevaba también un palo con una linterna en un extremo que llevaba inscritos los caracteres “negocio oficial del Gobierno”. La comunicación era clave para la efectividad del Gobierno, por lo cual estos mensajeros express tenían que ser realmente muy eficaces.  Iban corriendo de Edo a Kyoto en unos 6 a 8 días. Teniendo en cuenta que la distancia es de aproximadamente 500 kilómetros, y pensando en el estado en que debían estar los caminos en aquella época y en el calzado que llevaban, ¡creo que no está nada mal!. ¡Sale un promedio de entre 60 y 80 km al día!

Lo que no acabo de entender es por qué a estos mensajeros oficiales del Gobierno no les daban un caballo, pero bueno, eso es harina de otro costal…

Y  ¿Cómo es Namba aruki? ¿Cómo funciona y en qué se diferencia de la forma “normal”?

Antes veamos cómo caminamos de forma “normal” o estándar hoy día. Durante todo el artículo hemos de tener siempre en mente que estamos hablando de caminar a buen ritmo, caminar deprisa, o incluso correr. No ir al paso de paseo mirando escaparates o el teléfono móvil 🙂   Bien pues, con esto en mente vemos que la gente normalmente camina balanceando su brazo derecho y su pie izquierdo al mismo tiempo y viceversa. Cuando haces esto, estás torciendo la parte superior del cuerpo y las caderas. También te hace empujar el suelo con tus pies con cada paso, lo que significa que estás usando fuerza muscular para levantar todo tu cuerpo. Y eso cansa. El caminar normal es básicamente caer hacia delante una y otra vez. Caer y recuperar, caer y recuperar…La única razón por la que no te caes de cara cada vez que das un paso es porque te paras con el pie, una y otra vez. Esto representa un gran gasto de energía.

En cambio, Namba aruki, explicado de forma simple, consiste básicamente en caminar adelantando/balanceando el brazo del mismo lado de la pierna que avanza, lo cual es opuesto al método de caminar “normal” o estándar, que acabamos de comentar. Es decir, en Namba aruki llevas el brazo derecho hacia delante cuando das paso derecho, mientras el brazo izquierdo queda atrás y llevas brazo izquierdo adelante cuando avanza la pierna izquierda, mientras el brazo derecho queda atrás.

Representación de Hiyaku, mensajero corredor express del periodo Edo usando Namba Aruki

 En el siguiente vídeo podemos ver a Kono Sensei mostrando y explicando -en japonés- algunas formas de Namba Aruki:

Bien pues, como habréis podido apreciar en el video, Namba Aruki no se trata sólo de eso, de la coordinación brazo/pierna del mismo lado, sino que se trata también de mantener la cadera estable y los hombros paralelos en la misma linea de la cadera, y sin que estos, ni la cadera ni los hombros, oscilen hacia arriba y hacia abajo ni lateralmente a medida que das los pasos. No es tan fácil como puede parecer con la explicación simple.

Namba Aruki  hace que los movimientos al caminar a buen ritmo sean más eficientes, ya que hace que la parte superior del cuerpo sea más estable, manteniendo las caderas hacia adelante mientras caminas, tienes más control de tu cuerpo, y no requiere levantar todo tu cuerpo con los pies. Namba aruki es bueno, aparte de sus obvias aplicaciones marciales, para las personas que hacen senderismo por ejemplo. De hecho, Namba Aruki se asemeja en algunos aspectos al llamado “paso de descanso” -rest step en inglés- que se utiliza para escalar/subir montañas, y también en esquí de fondo o con raquetas, con menos esfuerzo.

Algunos ejemplos del paso de descanso o “rest step”:

Volviendo a Namba Aruki. Encontramos Namba aruki en el teatro japonés Noh y Kabuki, en bailes tradicionales japoneses y por supuesto en las artes marciales japonesas, tanto tradicionales como modernas. Muchos utilizamos esta forma de caminar normalmente en nuestro Budo, sin darnos cuenta, la cual nos hace ganar eficiencia, pero luego no seguimos aplicándola en nuestra vida cotidiana cuando podría resultarnos útil en según que ocasiones. Un apunte muy curioso también es que hay animales que caminan en Namba aruki, como los gorilas al correr o los gatos al andar. ¿Por qué será?

Mirad como anda el gato. ¡Es Namba Aruki!:

Hay diferentes motivos y beneficios para usar Namba Aruki en según qué circunstancias. Por ejemplo, si vistes un kimono japonés, caminar en Namba Aruki hará que no se arrugue. En nuestro ámbito, el marcial, es fácil de comprobar que si llevas una katana al cinto, caminar en namba aruki es la única forma para evitar que la espada vaya oscilando de un lado a otro, lo cual sería insoportable. También, y volviendo al periodo Edo, si usabas “geta” como calzado, caminando en namba evitaban salpicarse de barro la parte trasera del kimono o la hakama. Así pues, podemos constatar que aparte de los mensajeros express, había bastantes otras razones para que diferente tipo de gente caminase de esta forma en el Japón antiguo.

Hemos dicho que uno de los puntos fundamentales de Namba aruki se basa en adelantar/balancear el mismo brazo de la pierna que avanza. Pero esto es únicamente cuando lo haces a buen ritmo de marcha, como los mensajeros corredores. Sin embargo cuando caminas despacio, aunque sea en Namba aruki, no se balancean los brazos mientras caminas. ¿Por qué? Por varios motivos. Uno era por etiqueta, y otro debido a la ropa que usaban.

¿Habéis observado a las mujeres japonesas cuando visten kimono, como mantienen las manos frente al vientre sosteniendo el bolso delante mientras caminan, o meten las manos dentro del kimono?  No andan balanceando los brazos. Quedaría fatal. Pero ¿y un samurai? ¿por qué un samurai iba a mantener sus brazos dentro del kimono? Los kimonos no tienen bolsillos, así que la única forma para relajar los brazos es meterlos dentro, parecido a lo que hacemos nosotros cuando metemos las manos en los bolsillos de nuestra chaqueta. Pero eso era solo para relajarse. Un samurai nunca caminaría con las manos dentro de su kimono, ya que las necesitaba libres y cerca de sus espadas para poder desenvainar con rapidez en caso de necesidad. Así pues las llevaba a los costados y sin balancear, por varios motivos.

Uno de los motivos es el balanceo de la cadera. Si caminamos -recuerdo, a buen ritmo- de manera “normal” o estándar actual, las caderas oscilan de forma natural ligeramente arriba y abajo. Podéis comprobarlo frente a un espejo. Pensemos que pocos samurai podían permitirse montar un caballo, solo los de alto rango. Así pues todos los demás se desplazaban a pie. Y caminaban mucho, bastantes kilómetros al día. No hay ningún registro de cuánto caminaba de media una persona normal al día en el período Edo, pero si que hay muchos registros que indican cuánto duraban los viajes, como hemos visto al principio con el caso de los mensajeros express. Así, podemos saber que la distancia media que viajaban diariamente las personas que se desplazaban de un pueblo a otro, estaba entre 35 y 40 km. La velocidad promedio caminando se estima en 4 km por hora, por lo que significa que los viajeros del período Edo caminaban de 9 a 10 horas diarias. Si este es el caso, es fácil adivinar que las personas “normales”, incluyendo a estos samurais sin caballo, caminaban cada día para realizar su trabajo y vida diaria entre un mínimo de 5 km y un máximo de 15 km. Si tus caderas oscilan arriba y abajo cada vez que das un paso, no es difícil imaginar lo que le pasará en no mucho tiempo a tu cadera izquierda, donde llevas el peso las espadas. Pensemos que una katana y un kodachi podrían pesar entre las dos entre dos y tres kilos y medio de peso. ¿Podéis imaginar el efecto que ese balanceo constante causa en tu cuerpo? Problemas de columna, dolores de espalda permanentes, etc. Así pues, estaría muy bien encontrar un método de caminar para tratar de minimizar los movimientos innecesarios de las caderas, para cansarse menos y evitar dichos problemas.

Y el otro motivo, aparte del balanceo, es la rotación de la cadera y los hombros. Por lo mismo de antes, rotar la cadera y los hombros a cada paso, como sucede al caminar a buen ritmo de froma normal o estándar de hoy, aunque sea una rotación pequeña, pero que existe, con el peso de las espadas, supone un problema añadido a los ya comentados antes. Lo preferible es que las caderas y los hombros se mantengan lo más estables posible mientras caminas con tus espadas al cinto. Es lo más eficiente.

O lo era para ellos. Ya que en este artículo no estamos diciendo que el método estándar de caminar hoy sea malo, o sea peor que el método Namba. De hecho, probablemente se puede caminar y correr más rápido usando el método convencional, sobretodo si no llevas ningún objeto como la katana y el kodachi en la cintura. Pero ¿qué buscamos o qué buscaban ellos en cada momento? ¿Rapidez o eficiencia? ¿Y cuándo, en qué momento? Depende.

No se sabe exactamente qué cantidad de gente usaba Namba aruki como forma usual de caminar en el periodo Edo japonés. Probablemente solo un pequeño porcentaje de gente lo usaba, básicamente la gente de la alta sociedad, los samurai, y los mensajeros express, ya que como hemos visto hasta ahora es un método de caminar que ayuda mucho cuando vistes kimono, cuando llevas espada, cuando debes recorrer largas distancias, etc., lo cual cuadra perfectamente con este tipo de gente, y no con el resto y mayoría de la población como agricultores, mercaderes, etc. 

Para las artes marciales los beneficios de Namba Aruki son más que evidentes por todo lo expuesto anteriormente. Pero ¿y en nuestra vida normal? ¿Tiene algún beneficio? Según la página japonesa de Wikipedia sobre Namba Aruki, obtendrás estos beneficios caminando en Namba Aruki:

  • Mayor resistencia al cansancio
  • Postura estable
  • No desperdiciar energía y aumentar la explosividad al pasar de andar a correr
  • Más potencia en el movimiento al mover un brazo, cadera y pierna al mismo tiempo, como el palo de madera utilizado por los luchadores de sumo en el entrenamiento.
  • Menos tensión en el cuerpo al subir pendientes empinadas o escaleras

Finalmente y para acabar, también hay diferentes teorías de porqué desapareció esta forma de caminar. Hay quien dice, y parece bastante lógico, que primero desapareció de la casta militar, al entrar los europeos y tomar de ellos su tipo de entrenamiento militar occidental al marchar (movimientos opuestos de brazos y piernas, con giro del cuerpo), y luego se traspasó al resto de personas que aún lo usaban, por la occidentalización global de Japón. Lo que está claro es que en las películas y fotografías tomadas a principios del siglo XX en Japón no se ve a nadie usando Namba Aruki, pero más allá de eso no está demasiado bien documentado. Probablemente llegó a su fin cuando las espadas, kimonos y getas fueron dejando de usarse. Simplemente perdió entonces su utilidad, y el Namba aruki quedó recluido en las escuelas de artes marciales tradicionales. Gracias al maestro Yoshinori Kono, sus estudios sobre el tema, y la recuperación que ha llevado a cabo desde hace más de veinte años para el público en general, hoy en día hay cada vez más gente tanto en Japón como fuera de él, interesada en esta curiosa forma de marchar.

Dani Esteban -Kôryu-





Resumen del evento de 20º aniversario

8 05 2014

20aniv1

Como sabéis todos los seguidores de este blog, el fin de semana del 3 y 4 de Mayo pasados celebramos un evento marcial para conmemorar el 20º aniversario del nacimiento de nuestro dojo, Bushi Dojo.

Para ello quisimos contar con algunos de los amigos marciales que hemos ido haciendo a lo largo de todos estos años, instructores y maestros de diferentes artes y estilos que vinieron a mostrar algunas pinceladas de su trabajo para que todos los asistentes, unas 60 personas entre los dos días, pudiesen disfrutar, compartir y aprender a lo largo de estos 10 talleres de una hora aproximada de duración cada uno.

Comenzó la mañana del sábado con el taller de Kyusho Jutsu, impartido por nuestro buen amigo Xavi Vila, instructor internacional del estilo, que se encargó con su gran experiencia de despertar a la gente mostrando algunas aplicaciones muy interesantes de trabajo en diferentes puntos vitales, que cada uno podrá luego aprovechar e incorporar a su propio sistema marcial.

20aniv2

10341565_10202438539418105_1259934005589727088_n

Siguió Carlos Fernández “Chiquitín”, entrenador y árbitro internacional, que nos mostró la contundencia del Muay Thai con su habitual pericia y buen humor. Contras de patadas, rodillazos, codazos, salidas de clinch etc, un repertorio técnico que dejó muy buen sabor de boca y ganas de probarlo de forma más contundente con las debidas protecciones que la gente no tenía (bucal y guantes).

20aniv3 20aniv4

10306801_10202923530322911_1015009130_n

El tercer turno fue para nosotros, Kim Oliveras y un servidor, que aportamos alguna pincelada de nuestra visión del Budo de la Bujinkan, tal como nosotros lo entendemos, trabajando desde la parte más tradicional hasta su evolución para llegar al Shinken Gata (combate real).

20aniv620aniv7972922_10202923531482940_170675581_n

Cerró la mañana el exquisito trabajo de Isamu Hirano, 4º dan de Aikido e instructor habitual del Gym Yawara, que nos mostró como el Aikido bien hecho está lejos de ser un baile de salón como algunos piensan. Belleza de movimientos, fluidez máxima y efectividad marcial.

20aniv820aniv910335803_10202923532362962_1367662952_n

Tras la pausa para reponer fuerzas y comer algo, con la primera hora de la tarde llegaron algunas de las sorpresas que nuestros alumnos nos habían preparado. Primero unos impresionantes trucos de magia con cartas realizados por el alumno de nuestro instructor Víctor Bayod, el aprendiz de mago Dani Li Lin, “El Gran Kardinsky”. Luego nos hicieron entrega de una placa conmemorativa a cada uno y unas camisetas “muy especiales”. A eso siguió la proyección de un pase de fotos que intentaban hacer un recorrido por la larga historia del dojo, y después lo más emotivo para mí al menos, unos mensajes grabados en vídeo de personas muy especiales para nosotros, hermanos marciales que no pudieron estar presentes en Barcelona, pero que sí estaban allí de corazón y que quisieron dedicarnos unas palabras. Gracias Elías Canal y Juan Pedro Fornés. ¡Sois MUY grandes! Y para coronarlo, conexión en vivo vía videoconferencia con nuestro alumno y hermano Carlos Bautista de México y sus alumnos. Aquí ya creo que las lágrimas afloraron.

Para continuar la tarde y desperezarnos, los alumnos cintos negros de Bushi Dojo hicieron cada uno una técnica y rápidamente dimos paso al primer taller de trabajo que no fue otro que Kajukenbo.

20aniv10

Poco se puede decir de este taller cuyo lema fue “el Kajukenbo es ante todo paz y amor”. Je je! Obviamente todo lo contrario, estilo enfocado 100% a la defensa personal, rápido, contundente y brutal, impartido con excelencia por nuestro gran amigo Jesús Sancho, cinto negro instructor y alumno de Marc Gallardo –que no pudo estar presente por motivos familiares- y de Angel García Soldado, el Gran Maestro del estilo. Conexión directa con la calidad.

10338935_10202923533362987_810887430_n

El segundo taller de la tarde corrió a cargo de todo un campeón y buen amigo, David Abellán, único instructor en España de la modalidad de Kudo Daido Juku, un sistema japonés de combate total que incluye todo tipo de trabajo de golpeo, suelo, etc. Un mixed martial art que combina toda la dureza de los deportes de gran contacto con las tradiciones marciales japonesas, con un repertorio técnico impresionante y una exigencia física fuera de lo común.

IMG_8498IMG_8477IMG_8531

Con la gente ya muy cansada tras el largo día, el último taller fue el de Systema ruso, a cargo de mi hermano Kim Oliveras, uno de los dos únicos representantes oficiales en España del estilo de Vladimir Vasiliev. ¿Qué puedo decir de mi hermano? Con su habitual buen humor y sus bromas, se encargó de mostrar algunas de las premisas fundamentales en las que se basa este estilo de lucha tan particular, enfocado prioritariamente al combate contra más de un adversario. Para los escépticos de este Systema, sólo comentaré que el KO técnico que sufrió uno de los alumnos participantes en el taller –afortunadamente sin mayores consecuencias que unos minutos grogui- no fue producido precisamente por un “no touch” 😉

IMG_8595IMG_8567IMG_8589

Tras el largo día de entrenamientos, unas cuarenta y pico personas, alumnos, ex-alumnos, parejas etc., fuimos a cenar a un restaurante para culminar el día reponiendo fuerzas con muy buen humor y apetito.

Domingo por la mañana llegó la tercera y última sesión de talleres marciales. Con algunas bajas causadas por el cansancio y quizás la posterior juerga nocturna tras la cena, pero también con algunas nuevas incorporaciones de gente que no pudo estar con nosotros el sábado.

El primer taller corrió a cargo de nuestro buen amigo y Shihan de la Bujinkan, David Morera, que se encargó de despertar a la gente, mostrando algunas pinceladas de lo que tuvo ocasión de practicar en su reciente viaje a Japón de este año. De la suavidad a la contundencia, transición entre keiko gata y shinken gata, timming, kukan y algunas ideas del trabajo del año del Sôke Hatsumi. Un placer.

IMG_8656IMG_8669IMG_8725

Continuamos la mañana con nuestro gran amigo el Maestro Álvaro Sanz, 5º dan de Hapkido Jin Jung Kwan y único representante en España del Gran Maestro Lee Chang So, ayudado en el tatami por su alumno y gran amigo también Josep Lluís Ruiz, segundo dan del estilo, que recibió las brutales técnicas del maestro con una entereza digna del gran artista marcial que es. La calidad y exquisitez técnica del maestro Sanz son conocidas y reconocidas en todo el mundo, y todos los asistentes disfrutaron como enanos con las durísimas luxaciones, las brutales proyecciones y los exquisitos métodos de golpeo que nos mostró.

10299482_10202923535203033_1771881752_n10346919_10202923535443039_910457422_n

20anivjjk

Y llegó el último turno de este evento, el taller de Choi Li Fut Kung Fu, que corrió a cargo de Carlos Esteban, cinto negro del estilo y alumno del instructor jefe Ramón Comabella, que no pudo estar presente en el evento por temas personales. Carlos tuvo que cargar con la responsabilidad del taller, y tras hacernos una breve introducción al estilo nos mostró algunas de las peculiaridades de este método de Kung Fu, que recoge la sabiduría de las artes tradicionales del mítico templo de Shaolin. Patadas a todos los niveles, técnicas contra agarres, y algunas luxaciones y ejercicios típicos del estilo hicieron que la última hora pasase volando y llegásemos al final del evento.

IMG_9082IMG_9126

En definitiva, a mi entender, una celebración de 20º aniversario que recordaremos durante mucho tiempo.

Dani Esteban –Kôryu-, Bujinkan Shihan

 

foto grupo 20 aniv