Celebrada clase con Ilan Gattegno

4 03 2015
Ayer martes 3 de marzo tuvimos el placer de acoger en Bushi Dojo al Shihan Ilan Gattegno, 15º dan procedente de Israel, y uno de los primeros practicantes de la Bujinkan en el mundo Occidental.
.
1
 .
Ilan fue el primer estudiante de Doron Navon cuando este regresó de Japón en Noviembre de 1974 tras pasar allí 8 años estudiando Ninjutsu con Hatsumi Sensei.
.
3.
Ilan, de 62 años de edad y con 42 a sus espaldas de estudio en la Bujinkan es uno de los occidentales en activo con más antiguedad en nuestra organización.
.
4
 .
Durante su breve visita de ayer tuvo a bien compartir con nosotros una interesante clase en la que expuso de manera clara y didáctica sus puntos de vista sobre el entrenamiento en Bujinkan.
.
7.

Según Ilan, cualquier técnica que se realice debería contener 4 elementos primordiales, sobre los que estuvimos trabajando durante las dos horas de duración de la clase. A saber:

-Metsubushi

– Moguri

– Kuzushi

– Nagare

.

 

9.

 

No faltó el buen humor durante el entrenamiento. Dice Ilan que nosotros, como guerreros, debríamos poder afrontar al enemigo con una sonrisa interior, perceptible por él.

En definitiva, creo poder afirmar que todo el grupo disfrutó de una clase diferente. Esperamos que nos sigan visitando instructores de diversas partes del mundo.

  TODÁ RABÁ ILAN!  (Muchas gracias Ilan!)

 

10

Anuncios




Clase con Ilan Gattegno en Barcelona

16 02 2015
El martes 3 de marzo tendremos el placer de acoger en Bushi Dojo al Shihan Ilan Gattegno, 15º dan procedente de Israel y uno de los primeros practicantes de la Bujinkan en el mundo Occidental. Ilan impartirá una clase especial de un par de horas de duración sobre el tema: Los secretos del metsubushi.
Ilan fue el primer estudiante de Doron Navon cuando este regresó de Japón en Noviembre de 1974 tras pasar allí 8 años estudiando Ninjutsu con Hatsumi Sensei y sus estudiantes japoneses y Judo.
Nos comenta Ilan que Doron era su vecino y cuando volvió a verlo al cabo de esos años le preguntó qué era lo que había estado estudiando, a lo cual él le llevó al comedor de su casa y le enseñó algunas técnicas dolorosas.
Esa fue su primera lección, hace casi 40 años.
Ilan empezó a estudiar a la vez Ninjutsu y Judo, dos horas cuatro veces por semana. Reemplazaba a Doron cuando éste no podía dar la clase a partir de llevar un año con él.
Ilan fue el capitán del equipo de Judo de la universidad de Tel Aviv que ganó la copa Inter Universitaria y fue nombrado deportista del año de dicha Universidad en 1976.
Viajó a Japón por primera vez en Diciembre de 1980 y estuvo un mes practicando con Ishizuka Sensei, Tanemura y otros instructores de la época. En esos momentos Hatsumi Sensei no estaba dando clases. Ilan también estuvo estudiando Judo en el Kodokan durante ese mes, por las mañanas.
Su segunda visita a Japón fue en 1983 para el primer Tai Kai que se celebró en Yuma Mura.
Estuvo un mes entero y practicó con todos los profesores japoneses.
Pasó su Go Dan test en el Tai Kai de Londres de 1987 y el 1997 recibió su 10º dan.
Ha seguido viajando asiduamente a Japón, asistiendo a los Tai Kais y ha impartido muchos seminarios fundamentalmente en USA, Canadá y Reino Unido.
Ilan enseña regularmente en su país, fundamentalmente a adultos, y está especializado en entrenar a gente que quiere convertirse en instructor a través de un método propio y único de enseñanza.
No te pierdas esta clase especial con uno de los pioneros.
Martes 3 de marzo, de 19:30h a 21:30h.
En Bushi Dojo (Gimnàs Yawara – c/ Concepció Arenal, 160 – Barcelona)
Precio miembros Bushi Dojo: 10€  Externos: 20€
Las plazas para externos son limitadas. Una vez agotadas no podrás asistir. Si deseas asistir debes contactar con nosotros imperativamente con la suficiente antelación. Fecha límite, si aún quedasen plazas, viernes 27 de febrero
Por email: danikoryu@yahoo.com  o por teléfono: 646 56 11 19




Seigyo a través de Metsubushi

28 02 2014

Por Ilan Gattegno, Ju-Dan Kugyo

En las Artes Marciales deseamos controlar la situación y manipular al oponente para que deje de atacarnos. Podemos controlar a nuestro oponente física o mentalmente, o ambas. Si podemos hacer cumplir nuestra voluntad sin aplicar fuerza entonces estamos en situación de control (Seigyo). Pero cuando el oponente ataca tenemos que actuar rápidamente para recuperar el control. En todos los niveles de combate, desde el combate básico cuerpo a cuerpo hasta la guerra estratégica, usamos tácticas para engañar y exponer al oponente a un golpe decisivo. Cegamos su visión y actuamos cuando él no puede ver lo que hacemos. Los ninja ya lo hacían. Y le llamaban Metsubushi.

Somos humanos, y como especie tenemos unos rasgos inherentes. Uno de ellos es el reflejo. Reaccionamos ante ciertos estímulos siempre de la misma forma. Así, si logramos crear una reacción refleja en nuestro oponente, sabemos cual será su reacción, ya que es siempre la misma. Uno de los reflejos importantes es la reacción ante una amenaza hacia los ojos. Si nuestro oponente ve algo acercándose rápidamente hacia sus ojos, su movimiento se frenará. Se quedará congelado. Si ve algo acercarse a sus ojos estando él de pie, moverá la cabeza ligeramente hacia atrás. En ambos casos también parpadeará. Es humano. Esto está incorporado en nuestro sistema.

Esta reacción es una ventana de oportunidad para contraatacar. Para crear este reflejo podemos usar nuestras manos en un movimiento rápido hacia el atacante. Para practicar el movimiento, imagínate que tus manos están mojadas y que quieres lanzar ese agua de tus manos a los ojos del oponente. El movimiento del antebrazo hacia el oponente no es bastante rápido. La mano se mueve más rápido. Movemos el antebrazo hacia delante, y cuando alcanza un cierto ángulo, damos un latigazo con la mano como si esto fuese a separarla del antebrazo y fuese a seguir moviéndose hacia el oponente. Tendrá éxito si se hace en la distancia y en el timing correctos, cuando el tiempo de reacción es demasiado corto para el oponente para reaccionar de manera calculada, y cuando el mecanismo de reflejo está ya asumido por el cerebro como la respuesta más rápida ante una amenaza que apunta a los ojos.

Cuando funciona, el oponente ve una imagen borrosa de algo avanzando muy rápido hacia sus ojos. Algo suelto, rápido, no controlado. Él se congelará, o inclinará su cabeza hacia atrás, y desde luego él parpadeará. Esta es la ventana de oportunidad que creamos.

Esta ventana de oportunidad es el tiempo que tenemos para contraatacar y recuperar el control de una situación no creada por nosotros. En ese momento exacto usamos Kuzushi para tomar el equilibrio del oponente y aplicar Moguri para rápidamente llevarlo al suelo. También se puede hacer maravillosamente usando Nagare.

Nota: recomendada la revisión de la entrada Metsubushi