El shuriken, ¿arma y amuleto al mismo tiempo?

11 05 2020

De todos conocido gracias al salto a la “fama” de los antiguos ninja en el boom de los años 80 del pasado siglo, y a su extenso uso en películas de baja calidad así como en cómics, manga, etc., el shuriken es un elemento muy popular hoy en día en el imaginario colectivo, no así en la realidad, donde aparte de ser un arma accesoria o secundaria tenía al parecer también un simbolismo oculto.

Este arma arrojadiza con forma de dardo, estrella, disco, etc., era entrenada y usada en la antigüedad no solo por los ninja sino también por muchas y variadas escuelas de bujutsu samurai -que muchas veces eran las dos caras de la misma moneda- y  sus diseños se cuentan por docenas, donde prácticamente cada escuela, clan, etc., contaba con algún diseño propio, muchas de las veces con un significado oculto ligado a la dimensión esotérica tal como servir de amuleto de protección, de ayuda en la batalla, de vehículo de conexión con las deidades, etc.

Normalmente el diseño de los shuriken debía tener en cuenta fundamentalmente su funcionalidad como arma, pero al ser como hemos dicho un arma muy secundaria y en realidad poco utilizada, sus diseños fueron tomando muchas veces otros caminos llegando a convertir este elemento algunas veces más en un artículo “religioso” o un amuleto que en una verdadera arma funcional.

Varias fuentes apuntan a que los shuriken del tipo estrella de cinco, seis y ocho puntas (gohô, roppô y happô shuriken) y básicamente todos los shuriken de tipo rueda, disco o estrella que vuelan girando sobre sí mismos, llamados genéricamente  shashuriken o shaken, están basados en los diferentes tipos de Hôrin, un arma/instrumento religioso originario de la antigua India y también usado en el Mikkyo (Budismo esotérico japonés), con forma de disco o rueda equipada con varias hojas afiladas que simbólicamente habría aplanado la tierra cortando todas las desigualdades.

El shuriken de 5 puntas contiene el simbolismo de la estrella de cinco puntas, gohô, que representa los 5 elementos Gogyô (Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua), los 5 elementos del Budismo esotérico (Tierra, Agua, Fuego, Viento y Vacío), etc.

La estrella de seis puntas, kagome, se usaba también como amuleto de protección contra la mala suerte y para conseguir los propios objetivos. Diferentes escuelas se basaron en ella para el diseño de algunos de sus shurikens.

Kagome, la estrella de 6 puntas

Kobori Ryu Roppo Gata

Kobori Ryu roppogata shuriken

Roppo Gata

Kagome shuriken (Iga & Koga Ryu)

Y el manji, símbolo budista de la buena fortuna y la felicidad era otra de las formas esotéricas de las cuales deriva el manji shuriken. En el manji budista, no confundir con la esvástica nazi,  cuando las puntas giran hacia la derecha, migi manji, simboliza In (Yin en chino) o la Luna, y cuando giran hacia la izquierda, hidari manji, como en la foto de abajo, representa Yo (Yang en chino), o el Sol.

Japan to remove swastikas from maps as tourists 'think they are ...

Hidari manji

 

Kobori Ryu Manji

Manji shuriken

Por otra parte, los juji shuriken, o shuriken con forma de cruz derivan al parecer del karma vajra, que en el Mikkyo consiste en dos vajras cruzados cada uno de ellos con tres puntas en cada extremo. Las tres puntas representan los tres secretos y la combinación de ambos representa la unión de los tres secretos con el Buda y el practicante. Las doce puntas en total significan los doce eslabones o enlaces en la cadena kármica y las doce causas de la perfecta iluminación interior que debe ser alcanzada.

Gilt-bronze Four-directional Karma Vajra Pestle (Katsuma)|Nara ...

Karma Vajra

 

Yagyu Shinkage Ryu Yayuji shuriken

La forma de cruz en Japón tiene mucho simbolismo tanto en el Budismo esotérico como en el antiguo Shintoísmo o en el Onmyodo,  una cosmología esotérica, mezcla de ciencias naturales y ocultismo basada en las teorías chinas de los cinco elementos y el ying y el yang que servía también como método de adivinación. La forma de cruz se usaba tanto como amuleto contra el mal como para atraer la buena fortuna. Es un símbolo poderoso ya que crea una barrera entre el bien y el mal. Lo que está bajo las dos líneas cruzadas está protegido y el mal permanece al otro lado y es repelido. La forma de cruz está presente en muchos rituales de protección e incluso en katas de kenjutsu, kamaes (jumonji), etc.

Este tema y sus conexiones daría para un estudio extensísimo, lo cual queda lejos del objeto de este blog. Para finalizar el artículo diremos que no solo la forma de algunos shuriken tenía un simbolismo y un significado “oculto” sino que hay algunas fuentes que aseguran que también las medidas de los mismos tenían una razón de ser, al igual que la medida de muchas otras armas estaba relacionada con creencias esotéricas y reglas supersticiosas que determinaban cual debía ser la medida auspiciosa para tal o cual arma según la escuela o el propietario.

Gorintô

Por ejemplo, en los bo-shuriken (shuriken en forma de dardos, clavos o agujas cilíndricas, cuadradas o hexagonales provistas de uno o los dos extremos afilados en punta) las medidas clásicas eran 3 sun (9,09 cm) y 5 sun (15,15 cm).  Los 3 sun representan la luz de la Luna, el Sol y las estrellas y obviamente los 5 sun representan los 5 elementos y también está relacionada esta medida con el cuerpo humano, que en algunos esquemas esotéricos viene representado como un Gorintô (la estupa de 5 anillos funeraria o conmemorativa) en la cual cada una de las partes corresponde a uno de los 5 elementos y también a una parte del cuerpo humano.

Muestra de diferentes tipos de shurikens pertenecientes a diversas escuelas donde pueden observarse variedad de formas, tipos y medidas. (Colección personal del autor)

Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan & Meifu Shinkage Ryu Shidoshi

¿Quieres entrenar en Barcelona? + info: danikoryu@yahoo.com  o telf  646 56 11 19





¿Qué comían los ninja?

2 01 2020

La “Dieta Ninja” priorizaba la fortaleza, el sigilo y la eliminación del olor corporal.

Este artículo trata de conocer que es lo que comían los shinobi, en medio de un guiso de mitos y conceptos erróneos.

La verdad sobre los ninja es un tema muy resbaladizo. Estos misteriosos “asesinos”, también conocidos como shinobi, vivieron vidas tan inescrutables que la línea entre la historia y la ficción que inspiran se ve irremediablemente borrosa.

Aunque los detalles a veces difieren, los expertos en el mundo ninja generalmente están de acuerdo en algunos hechos comunes: se dice que estos guerrilleros secretos vivieron en la prefectura montañosa de Mie en Japón entre 1487 y 1603. Durante un siglo de considerable conflicto militar, se cree que fueron contratados como asesinos a sueldo y que utilizaron técnicas altamente especializadas y secretas. Sin embargo, incluso estos detalles, escribe el académico e historiador militar Stephen Turnbull, quien ha publicado extensamente sobre cultura e historia ninja, son difíciles de probar. Aún así, él no cree que sean una invención total. “Todas las tradiciones inventadas tienen una base de hecho”, escribe, “no importa cuán tenazmente puedan establecerse los vínculos entre la tradición desarrollada y la historia registrada”.

Algunas décadas después de la época en que se dice que los ninjas vivieron y estuvieron activos, los historiadores y narradores comenzaron a escribir mucho sobre ellos: quiénes eran, qué hacían y cómo comían. Varios relatos describen cómo evitaban los alimentos con fuerte olor (para acercarse mejor sigilosamente a los enemigos), restringían su dieta para mantenerse ágiles e incluso usaban alimentos para enviar mensajes secretos. Así pues emerge una imagen vívida de los ninja y sus dietas, aunque es casi imposible decir cuánto se basa en los verdaderos guerreros medievales, y eso si es que existieron realmente… (Turnbull, por su parte, cree que incluso las primeras concepciones de los ninja son una amalgama de “creencias genuinas en una experiencia local única que fue reforzada por los recuerdos populares y los cuentos de viejos soldados”, así como un deseo activo de creer en un atractiva fantasía militar).

A 19th-century woodblock shows a ninja as we often conceive of them today.

Una tablilla de madera del siglo XIX muestra a un ninja como lo concebimos a menudo hoy.

Las representaciones modernas de ninjas generalmente los retratan como figuras míticas, vestidos con ropas negras, corriendo en las sombras. Sin embargo, los primeros relatos, que tienen más probabilidades de aproximarse a la verdad, sugieren que eran esencialmente agricultores: un trabajador mitad agrícola, mitad samurai, que comía como sus pares rurales. “Muchos ninja [se dice que tuvieron] sus orígenes en las clases sociales más bajas”, escribió Turnbull, en un libro anterior. “Sus métodos secretos y discretos eran exactamente lo contrario de los ideales de los nobles samurai”. Algunos registros los describen escondiéndose a la espera durante días, infiltrándose en territorio enemigo o sirviendo como espías o asesinos.

Si comieran como el resto de granjeros y agricultores, dice el investigador Makato Hisamatsu, del centro de investigación ninja recientemente inaugurado por la Universidad de Mie, podrían haber comido dos comidas al día, principalmente de mijo, salvado de arroz, miso y vegetales y plantas silvestres. “Se cree que también comían saltamontes, serpientes y ranas”, dijo a la revista japonesa Aera. “Era una dieta más equilibrada que hoy”. Ciertamente, las ventajas nutricionales del arroz integral están bien documentadas, aunque los insectos, reptiles y anfibios rara vez aparecen en los muchos manuales de alimentación saludable inspirados en los ninjas que corren por ahí.

Pero los textos fuente que datan de finales del siglo XVII y XVIII sugieren varias distinciones entre su dieta y la de sus compañeros agricultores. Se dice que los ninja evitaban particularmente los alimentos picantes, por temor a ser olisqueados por el enemigo, dijo Hisamatsu a la Japanese Health Press. El ajo, los puerros y otros miembros de la familia allium estaban fuera de su menú. La carne roja también, ya que la mayoría de las personas que vivían en el Japón medieval eran budistas o sintoístas y, por lo tanto, en su mayoría vegetarianos. Hay una base científica para esto: investigaciones recientes muestran cambios importantes en el olor corporal de las personas que adoptan una dieta vegetariana, mientras que al menos un estudio relacionó el aumento del consumo de ajo con un olor personal más agradable, pero quizás más picante.

Habría otras diferencias también. Se dice que los ninja vigilaban bastante su cintura para mantenerse ágiles, dijo Hisamatsu. Describió una “regla de hierro” comúnmente citada, que estipulaba que no deberían pesar más de 60kg: el peso estándar de un saco de arroz. En la práctica, esto significaba observar un régimen simple y nutritivo, de modo que cuando necesitaran “ser un ninja sigiloso” (y colgar de techos o escalar paredes), serían lo suficientemente livianos para hacerlo con facilidad.

El famoso Bansenshukai es uno de los textos fuente más conocidos sobre ninjas, aunque data de 1676, mucho después de su supuesto apogeo. Es una mezcolanza de documentos, muchos de los cuales se basan ampliamente en la filosofía militar china, y se lee casi como un manual: una guía práctica que dice ser la máxima acumulación de conocimiento de Ninjutsu y, en el proceso, ayudó a sentar las bases para la mística ninja. Incluye instrucciones sobre cómo hacer las llamadas “píldoras del hambre” que pueden alimentarte durante viajes largos y secretos cuando la comida puede ser escasa.

Una receta combina boniatos japoneses, canela, arroz glutinoso y pepitas de loto. Otra instruye a los ninjas “sobre la marcha” que carecían de las raciones adecuadas para hacer un polvo de corteza de pino, ginseng y arroz blanco, y luego vaporizar las bolas de la mezcla en una cesta. “Dividan esto entre 15 personas y no morirán de hambre, incluso si no comen nada más durante tres días”. Los cálculos modernos sugieren que cada bola tenía alrededor de 300 calorías, quizás no suficientes para una comida, pero sí un nutriente decente como un snack denso para el largo camino que quedaba por delante.

Detail from a 19th-century woodblock depicting Iga Province, where ninjas are said to have once lived.

Detalle de una tablilla de madera del siglo XIX que representa la provincia de Iga, donde se dice que los ninjas vivieron.

El Museo Ninja de Iga-ryu, un museo japonés dedicado a los ninjas y su historia, describe una “bola de sed” similar, que ayudó a los ninjas a evitar la deshidratación. Eran elaboradas con pulpa de umeboshi triturada (encurtido del ume -tipo de ciruela- que se seca, se sala en barriles y se pone un peso encima para exprimirle el jugo), hongo de centeno y azúcar cristalizado, una combinación potente y rica en electrolitos de los alimentos que a menudo se usan hoy en día para curar la resaca. Tales píldoras habrían sido cruciales para estos “exploradores de larga distancia”, escribe Antony Cummins en Samurai and Ninja: The Real Story Behind the Japanese Warrior Myth. “Se esperaba que estuviesen en el campo durante períodos prolongados con poca o ninguna comida, y se esperaba que su salud empeorara”.

Resultado de imagen de umeboshi

umeboshi

Los textos del escritor militar japonés del siglo XVIII Chikamatsu Shigenori describen otro uso para la comida en la cultura ninja, como una forma de enviar mensajes secretos. Para comunicar una fecha, los ninja podíam enviar trozos de pescado, con el tamaño y el número de piezas correspondientes al mes y al día. “Para prometer llevar a cabo una traición, debes enviar pescado salado”, escribe Shigenori. “Cuando vas a cometer un incendio provocado, debes enviar pescado seco”. Los pasteles dulces significaban una llamada a refuerzos; los panecillos eran una llamada a las fuerzas para atacar al enemigo desde la retaguardia. Los pasteles de arroz indicaban una solicitud de provisiones, aunque presumiblemente los ninjas no la enviarían a menos que estuvieran bastante seguros de que serían reabastecidos. Aparentemente, los combatientes también enviaban una carta anodina para proteger al mensajero si su recompensa caía en las manos equivocadas.

Todo esto, sin embargo, debe tomarse con al menos una pizca de sal. Hay una base textual para estas innovaciones dietéticas, y muchas tienen una base científica para arrancar. Pero los expertos aún se preguntan hasta qué punto existieron realmente los “ninjas” y debaten cuánto de nuestro conocimiento es una fabricación centenaria, fundada en capas sobre capas de leyendas. Solo hay fuentes contemporáneas que describan a los ninja, no hay mucho en lo que basar toda una tradición militar. Si bien Turnbull acepta que algunos registros escritos pueden haber sido destruidos, “el punto importante es que no hay registros auténticos después de eso”. Los que tenemos son inestables y datan de mucho tiempo después de que los ninja supuestamente deambulasen por Japón.

Es difícil decir si los ninjas realmente comieron en la forma en que describen los textos. Pero lo que revelan estas fuentes es el origen de una tradición nacional muy apreciada, y de dónde puede venir nuestra concepción moderna de estos guerreros. Ya en la década de 1670, la gente imaginaba a los ninja como un gas mortal: más ligeros que el aire, capaces de infiltrarse en áreas impenetrables e indetectables, incluso por el olor.

Artículo original de Natasha Frost, publicado en 2018 en la web Atlasobscura 

Traducción del inglés por Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan

También te puede interesar saber ¿Qué comían los samurai?





Ninjas famosos de la historia: Momochi Sandayu

6 11 2019

Resultado de imagen de sandayu momochi

Momochi Sandayu (aprox.1525-1585) es uno de los ninja más legendarios de la historia del Japón feudal, descendiente de la familia Otomo, procedente de la región de Iga, zona que estaba controlada por tres famosas familias ninja: la familia Hattori, la familia Fujibayashi y la familia Momochi.

Momochi Sandayu llegó a ser Sôke de varias escuelas, entre ellas Hakuun Ryu Ninpo, Gyokko Ryu Koshijutsu, Koto Ryu Koppojutsu y Momochi Ryu. Muy activo en la era Tembun (1542-1555), sirvió al clan Sanada en esta turbulenta época japonesa y fue el maestro de varios otros ninja muy famosos como Hanzo Hattori e Ishikawa Goemon.

Con el fin de dificultar su captura y ocultar su identidad se dice que Sandayu llegó a tener 3 hogares distintos y 3 familias, sin que ninguna de ellas supiera de la existencia de las otras dos. Sus hogares fueron el Castillo de Ryugu, el castillo Hojiro y el Castillo Yamato. En cada castillo tenía una personalidad diferente y como hemos dicho una familia propia así como todos los recursos necesarios para escapar en caso de peligro.

En noviembre de 1581 tuvo lugar la invasión de la provincia de Iga por parte de las tropas del Shogun Oda Nobunaga para acabar con el poder de los ninja de la zona, y allí se disputó la célebre batalla llamada “Tensho Iga No Ran”en la cual la mayoría de los ninja de los diferentes clanes fueron masacrados y los supervivientes se esparcieron por todo el país.

Las crónicas dicen que Momochi Sandayu combatió ferozmente en la batalla y logró huir con alguno de sus hombres ocultándose en el este del país y asentándose bajo la apariencia de granjero en la provincia de Kii hasta que supo la noticia del asesinato de Nobunaga, a manos de uno de sus propios generales, el 10 de junio de 1582.

Una de las versiones dice que Momochi Sandayu regresó entonces a Iga e intentó unir a los clanes Momochi y Hattori, pero ese intento fracasó y se produjeron muchas luchas internas entre los dos clanes. Finalmente, los líderes de los clanes, Momochi Sandayu y Hattori Hanzo se batieron en duelo y Momochi Sandayu murió a manos del que fuera antiguamente su alumno.

Otras versiones de la historia apuntan a que desapareció y nunca se volvió a saber de él tras su escapada y escondite en la provincia de Kii.

Su tumba se descubrió en los años 60 cerca de uno de sus hogares, al sur de Iga-Ueno.

Kuden de Momochi Sandayu:

“El ninjutsu no es algo que se deba utilizar para satisfacer vuestros deseos personales. Sólo debe ser utilizado cuando no haya otra opción, para servir a tu país, a tu señor o para escapar de un peligro personal. Si utilizas sus técnicas y estrategias deliberadamente para satisfacer tus deseos personales, éstas te fallarán y se volverán contra ti.”

Consejos de Momochi Sandayu a los hombres de su clan:

  • Nunca subestiméis a vuestros enemigos, asumid siempre que son peligrosos.
  • Aprended a deslizar vuestro peso y moved vuestro cuerpo de manera fluida si queréis esquivar a vuestro atacante
  • Para lograr la máxima eficacia moved el cuerpo como una unidad, no por partes separadas
  • Los movimientos vistosos y las florituras son innecesarios
  • Atacad siempre a puntos vitales y dolorosos. Usad la esquiva y el engaño para obtener la distancia correcta
  • No intentéis combatir a una fuerza superior con más fuerza, en vez de eso, desviad su acción moviéndoos en la dirección de su fuerza para apresarle y romperle con su propia fuerza.
  • Nunca perdáis de vista al enemigo, ni siquiera tras un contraataque exitoso. Esperad de él lo inesperado y así sobreviviréis
  • Controlad siempre el daño que vais a infligir a vuestro enemigo. Situad el grado de castigo que vais a infligirle según el peligro del ataque.

 

Información recopilada de varias fuentes





El esperado libro de Sean Askew: Linaje Oculto, los ninja del Clan Toda

22 05 2019

Linaje Oculto. Los ninja del Clan Toda

Durante el siglo pasado, decenas de libros y ensayos han sido escritos sobre el arte del Shinobi o ninjutsu
intentando interpretar la verdad que se encuentra dentro de este laberíntico sistema simbólico y para ampliar sus aparentemente impenetrables leyendas. Pero esta obra literaria es diferente: ancla su análisis al iluminar y sacar a la luz varios eventos históricos clave, y explora un aspecto raras veces considerado de la historia ninja… la cetrería. Averiguar sobre la historia temprana del ninjutsu, y encontrarse con sus muy influyentes miembros— incluyendo a Koga Saburo, Togakushi Daisuke, y varios dirigentes de la zona de lga. Adentrarse en las sombras, descifrar los secretos y profundizar en la la misteriosa historia del ninja. Obtendrás una vista increíble de un hasta ahora linaje oculto, el Togakure Ryu.

Sobre el Autor:
Sean Askew es practicante de Bujinkan desde hace mucho tiempo y alumno personal del gran maestro de Togakure Ryu, Hatsumi Masaaki. Vivió y entrenó durante más de 15 años en Tokyo, Japón y luego pasó varios años viviendo en China, viajando e investigando las raíces de las artes marciales.
Actualmente reside en Novi, Michigan, con su familia, y dirige un pequeño club de artes marciales fuera de su casa mientras trabaja en el sector de la producción automotriz japonesa como agente de compras avanzado. Visita Japón varias veces al año para continuar su entrenamiento y es uno de los instructores más solicitados del arte en el mundo occidental.

El libro de momento sólo está en su versión original en inglés. Pedidos aquí: https://bkrbudo.com/book/





Sobre el Iranki y los ninja de Iga

27 03 2019

Recientemente, en la conferencia en Cleveland por el Sr. Sakai, me sorprendieron con la guardia baja al aprender que los ninja de Iga se despertaban a las 4:00 am y hasta las 12 del mediodía se encargaban del negocio familiar, del mismo modo que un samurai, un granjero, comerciante, etc. Nos mostró un escaneo del manuscrito de Iranki que lo decía.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

página del Iranki

El manuscrito de Iranki es una colección de tradiciones e historias transmitidas por los supervivientes de la invasión de Iga, conocida como Tensho Iga no Ran (天正 伊 賀 の の 乱). Fue compilado poco menos de 100 años después de la invasión por un hombre que vivía justo afuera de las murallas del castillo en Iga. Su nombre era Kikuoka Nyogen (菊 岡 如幻) y vivió desde 1625 hasta 1703.

Se dice que la mayor parte del material original provino de las familias Momochi y Hattori.

Nyogen también escribió algunos otros libros sobre tradiciones secretas y técnicas de ninpo de Iga como

伊 水温 Isui Ungo

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Manuscrito Isui Ungo

法 転 転 転 輪 輪 記 Sappotenrinki (Rueda giratoria de Métodos de Asesinato)

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Portada del Sappotenrinki de Nyogen

伊賀国忍術秘法 Igakoku Ninjutsu Hiho (Métodos Secretos de los Ninja de Iga)

伊賀忍者考 Iga Ninjakō (Notas de un Iga Ninja)

Después de investigar más el texto de Iranki, también aprendí que después de cumplir con sus deberes en el hogar familiar, se reunían en un santuario para entrenar y perfeccionar sus habilidades en artes marciales, tiro con arco y equitación. Aparte, practicaban el arte del ocultamiento. (隠 術).

En la antigüedad, Oiro Tayuya enseñó a los líderes de Iga las destrezas de inteligencia y espionaje y la región de Iga se hizo conocida por sus Shinobi (間諜). Se decía que ninguna fortaleza era impenetrable para ellos. Podían ir a cualquier parte del país y su nombre como Shinobi de Iga tenía mucho peso.

Entonces, en resumen, creo que este pasaje del Iranki nos da una buena idea de cómo era la vida cotidiana de un shinobi antes de la invasión de Iga y de la siguiente diáspora.

Las artes marciales eran una parte importante de la vida del shinobi. Además de eso, recibieron entrenamiento especial en las artes del ocultamiento y la invisibilidad.

Publicación original de Sean Askew en Facebook.

Traducción: Dani Esteban -Kôryu-





Retazos de la autobiografía de Takamatsu Sensei

14 02 2019

Cumpliré 68 años este año 30 de Showa (1955). Hasta hace dos o tres años no tenía ni idea de cuál era mi edad. Esto es simplemente porque no quería saberlo, pero sí sé que nací en el año 23 de Meiji (1887). Estoy desconcertado por la apariencia de mi cara como se ve ahora, pero la razón de esto es que no me he mirado en un espejo en unos treinta años. Incluso con este aspecto desaliñado, sigo siendo lo que la mayoría de las personas consideraría un hombre enérgico. Si la mayoría de las personas fueran a caminar durante una hora al día, normalmente cubrirían unas cuatro millas; generalmente yo lo hago en aproximadamente media hora. Me gusta pasear y hacerlo naturalmente con mi perro. Caminamos juntos todos los días. Soy muy malo con los horarios, pero todos los días estoy puntualmente en la cama a las 9 de la noche en punto con mi gato, a quien he llamado Jiro. Me despierto a las seis y media de la mañana y me lavo con una toalla mojada en agua fría mediante fricción. Esto es algo que no he dejado de hacer en los últimos cuarenta años y es por eso que nunca he estado enfermo en la cama; esto no quiere decir que solo los lavados fríos van a evitar que te enfermes.

Disfruto mucho pintando e incluso ahora sigo pintando como una forma de juego. No soy muy hábil pero lo disfruto, para mí es un placer. Nadie posee el conocimiento sobre los acontecimientos del mañana; esto significa que no sabemos cuándo cesará nuestra vida. Debido a la impetuosidad de la juventud, cometí muchos errores con mi vida. Esto fue hasta la edad de cuarenta. Aprendí de mis errores y ahora tomo mis lavados fríos y salgo a pasear con mi perro todas las mañanas. Después de esto dedico algo de tiempo a escribir y pintar, ya que esto también es equilibrio. Ejercicio, descanso, estudio y placer.

Aquellos que tienen una mente malvada siempre harán cosas malas, incluso los ninjas con malas intenciones eran desterrados. Esto es aplicable a cualquier sistema marcial, no solo a ninjutsu. Mi profesor de Koto Ryu koppojutsu y de Togakure Ryu ninjutsu fue Toda Shinryuken Masamitsu Sensei. Toda sensei comenzó a enseñarme primero koshijutsu cuando tenía nueve años. Mientras era joven tuve demasiadas peleas. Esto, tengo que decirlo, fue siempre en defensa propia. Cuando tenía 15 años tuve una pelea con dos maestros de Musashi Ryu durante la cual mi tímpano se rompió. Esto más tarde me impidió unirme al ejército. Cuando tenía diecisiete años mi familia tenía una fábrica de fósforos. Durante este tiempo conocí a un anciano llamado Ishitani que trabajaba en la fábrica y que iba siempre con un bokken como bastón. Era un famoso artista marcial, pero como todos los otros artistas marciales, no podía ganarse la vida con ello durante ese período. Así que mi familia lo empleó como guardia en la fábrica. Junto con otra persona hicimos un dojo en la fábrica e Ishitani Sensei comenzó a enseñarnos Kuki Happo Biken no Jutsu, así como otras artes, incluida una gran variedad de armas como espadas, bo shuriken, etc. Por encima de todo él se había entrenado en el arte del ninjutsu. Ya era un hombre muy viejo y al cabo de dos años murió en mi regazo.

Entrené en koppojutsu y este entrenamiento es muy difícil. Al principio debes entrenar los dedos de las manos y de los pies usando arena. Luego, usas piedras pequeñas y luego una roca; al principio, te sangrarán las uñas y las yemas de los dedos; será muy doloroso y difícil de perseverar. Desarrollé así unos dedos de manos y pies muy fuertes a partir de esta práctica, sin embargo, este tipo de entrenamiento es inútil hoy en día y solo un poco de entrenamiento de makiwara es suficiente. Digo esto porque es muy fácil dañar la articulación causando problemas para la vida posterior. Comencé mi entrenamiento de ninjutsu cuando tenía trece años. Comencé usando una tabla de madera de 3 centímetros de espesor por 4 metros de longitud. Comencé poniendo la tabla a 45 grados, la aumenté gradualmente a 60, luego a 70 y hasta que pude subir corriendo por ella a 90 grados. Ninjutsu no es solo el arte de invisibilidad. La amplia gama de técnicas solo fue enumerada tras un largo período de tiempo. El origen puede que se remonte al período prehistórico de los dioses. Pero no puedo decir cuando se formó exactamente ya que yo no estaba vivo en ese momento.

La familia Kuki guarda registros de este período bajo el título de Kukishin Ryu Happo Biken Jutsu y son parte de las enseñanzas más avanzadas de Yagyu Ryu. Dentro de Iga Ryu también es posible encontrar el Happo Biken Jutsu. Es la esencia del Ninjutsu. Estos son los Happo Biken Jutsu:

Taijutsu-Hichyo jutsu-Nawa nage
Karatejutsu, koppojutsu, jutaijutsu
So jutsu-Naginata jutsu
Bo jutsu-jo jutsu – hanbo jutsu
Senban Nage jutsu- Ken nage jutsu
Ka jutsu-Sui Jutsu
Chikujo Gunryakuheiho
Onshin Jutsu

Biken es la designación para el grupo que comprende kenjutsu, kodachijutsu y juttejutsu. El juttejutsu es la más alta de las técnicas de espada. El uso ofensivo y defensivo del tessen y el jutte se encuentran en esta categoría. También hay Toako no Jutsu, que te permite vencer a un oponente a distancia. Hay pergaminos secretos y libros con explicaciones sobre esta habilidad, pero son bastante inteligibles. Hay tres Kiai utilizados, estos son:

“A” – que produce un efecto de ruptura de los oponentes Ki
“Ka” – que produce el mismo efecto en su técnica.
“Ei” – que rompe el movimiento del cuerpo

De todos modos, lo más importante es mantener la esencia de un corazón puro. En las artes marciales no hay necesidad de concentrarse solo en el aspecto de ganar cuando se lucha. Sin embargo, no comprometerse con la lucha no es un “arte marcial”, es simplemente violencia, y una persona así no tiene un corazón honesto y es anti-humanista. Hoy en día, hay un deporte que se llama Judo que se concentra en el placer de luchar y en el desarrollo de sus cuerpos. Solo quieren ganar, y debido a esto se doblan por la cintura cuando luchan en lugar de mantener sus cuerpos erguidos. Cuando pienso en este deporte de judo, que tiene su origen en las artes marciales reales, me siento avergonzado y me da una sensación escalofriante. Un verdadero artista marcial gana usando los movimientos naturales de las técnicas de más alta calidad, y si uno mueve el cuerpo de acuerdo con esta teoría, por supuesto, uno ganará. En artes marciales necesitas tres puntos; estos son:

El poder corporal
El aprendizaje de la técnica.
El poder del espíritu

Con estos realmente puedes ganar.

Cuando terminé de ayudar a mi padre en su fábrica de fósforos, asistí a una escuela inglesa que se llamaba George Bundow School. También asistí a una escuela de cultura china. Después de esto, entrenaría con sensei Ishitani en el arte de Hontai Takagi Yoshin Ryu, así como en otras artes. Siete generaciones antes, su familia había sido asesora del famoso ejército del ninja Hattori.

Cuando llevaba entrenando un tiempo, decidí que quería saber más sobre el ninjutsu, y sobre mí mismo, así que me fui a una montaña conocida como Maya-san en la prefectura de Kobe. En la montaña viví junto a una cascada llamada Kamenotaki por un período de un año. Me alojé en una caseta de campo del tamaño de dos tatamis y viví de frijoles con arroz sin hervir. Mis compañeros de entrenamiento eran las rocas alrededor de mi caseta. A veces ejercitaba las puntas de los dedos golpeando las rocas. Subía saltando sobre las rocas con mi Kiai y luego saltaba hacia abajo. Durante este tiempo desarrollé un sentido especial.

Por ejemplo: podía estar en la cima de la montaña y saber cuántas personas venían aproximándose, podía decir si eran hombres o mujeres o animales. Me conocieron como el “sennin” o “tengu” de la montaña.

Fui a China durante la era Chin y viajé a través de Mongolia y el norte de China por un período de aproximadamente 10 años. Durante este período conocí a un boxeador Shorinji llamado Choshiro. Tuvimos una pelea y le gané. Nos hicimos muy amigos, como hermanos. Así es como me presentaron al presidente de la Asociación de artes marciales chino-japonesas.

Mis recuerdos de estos tiempos están un poco confusos, especialmente las fechas exactas, pero recuerdo que una vez decapité a alguien. En una ocasión me enfrenté y luché contra un grupo de bandidos de la montaña, que resultaron ser miembros de la división del ejército local. Usé el ninjutsu en muchas ocasiones y una vez fui juzgado por asesinato, pero probé mi inocencia (defensa propia). Recuerdo que una vez estaba caminando por un área conocida como Santo-sho. Estaba completamente oscuro y, de repente, sentí que algo me venía por detrás. Me volví para mirar y vi a un enorme perro corriendo directamente hacia mí. Antes de que pudiera moverme, se lanzó hacia mí y su cabeza estaba junto a mi oreja izquierda. Gruñó ferozmente pero no moví ni un músculo porque sabía que si lo hacía me atacaría. Después de un momento se detuvo, tal vez porque sabía que este humano no estaba en contra de él. En ese instante lo golpeé justo entre los ojos con mi puño derecho usando mi técnica de koppojutsu. Gritó por un segundo y luego cayó al suelo sin moverse en absoluto.

Esta experiencia también puede aplicarse contra un atacante humano. Siempre has de estar preparado para cuando tu atacante baje su guardia y luego contraatacar, sin dar ninguna advertencia u oportunidad para una segunda oportunidad. Esta es la forma en que manejo este tipo de situaciones. Espero a que mi oponente me ataque y luego solo espero que él baje su guardia o que se relaje. Éste es un punto importante. El sak-ki, o la intención de matar, se siente a través de un sistema comparable al radar. Quien no pueda recibir estas transmisiones no podrá alcanzar un estado de artista marcial de alta calidad.

Esto es lo que puedo garantizar a través de mis experiencias, ya que tantas veces he superado la línea que separa la vida de la muerte. Esto, con tus técnicas, es la línea. Una vez luché contra un hombre que era muy hábil en muchas técnicas y después de vencerlo, nos sentamos y hablamos. De hecho, él conocía muchas técnicas y muchas formas de detener las técnicas y tengo que decir que solo por los nombres se me habrían olvidado fácilmente. Realmente tenía una gran cantidad de conocimiento, pero este conocimiento se desperdició en la dirección en que se usó. Este es un punto importante cuando hablamos de técnicas. No estamos hablando de mover el cuerpo en una dirección exacta. Hay una frase en el libro de estrategia chino ‘Utsu Ryu Shi’ que dice cómo el soldado victorioso es como el agua. Esto se debe a que el agua es a la vez débil y suave y, sin embargo, puede tener una fuerte influencia en una colina, incluso la colina puede ser diezmada por su acción. En la superficie, parece que lo suave no puede ganar y, sin embargo, lo suave puede ser más fuerte. Esto es como las técnicas individuales; son fuertes por fuera pero débiles por dentro. Si solo conoces el nombre de un ave, entonces no sabes nada porque esto no te dice nada sobre el ave. El Kito Ryu en la primera parte de la era Edo estaba bajo Fuku No Shichiro Uemon Masakatsu (Yuzen) e Ibaragi Mata Zaimon Sensei (Toshifusa Sozen). Juntos fundaron el Ryoi Shinto Ryu. Ese fue el comienzo de Kito Ryu, luego Ibaragi sensei cambió el nombre a Ryoi Shinto Ryu. Desde la cuarta generación, el Maestro Takino tuvo un estudiante muy famoso llamado Kuki Nagato. Esta escuela finalmente se conoció como Kuki Shin Ryu.

Resultado de imagen de takamatsu sensei circa 1955

Cuando volví a casa desde China, mi padre se había llevado a su décima esposa, así que regresé a China de nuevo, donde enfermé mucho (tuve la tenia) y entonces regresé a Japón. Entonces fui a las montañas Maya. Durante ese tiempo entrené karate y ninjutsu usando mis propias teorías. Un anciano del que no sé nada, ni siquiera su nombre o quién era, me enseñó muchas cosas allí. Hizo el signo “to-in” junto con un kiai y luego dijo que después de dos o tres días, la tenia se habría ido. Al cabo de diez días me hizo caminar otra vez. Me enseñó muchas cosas sobre mí y sobre la naturaleza. Después de ese año recordé y me di cuenta de que para hacer algo necesitaba dinero y, por lo tanto, una vez más volví a China. En China me gané la vida enseñando en la escuela inglesa. Tuve más de 100 estudiantes de artes marciales y durante este tiempo enseñé a muchas personas las artes de la guerra, pero también les enseñé las artes de la paz. Tuve muchos combates contra artistas marciales muy bien clasificados y de estos no perdí ni una vez (aunque algunos quedaron en tablas). Salí de China habiendo ganado mucho dinero. Más tarde me convertí en monje, pero tengo que decir que no todas las religiones son buenas, que las personas dentro de ellas se corrompen y luego la religión misma se corrompe.

A veces, cuando se cometía un delito en mi región, la policía buscaba mi ayuda para resolver el misterio. Siempre pude hacer eso y nunca fallé. Debido a mi conocimiento y experiencia práctica, a menudo he trabajado para el gobierno. Esto solo ha sido en los casos en que fue por el bien de mi país y de nuestra gente. A veces el trabajo era muy duro y peligroso.

Con el período de cambio, me pidieron que ayudara a formar el Minoku Seinen Botoku-kai (actual Budokan). Había muchos maestros en la organización, principalmente de antiguas escuelas de artes marciales. Fui elegido como presidente de la asociación. Mi reconocimiento oficial fue como maestro de jutaijutsu y bojutsu. También he ayudado en producciones de películas y en el teatro he trabajado como oficial técnico.

Hay muchos que intentan copiar nuestra habilidad y lo hacen mal. Hay escuelas de palo corto (jojutsu) pero no entienden lo que te diré a continuación. Así como un hombre (ninja) puede y se disfraza, también lo hace el arte del palo. Dado que el jo es para los viajeros en el camino, es también un medio de defensa personal. No es ni nunca ha sido un arma o herramienta para el campo de batalla. Está disfrazado como una ayuda para moverse, pero es para defensa propia. En cambio el Jo-do no es para defensa personal, ¡es solo para hacer movimientos con el palo! Son movimientos demasiado grandes y glamorosos para la autodefensa; no tienen taijutsu.

Cuando era presidente del Seinen Botoku, muchos artistas marciales me preguntaban si el “Do” era también un método para ocultar las verdaderas técnicas. Siempre he sido honesto y tuve que decirles que el “Do” es muy diferente al “Jutsu” y que no sirve de nada, excepto para aprender el baile del teatro Kabuki. A veces no puedes encontrar un maestro de las verdaderas artes y entonces cualquier maestro que encuentres tendrá que valerte. Hay algunas personas que se dan a sí mismos un certificado de menkyo o superior, pero no es el certificado lo que da la habilidad; es el conocimiento que uno tiene del conocimiento pasado. Estas personas se rodean de senadores gubernamentales y personas de alto rango de artes auténticas para hacer que sus propias artes parezcan mejores. Esto está mal. A menudo usan la fuerza o dicen que tienen poderes especiales para ganar, pero pierden de todos modos donde está lo más importante: en su corazón.

He tenido muchas peleas con estos supuestos maestros no solo con el cuerpo sino también con las palabras. Dos de ellos incluso intercambiaron técnicas para intentar crear sus propios estilos, pero cuando señalé el error de esto, negaron tal cosa. Para entrenar debes hacerlo en cualquier momento en cualquier condición. Recuerdo que la sala de entrenamiento de mi abuelo estaba iluminada con velas y tenías que usar todos tus sentidos para saber quién había entrado y si eran amigos o no.

A veces nos preparábamos para el entrenamiento y él nos llevaba afuera, en invierno. Si no tenías puesta tu ropa de abrigo, morirías de frío, así que tenías que saberlo antes. Esto también enseña valentía y coraje. Usa todos tus sentidos todo el tiempo. Debes entrenar como el fuego porque así es como se hace la espada. Si sudas, es como el efecto de enfriamiento del proceso de forja. Debe mantener tu visión amplia incluso después de practicar una habilidad durante mucho tiempo. Si no ves nada más allá, entonces tu visión se volverá estrecha. Si, cuando entrenas, crees que no estás aprendiendo, espera diez años y eso cambiará.

Resultado de imagen de takamatsu toshitsugu bio

Sobre lesiones, he tenido demasiadas para recordarlas todas. Si realmente tienes que luchar por tu vida, entonces eso va a suceder. Los viejos pergaminos hablan de “katsu” o poderes que dan la vida. Mi maestro Ishitani (Kuki Shin Yo Ryu) se puso muy enfermo y murió en mis brazos. Estas habilidades no podían ayudarlo ya que nadie tiene tal poder. Si te lastimas el pie o las manos (extremidades), debes usar agua a diferentes temperaturas para introducir el miembro herido. Luego frota la piel con hierbas procedentes de plantas dulces. Para la espalda puedes rodar por el suelo para suavizar las articulaciones entre los huesos. A veces es bueno que alguien te frote y apriete esas articulaciones. Si tienes mucho dolor, debes soñar con eso porque tu cuerpo tiene la respuesta por sí solo. Estos son los ojos y oídos de dios.

Debes beber mucha agua y seguir entrenando incluso si tienes mucho dolor. Si no puedes salir de la cama, entrena mentalmente, esto se llama “sankakujutsu”. Algunas personas hablan sobre la respiración, pero yo te digo que si quieres controlar tu respiración, nunca se volverá natural. Cuando comes, pasa lo mismo con la respiración. No tienes que acordarte de dejar de respirar cuando bebes de una taza. La respiración es la fuerza vital del cuerpo. He escuchado a personas referirse a ella como el poder de su técnica. Si es así, estoy muy contento por ellos! Si alguna vez tienen que luchar durante tres horas, sería bueno verlos controlar cómo usan su aire. ¡Demasiado aire confundirá los ojos y la mente, así que ten cuidado!

Las ocho puertas del ninja son la forma de entrenar. He entrenado esto durante más de 70 años y esta es la verdadera manera.

– Escrito por Takamatsu Toshitsugu

(Traducción inglés español por Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan)





Genealogía de las 9 tradiciones de la Bujinkan

21 02 2018

Extracto del libro NINJA SUBMISSION

Las artes marciales que heredó Hatsumi Sensei no hacen demasiado énfasis en la importancia de la genealogía porque su arte no es del tipo de arte que se puede remontar a su origen; en cambio, se entiende que estas artes marciales emergieron gradualmente de intercambios culturales que tuvieron lugar entre muchos diferentes grupos de personas. El origen de estas artes marciales data del siglo VII. En esta época, los monjes y magos que venían del continente chino introdujeron elementos del Kung Fu y conjuros. También más o menos por la misma época aparecieron el Shugendo y el Budismo Esotérico.

Los guerreros e iniciadores durante la primera era comenzaron a formar grupos en las montañas, alejados de los pueblos.

Iga estaba rodeada de montañas, era el mejor lugar para ocultarse. De la combinación de estas habilidades se desarrollaron las escuelas de artes marciales que al final heredó Hatsumi Sensei.

Las tradiciones de las cuales Hatsumi Sensei es Gran Maestro no muestran un claro linaje en sus primeros periodos. Por tanto se puede entender que muestran la complejidad de la historia del arte marcial, y sólo se recuerda en algunos casos.

Cuando el autor preguntó a Hatsumi Sensei “Por favor muéstreme las técnicas antiguas”, este le preguntó a su vez: “¿Qué periodos de técnicas le gustaría ver?”. Como el tiempo cambia, la cultura cambia y también las artes marciales y las tácticas militares también han cambiado continuamente. Los documentos escritos de historia son importantes, pero lo más importante es el hecho de que el arte marcial que ha determinado los periodos culturales se pasaba de persona a persona y ha sobrevivido hasta hoy día.

Realmente es el crisol de la sabiduría que se ha acumulado durante unos cuantos cientos de años.

Es interesante destacar que Kumano (situada al sur de Iga) ha sido la Meca del Shintoismo. Las artes marciales que se desarrollaron y nutrieron allí estaban también ampliamente influenciadas por el shintoismo. Además de eso, en el mar de Kumano, las fuerzas navales de Kumano y los piratas llamados Kuki Suigun tenían un gran poder. Hay que destacar que también ayudaron significativamente a fomentar muchas artes marciales.

La historia de los nueve ryu que se fomentó en Iga y Kumano, conocida como un punto muy crucial en la historia cultural japonesa, ha sido recopilada por Takamatsu Toshitsugu y fue pasada a Masaaki Hatsumi. Cuando el autor de este articulo se asombró con sorpresa acerca de la historia de estas artes marciales y expresó sus sentimientos a Hatsumi Sensei, él contestó: “Para ser honesto contigo, no sabemos mucho acerca de las cosas que ocurrieron en épocas antiguas”.