Entrenamiento fuera de la “zona de confort”

25 04 2018

“Sal de tu zona de confort”, una frase que se ha puesto muy de moda últimamente por todos los gurús de la autoayuda y el crecimiento personal.

En psicología la zona de confort designa un estado mental en que el individuo permanece pasivo ante los sucesos que experimenta a lo largo de su vida, desarrollando una rutina sin sobresaltos ni riesgos, pero también sin incentivos.

Pero también se define como zona de confort a cada uno de los lugares o situaciones donde un individuo se siente seguro, donde no existe riesgo alguno, ya sea en su hogar o en lugares que su mente interpreta como potencialmente bajos de riesgo. Esto causa una dependencia a ciertos lugares y no nos permite conocer otros escenarios productivos para la vida, y en nuestro caso, tampoco para el progreso marcial.

Aunque parece obvio, hay mucha gente que nunca lo hace. Y es muy importante salir del dojo, salir del tatami y entrenar en diferentes escenarios. Esto es algo que nuestra filosofía Ninpo lleva haciendo desde hace siglos. Y que debería ser materia obligatoria también hoy, en nuestros actuales grupos y dojos de la Bujinkan, si queremos mantener vivo ese espíritu ancestral.

En Bushi Dojo siempre apostamos por ello, durante 20 años hemos entrenado cientos de veces en la Naturaleza y en otros entornos, cosa que en los últimos tiempos, por diferentes motivos, se ha ido dejando de hacer, y que creo conveniente recuperar.

Pero en este breve artículo no me quiero referir al clásico ir entrenar en la montaña, a un claro del bosque, donde lo único que cambia es que en vez de 4 paredes y un tatami hay una explanada de hierba y cuatro piedras, que también, sino que hay mucho más que experimentar si queremos profundizar.

Practicar en la Naturaleza es algo fundamental, fuera de la “zona de confort” del dojo. Se puede entrenar como hemos dicho antes en una zona tranquila y accesible de bosque, pero también en alta montaña, en la nieve, o cerca del mar o en el propio mar…y en distintas épocas, con calor, con frío, con lluvia… y utilizar esa Naturaleza y esos elementos naturales tan propios de nuestro Ninjutsu para desarrollar trabajos y atributos que sólo en ese entorno pueden ser estudiados y practicados.

Ocultación y camuflaje, escape, orientación, trabajar entre las rocas y los troncos de los árboles, en ríos y cascadas, practicar primeros auxilios cuando no estamos cerca de la ayuda médica, conocimiento de las plantas y los animales, rappel, supervivencia (agua,abrigo, fuego, comida….), y por supuesto técnicas de combate en esos entornos más o menos hostiles.

Pero también podemos salir de nuestra zona de confort, en este caso del dojo, si vivimos en una ciudad, entrenar en ambientes urbanos es una necesidad también. Practicar rodamientos y caídas y técnicas de combate en zonas urbanas como puede ser un parking, el interior de un edificio en construcción o en una escalera de vecinos….técnicas usando vehículos (coches, motos, bicis…), usar un centro comercial para realizar ejercicios de seguimiento, vigilancia y rutas de escape, o aprender a cómo ocultar las armas en nuestra ropa de calle…

Y muchas más ideas que se te pueden ocurrir. Ponte a prueba. Vive nuevas experiencias para enriquecer tu budo y progresar. Es divertido e instructivo. Y además si no evolucionas estarás muerto en una situación real. Los “malos” no están en su casa jugando a las cartas, siempre están aguzando sus habilidades y buscando nuevas oportunidades de sorprenderte para sus fines contra tí. ¿Por qué tú no?

El Ninjutsu nos enseña todo eso, no lo olvidemos, no es un arte muerto, sus principios pueden ser aplicados perfectamente a nuestra situación y mundo actual, pero depende de nosotros, los instructores y los estudiantes, que realmente tengamos ganas de salir de la zona de confort y ponernos a prueba.

¡Sal y entrena!

Bufu Ikkan

Resultado de imagen de zona de confort

Anuncios




Menos es Más. También en Budo

19 04 2018

Menos es Más, es una famosa frase o aforismo (sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte), del carismático y famosísimo  arquitecto Mies Van der Rohe. Esta sentencia sembró la semilla de lo que hoy conocemos por minimalismo.

El minimalismo es uno de los estilos más influyentes, desde el diseño, la arquitectura, la música,  o la literatura, y también desde hace años esta corriente que pretende despojarse y alejarse de la sobreabundancia ha comenzado a generar movimientos que proponen estilos de vida desprendidos de los bienes materiales superfluos. El minimalismo existencial aplicado a la vida cotidiana es una filosofía de vida que propone centrarse en lo importante y eliminar o descartar todo lo innecesario para ser feliz y alcanzar la realización personal.

Resultado de imagen de mies van der rohe

Fundació Mies Van der Rohe. Barcelona

Eliminar todo lo superfluo. Descartar todo lo innecesario. Centrarse sólo en lo importante. ¿No es eso también aplicable a nuestro Budo? Menos es más. Esta frase es también una de las claves para entender el Taijutsu y el Ninpo que se esconden en  nuestras escuelas, en el legado marcial que nuestro Sôke, Hatsumi Sensei, nos está intentando transmitir desde hace tantos años. El arte de la Bujinkan de Hatsumi Sensei está muy lejos de ser obvio, por eso hay tanta gente, superficial a mi entender, que es incapaz de comprenderlo y por lo tanto lo rechaza y lo desprecia. Pero es que debe ser de esa manera. Así es como ha pasado de generación en generación desde hace cientos de años y ha sobrevivido hasta hoy. No olvidemos que un método básico de supervivencia en ninpo es mantenerse oculto y apartado.

Para llegar a la comprensión de la simplicidad, de ese menos es más, hay que romper muchas barreras y estar dispuesto a hacer muchos sacrificios tanto físicos como mentales. Y eso no es fácil. Ni lo es hoy, ni lo fue nunca. En los días antiguos de las épocas de guerra, los que no entendieron eso simplemente murieron. Los que lo entendieron, vivieron. Aquellos con un compromiso superficial con el arte nunca llegarán a ver debajo de la superficie, no pasarán de ver la punta del iceberg, y no llegarán a conocer los secretos que este arte ha estado guardando durante cientos de años.

Menos es más. Ejemplo práctico en nuestro entrenamiento diario. Si tienes problemas para hacer una técnica, lo primero que debes hacer es intentarlo de nuevo, pero esta vez hazlo al contrario de lo que haría la mayoría. Esta vez prueba de hacerla con menos fuerza que antes, con menos movimientos de los que empleaste antes, a menos velocidad, con menos tensión corporal. Todas estas cosas: fuerza, exceso de movimientos, velocidad, tensión… son barreras, y una vez que las eliminas puedes llegar a obtener el verdadero poder. Es la fórmula secreta para alcanzar el éxito. Pero no es fácil de entender ni de aceptar. Y por eso mucha gente nunca lo consigue. Porque se lo niegan a ellos mismos. No quieren aceptarlo. ¿Cómo va a ser posible que la técnica funcione haciéndola a menos velocidad, con menos fuerza, con menos movimientos…? Pues lo es. Porque Menos es Más. Y por lo tanto, si menos es más, más es menos, y así no funcionará.

Otro ejemplo muy simple. La curva de la carretera está diseñada para ser tomada a una velocidad máxima de 50 km/h. Y hay una señal que así lo indica. Prohibido a más de 50 km/h. Si la tomas a 70 km/h, y eres un conductor experimentado, es posible que la superes sin salirte de ella y sin tener un accidente, pero seguramente habrás empezado a perder el control, habrás empezado a derrapar, a salirte de la trayectoria ideal y habrás tenido que rectificar y gastar mucha energía y recursos para superarla. ¡Y menos mal que no venía otro vehículo de frente!! Prueba ahora a tomarla a 50 km/h. Bastante bien, ¿no? La superarás con poco esfuerzo, con muy poca tensión, sin pérdidas de control, casi sin tener que rectificar… ¿Y si la tomaras a 40 km/h? Comprúebalo por tí mismo. Todo irá como la seda, sin esfuerzo, sin tensión, es la perfección, porque menos es más.

Otra cosa que es difícil de entender sobre nuestro arte es que sobre todo al principio es difícil saber cuándo lo estás haciendo correctamente. Cuando lo haces bien, parece demasiado fácil y crees que deberías estar haciendo algo más. Pero es que resulta que más es menos. ¡Qué paradoja!  A veces algún alumno principiante hace una técnica que nunca había hecho antes, y la hace correctamente enseguida, y le dices que OK, que muy bien, y alucina. ¿Sí? ¿Lo he hecho bien? ¡Pero si casi que no he hecho nada! Pues sí, eso es. Este arte marcial funciona así, se debe realizar con facilidad, con el poder natural generado a través del movimiento del cuerpo. Con menos (fuerza, potencia, cantidad de movimientos, velocidad…) conseguirás más resultado. Sensei dice: si él se mueve rápido, tú ves lento, si él va lento, muévete rápido! Lo sé, es difícil de entender y es muy difícil de explicar solo con palabras. Hay que romper las primeras barreras de la comprensión para encontrarle el sentido. Hay que verlo y comprobarlo por uno mismo.

La gente entra en este arte y en otras disciplinas (otras artes marciales, yoga, zen, religiones, etc.) para mejorarse a sí mismos, porque quieren llegar a ser más de lo que eran antes (menos). Sin embargo, de nuevo estamos con la paradoja, ya que ¡más es menos! Hay que volver al cero. ¿Te suena de algo?

Volvamos al arquitecto del principio, al que acuñó la frase que nos persigue, o más fácil aún de imaginar, a un escultor. Piensa que tú eres a la vez un escultor y un bloque cuadrado de mármol. Trabajas duro sobre tí mismo, quitando todo lo sobrante para revelar la obra de arte que se esconde dentro de ese bloque que eres tú. Te agotas cincelando, descartando lo innecesario, puliendo, dejando sólo aquello que necesitas. Y al final, en el suelo, ves los restos de lo que una vez fue parte de ti: el ego, la dureza, la puerilidad, el orgullo. Esto no es fácil. Durante el proceso de moldearte es posible que no te guste lo que veas. Simplemente obvíalo y continúa. Ya sabes, Gambatte! De esta manera, cuando te vuelves menos de lo que eras antes, de hecho te has convertido en más. Dentro de esta paradoja está la clave. Este cincelado es un proceso largo y difícil, y solo se logra mediante un entrenamiento riguroso y constante.

Para acabar el artículo quería reflexionar un poco más sobre todo esto. Y me vienen a la cabeza dos frases famosas que en mi mente relaciono con todo esto. Una es un refrán que dice: No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita.  Y la otra una frase célebre de San Francisco de Asís: Yo necesito pocas cosas y las pocas que necesito, las necesito poco.  La vida moderna está llena de cosas, es un caos y un desorden. Miles de cosas distintas te están gritando continuamente, intentando llamar tu atención para que hagas y actúes como ellos quieren, para llevarte a su terreno. Quieren que tu objetivo sea siempre tener más, te quieren convencer de que más es mejor que menos. Pero lo cierto es que la mayoría de esas cosas son distracciones inútiles. Y poca gente hoy día es feliz, por mucho (más) que tengan, de lo que sea. No te dejes engañar. Intenta ver lo que es importante para ti y elimina lo que es innecesario. La simplicidad es felicidad. Menos es más.

Pero bueno, sentarse a pensar sobre todo esto no es nuestro camino como guerreros, como artistas marciales. Al menos no el principal. Está bien saberlo y pensarlo, pero solo un momento. Ahora ya lo sabes. Deja de pensarlo y ponte manos a la obra. En el tatami. La recompensa vale la pena.

Y si aún así no lo ves claro o no eres capaz de llevarlo siempre a la práctica, por supuesto incluso en shinken gata (situación real), contacta conmigo, que además de escribir este blog ¡también doy clases e imparto seminarios! 😀 😀 😀

Gambatte Kudasae!

Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Shihan

Resultado de imagen de menos es mas





Togakure Ryu Ninjutsu – Formas de escape (parte 2) Tierra y Metal

28 06 2017

Nuestra escuela más emblemática de Ninjutsu, Togakure Ryu, contempla diferentes formas de escape o evasión y/o infiltración en terreno enemigo, conocidas como Tonko no Jutsu.

Son las siguientes: técnicas de madera (mokuton jutsu), de fuego (katon jutsu), de tierra (doton jutsu), de metal (kinton jutsu), de agua (suiton jutsu), del hombre (jinton jutsu) y algunas otras relacionadas con los animales (kinton -pájaros-, juton -animales salvajes-, chuton -insectos-, gyoton -peces-…)

Si prestamos atención a estos antiguos métodos usados por los ninja de la época medieval japonesa veremos que, aparte de ser muy simples -que normalmente lo más simple es lo más efectivo-, muchos de ellos se siguen utilizando aún hoy en día en la guerra moderna, con las modificaciones acordes a los tiempos, y que se han venido utilizando antes y siempre en casi todas las partes y épocas del mundo, aún sin que esas sociedades hayan tenido contacto ni traspaso de información. La imaginación del ser humano cuando se trata del arte de la guerra, la infiltración o la evasión, parece ser universal.

En la anterior entrada de esta serie de artículos hablamos de Mokuton no jutsu, técnicas de evasión del elemento madera y Katon no Jutsu, técnicas usando el elemento fuego. (enlace a dicha entrada)

Continuamos hoy con Doton Jutsu, métodos de escape de la Tierra y Kinton Jutsu, métodos de escape del Metal.

Doton no Jutsu son los métodos o técnicas de evasión usando el terreno y sus características como ventajas tácticas. Lanzar ataques desde terrenos inverosímiles, usar barro o piedras como shuriken para cegar o distraer al enemigo, usar piedras y rocas tanto para lanzarlas al enemigo como en dirección opuesta a modo de distracción, etc.

Entre los métodos principales de Doton no jutsu destacamos:

Metsubushi no Ho o método de cegar los ojos o la visión: Este método consiste en usar la arena, tierra, suciedad diversa, como Metsubushi, ya sea proyectándola directamente a la cara de los enemigos o agarrando puñados de tierra y tirándolos a sus ojos.  Esto se hace para ayudar a la evasión, evasión o infiltración. Para proyectar la tierra a la cara de los enemigos se usa Bikenjutsu Gedan no Kamae, y mientras lo haces, introduces los dedos del pie adelantado en la tierra para recoger un puñado de tierra sobre ellos y lanzarlo a la cara del enemigo. Para hacerlo con las manos, utilizar un movimiento tipo Ukemi / Kaiten para ir al suelo rápidamente a agarrar el puñado de arena a lanzar a la cara del enemigo.

Mogura no Ho o Método del topo: El kanji original de esta técnica significaba “Dragón del suelo”, pero la traducción moderna es “topo”. Es un método para atacar a un enemigo con una espada o una lanza desde un punto oculto debajo del suelo (por debajo del nivel enemigo). Si esta técnica iba a ser usada en un edificio, entonces el ninja se ocultaba bajo el suelo (en el espacio bajo la casa) y esperaba a su enemigo. Cuando llegaba el momento adecuado, el ninja apuñalaría a través del suelo con una espada o una lanza. Si esta técnica fuera usada fuera de edificios, el ninja cavaría un agujero en la tierra que sería ocultado poniendo postes de bambú a través de él y colocando luego hierba y vegetación encima de eso. Cuando el enemigo pasase por encima el ninja lo apuñalaría con una espada o una lanza. Esta técnica se usaba cuando el ninja sabía exactamente por donde pasaría el enemigo. Había que prestar especial atención si la zona era conocida por el enemigo puesto que notaría cualquier cambio y sospecharía.

Rakka no Ho, o método de los pétalos que caen: Este método es el clásico de atraer a tu enemigo a caer en un agujero oculto y matarlo a continuación. Puede usarse como parte de una estrategia para escapar o para infiltración. Como con la técnica anterior, se debe cavar un agujero y camuflar bien. Si el enemigo te está persiguiendo, entonces debes ir en una dirección que pueda garantizar que el enemigo caerá en el agujero. Si estás cara a cara, entonces debes mantener al enemigo a raya y maniobrar para que el agujero quede entre tí y el enemigo. Entonces persuades al enemigo a atacar haciéndole caer en el agujero. Luego lo matas.

Inton no Ho, el método de escapar y esconderse: Éste es otro método de usar un agujero previamente excavado en la tierra, otra vez para evasión o infiltración, escondiéndose dentro. También se puede utilizar un hueco natural para este método. Si eres descubierto, o estás a punto de ser descubierto, retirarse y ocultarse en el agujero hasta que el peligro haya pasado. Si te descubren mientras estás utilizando este método, usar Mogura no Ho.

Sekiton no Ho o método de evasión usando la nieve: Se trata de usar las técnicas de Doton Jutsu pero en la nieve. La nieve ocultará perfectamente las trampas.

Kinton Jutsuo Métodos de evasión del Metal, son aquellas técnicas o métodos que toman su ventaja del brillo o el sonido de objetos metálicos para engañar al enemigo, infiltrarse en territorio hostil, atacar al adversario o escapar del peligro.

Los principales métodos de Kinton Jutsu son:

Kodama no Ho, o método del espíritu del árbol: Este método juega de nuevo con las supersticiones de los japoneses de aquellas épocas. Consistía en que uno o más ninja ocultos en un bosque golpeaban metal contra metal repetidamente, lo cual hacía creer al enemigo que el bosque estaba dominado por el espíritu de los árboles. Este método también utilizaba ruidos fuertes, inesperados y repentinos, similares a truenos o tañir de campanas, que sorprendían al enemigo otorgando ventaja a los ninja. La confusión generada en la patrulla enemiga por el ruido metálico era aprovechada por los ninja para eliminarlos más fácilmente.

Hikari no Ho (Aizu), o método de señales luminosas: Es el clásico método que consiste en hacer señales usando el reflejo de la luz solar sobre un objeto metálico pulido o un espejo. Inclinando el espejo alternativamente hacia atrás y hacia delante se forman las ráfagas de luz que crean las señales. También puede hacerse pasando la mano por el espejo tapándolo y destapándolo alternativamente.

Hikari no Ho (Me-Tsubushi), o método de cegar con luz: En la escuela Koto Ryu hay un kamae de espada llamado Mangetsu no Kamae -similar a Hoko no Kamae- que se realiza sosteniendo la espada de tal modo que refleje la luz del Sol contra los ojos del enemigo. También se usaba cuando llovía para en vez de reflejar la luz solar, recoger el agua que caía en el Hi (surco de la espada), y lanzarla hacia los ojos del enemigo, cegándolo momentáneamente para acabar con él de modo más fácil.  La escuela Togakure Ryu usa Kasumi no Kamae de Bikenjutsu con los mismos principios en mente. El mismo método del reflejo de la luz para cegar puede hacerse en vez de con la espada con cualquier plancha metálica o espejo.

In-Yo no Ho, o método de los opuestos -luz/oscuridad-: Tomar ventaja del contraste entre la luz y la sombra y el tiempo que el ojo humano tarda en acostumbrarse y reaccionar. La luz dificulta enormemente poder ver con claridad dentro de un espacio en sombra. Independientemente de si es de día o de noche (la Luna también genera sombras) este método puede ser usado con gran efecto. Los árboles, matorrales, rocas, muros, todo crea sombras. El método es tan simple como esconderse en las sombras tanto para esperar al enemigo y sorprenderlo como simplemente para permanecer escondido a la espera de la ocasión propicia para realizar la infiltración o escapar a la búsqueda…

Continuará con Suiton jutsu, métodos de agua y Jinton jutsu, métodos del hombre…

 





Breves apuntes sobre el Kyoketsu Shogue

6 05 2016

EL KYOKETSU SHOGE

CARACTERISTICAS E HISTORIA

El kyoketsu shoge era un arma usada casi exclusivamente por los ninjas de la región japonesa de Iga. Los rumores apuntan a que su creador fue el primer Gran Maestro formal de la escuela Gyokko Ryu, Tozawa Hakuunsai, pero aún así siempre ha sido un arma asociada a la escuela de Ninjutsu Togakure Ryu. Parece ser que uno de los posibles orígenes de tan curiosa arma sería un Kama Yari. El arma es una curiosa combinación de daga recta afilada por ambos lados de la cual sale una hoja en forma de gancho afilada en la parte curva interior y sujeta por el mango con una larga cuerda – en algunas versiones era una cadena – que termina a su vez fijada a un grueso anillo metálico o un peso en el extremo opuesto. La cuerda, que en las épocas más antiguas estaba confeccionada con cabellos de mujer o de caballo (debido a su enorme resistencia y elasticidad), medía entre un mínimo de 4,5 y un máximo de 5,5 metros y se utiliza para voltear el extremo anillado entre otros usos.

Cada parte del arma tenía una función particular. Por ejemplo, la afilada daga puntiaguda podía cortar o pinchar, la hoja en forma de gancho podía también acuchillar, pinchar o capturar, y engancharse en árboles, muros, ropa,etc. La cuerda podía envolver, atar o atrapar al enemigo. Finalmente, el pesado anillo podía golpear al oponente. Por supuesto, el arma podía emplearse para otros muchos usos como preparar trampas, subir o bajar pesos, trepar, etc.

El kyoketsu shoge, también llamado Shinobibundo, fue principalmente un arma de larga distancia usada por el ninja para golpear y/o atrapar a su enemigo hasta que la distancia entre ellos pudiera ser cuidadosamente atravesada y el atacante reducido sin peligro.

No se trata en absoluto de un arma de fácil manejo.

El kyoketsu shoge, cuyo nombre significa algo así como “corriendo libre a través de montañas y valles”, se maneja con el mismo taijutsu (métodos de trabajo del cuerpo) que los practicantes de Togakure ryu ninpo usan en combate desarmado. La distancia, el ritmo, la destreza y la estrategia son puntos muy importantes a ejercitar para manejar con éxito este arma tan versátil.

FORMAS DE ENTRENAMIENTO

Durante los primeros tiempos de utilización de este arma los guerreros aprendieron y alcanzaron maestría en las técnicas a través de largos períodos de entrenamiento y combate en las guerras. Las lecciones y habilidades que adquirieron pasaron más tarde a estudiantes en formas de kata. Estas kata estaban generalmente divididas en tres estadios:

  • práctica en solitario,
  • forma de dos hombres, y
  • control y sometimiento de múltiples atacantes.

Cada variación fue designada para instruir a los novatos en la importancia del kata, sus lecciones, y desarrollar destreza y estrategia con el arma.

Hatsumi Sôke demostrando kyoketsu shogue

En la práctica en solitario, el principiante aprende a ejercitar el uso del arma, intentando alcanzar un sentimiento, “feeling”, de sus diferentes partes y su empleo. Aprender como agarrar la daga y el gancho, como enrollar la cuerda, como voltear el anillo, etc. Al principio lo más importante que debe aprender el principiante es a no autolesionarse o enredarse con el arma. A medida que va ganando destreza el estudiante practica lanzar la cuerda y retomar el arma. Eventualmente el practicante incorpora muchos movimientos, el balanceo del peso, el soltado y la recuperación de la cuerda, el trabajo con la hoja de gancho, todo comprendido en un armónico movimiento.

En la forma de dos hombres, los principiantes aprenden como mantener la distancia correcta y como actuar cuando se ven presionados por un ataque. Aprenden como golpear a distancia mientras se protegen adecuadamente. También entrenan el corte, el estoque y los métodos de desgarre con la hoja de gancho.  Finalmente trabajan maniobrando el extremo pesado para atrapar y enredar a su oponente.

El control y sometimiento de múltiples atacantes empieza introduciendo al estudiante en el camino que debe conducirle a la maestría del modo de pensar que resulta necesario para defenderse contra un número superior de adversarios y llegar a derrotarlos.

El entrenamiento incluye la coordinación entre el corte con la hoja y el golpeo con el anillo pesado. Aprendiendo también como utilizar la superioridad numérica de los atacantes contra ellos mismos, a través del posicionamiento del cuerpo y de movimientos de estrategia.

Cada uno de estos kata pivota sobre los otros. Es decir, que no se puede aprender el uso en combate del kyoketsu shoge sin el necesario entrenamiento en cada uno de estos estadios de katas.

DISTANCIA

La distancia es muy importante para el que empuña un kyoketsu shoge, o cualquier otro arma. Este arma le da al portador la habilidad de mantener a distancia a su adversario y golpearle desde lejos mientras está relativamente cómodo y a salvo. Si el oponente es un luchador hábil en distancia corta el defensor puede atacar desde larga distancia hasta haber causado el suficiente daño o hasta que surja la oportunidad de aventajar y derrotar a su enemigo. O el enemigo puede ser atrapado y enrollado e incapacitado con la cuerda y el anillo de metal.

Si el enemigo tiene un arma de larga distancia el kyoketsu shoge puede manipularse para compensar su longitud y su alcance. Espada, bastón corto, lanza, alabarda, u hojas lanzables pueden ser reducidas o vencidas con una buena técnica de kyoketsu shoge.

Obviamente si el que empuña el kyoketsu shoge entiende bien todo el trabajo de movimentación y estrategia en el combate, tendrá mucha ventaja y será capaz de derrotar a cualquier enemigo.

Mucho del entrenamiento de distancia enseña al estudiante qué tipo de ataque, contra o evasión es conveniente en cada situación. Así es natural asumir que este entrenamiento familiariza al alumno con las complejidades y matices del campo de batalla.

MANEJO DEL ARMA

La daga del kyoketsu shoge puede agarrarse por el mango de dos maneras, empuñando la hoja hacia delante o en “gyaku-te”, con la hoja hacia atrás.

A la cuerda se le dan dos lazadas y se agarra, lista para ser soltada, entre el pulgar y el índice. Las lazadas no deben ser demasiado largas como para que accidentalmente se enrollen en tu propia pierna o cuerpo. También es importante agarrar la cuerda de manera que cuando lances el anillo no se enrolle y se quede corto de tu objetivo.

En Togakure ryu ninpo existe una manera especial de sujetar la cuerda, que no vamos a desvelar aquí puesto que es un secreto de la escuela y se enseña como “kuden”, de maestro a alumno.

En la mano opuesta se sujeta la cuerda del extremo del peso o el anillo aproximadamente a 20 centímetros del mismo.

 

Dani Esteban -Kôryu-

Estudiante e instructor de artes marciales japonesas.

Bujinkan Budo Taijutsu, 15º dan.

Meifu Shinkage Ryu Shuriken & Fundo Kusari Jutsu, 2º dan

 

  • Nota: Esta entrada es un resumen del artículo publicado en la revista El Budoka en Marzo de 2003, basado en un texto original de Joe Maurantonio.




Breves apuntes sobre el Tessen

29 04 2016

TESSEN

La palabra tessen proviene de las palabras tetsu y sen que quieren decir abanico de metal o de guerra.

El tessen era un accesorio muy apreciado por los samuráis, y solían llevarlo como complemento de sus armas básicas, la katana y el wakizashi. El tessen podía ser utilizado en multitud de situaciones, bien cuando no querían inflingir un daño irreparable a su agresor, o bien cuando por diversos motivos se veían privados de sus armas de corte, lo cual aunque a algunos les parezca extraño era algo muy usual.

Cuando un samurai visitaba a su señor o a otro samurai de clase superior, sus armas eran depositadas en la entrada de la casa, o en el puesto de guardia. A partir de ese momento el tessen era la única arma con la que el samurai contaba para defenderse de las múltiples conspiraciones y ataques de la época.

El tessen, además de para la guerra, fue muy utilizado por toda la sociedad japonesa, bien fuera en representaciones teatrales, como ornamento, etc.

TIPOS DE TESSEN

Podemos clasificar los tessen en 3 grandes grupos. La longitud del tessen suele ser de un shaku, unos treinta centímetros; el gunbai en cambio tenía una longitud de unos cincuenta centímetros.

Sensu-gata: Abanico plegable básico: Menhari-gata

Maiohgi-gata: Utilizado para el teatro kabuki y otras danzas

Gumsen-gata: Utilizado para el control de tropas militares: Gunbai-uchiwa

El abanico plegable tal y como lo conocemos en la actualidad es denominado menhari-gata,

construido por costillas de metal unidas por un trozo de seda o un papel muy resistente llamado washi, que en muchas ocasiones se recubre de laca y se trata con aceites especiales. En algunos casos solo las costillas exteriores eran metálicas siendo las interiores de bambú, este tipo de abanico se llama maiohgi-gata.

Los maiohgi-gata eran muy ligeros y cómodos de llevar pero no eran demasiado útiles a la hora de utilizarlos como arma de defensa.

Los abanicos plegables eran muy caros de hacer y de mantener, por ello se empezó a utilizar un tipo de abanico de una sola pieza que simulaba perfectamente a un abanico plegado, este abanico recibió el nombre de tenarashi-gata.

Los tenarashi-gata se fabricaban de metal macizo o de madera dura. Muchos samuráis consideraron al tenarashi mucho más efectivo para la defensa que los abanicos plegables.

Otro modelo de tenarashi era el Kaisen el cual pesaba más de dos kilos. El motsu-shaku también era de una sola pieza pero fabricado con  madera muy dura el cual era efectivo para la practica del tessen-jutsu.

La clase militar del Japón antiguo ya conocía y utilizaba el abanico de guerra, en este caso el gunbai-uchiwa.

El gunbai podía ser utilizado como estandarte del clan, para ello lo ataban al extremo de un mástil.  También servía para dirigir a las tropas, así como para hacerse señales o enviar mensajes. El gunbai también se podía utilizar como escudo ante cierto tipo de ataques.

Parece probado de todos modos que el uso del tessen se limita solo a los ejércitos del Japón. Aunque al principio lo llevaban todos los jefes de grupo, fue durante el período Tokugawa que el uso del gunbai se limitó solo a los Generales en jefe de las tropas.

En la actualidad aún es utilizado en una versión más pequeña por los árbitros de sumo.

PRÁCTICA DE TESSEN

La práctica del tessen-jutsu era considerada como fundamental para el conocimiento del trabajo con armas, y muy útil para la defensa.

Las técnicas de tessen están basadas en la reacción a partir de las agresiones del oponente, y su función principal es la de incapacitarle para el combate bien sea presionando en diferentes kyusho, usándolo para luxar articulaciones, para golpear, etc.

Durante el Shogunato Tokugawa los instructores de Yagyu Ryu se hicieron muy famosos por sus enseñanzas de tessen-jutsu, al igual que por las de ken.

EL TESSEN EN LAS ESCUELAS NINJA

Dentro de las escuelas de ninpo, el tessen era un arma principalmente usada por las kunoichis (mujeres ninja), aunque no por ello dejaba de ser practicada también por los hombres, no debemos olvidar que dentro del Henso jutsu (técnicas de disfraz y caracterización) en muchas ocasiones debían hacerse pasar por samurái, ronin,etc.

Aquí si que el tessen tenía innumerables utilidades, utilizándolo con un trabajo mucho más libre que el usado por los samurais, al igual que sucede con el resto de arsenal ninja.

Los tessen utilizados podían tener las varillas afiladas, para poder cortar el cuello de los atacantes, también los había con varillas extraíbles que eran usadas a modo de shuriken, incluso el propio tessen podía ser lanzado como arma arrojadiza.

Dani Esteban -Kôryu-

Estudiante e instructor de artes marciales japonesas.

Bujinkan Budo Taijutsu, 15º dan.

Meifu Shinkage Ryu Shuriken & Fundo Kusari Jutsu, 2º dan





Togakure Ryû Ninja Biken

25 02 2016

Togakure Ryu, la Escuela de la Puerta Escondida, es quizás la escuela más emblemática de la Bujinkan para la gran mayoría de practicantes. Es nuestra escuela de Ninjutsu/Ninpo por excelencia, y una de las más conocidas y reconocidas en el mundo entero.

En la entrada anterior de este blog referida a esta escuela hablamos de los orígenes de la misma, sus particularidades y características, así como de todo lo que incluía el entrenamiento de un shinobi de esta escuela.

Hablamos de Gotonpo, del Sanpô Hiden, y de la estructura en 3 niveles del taijutsu de Togakure Ryû Ninpô (Taijutstu Ukemi Gata, Shinobi Gaeshi Gata y Santô Tonkô no Kata) y decíamos que estos métodos de trabajo sin armas debían también ser practicados con distintas armas.

También hablamos de las 18 disciplinas conocidas como Ninja Jûhakkei, una de las cuales es concretamente Ninja Ken o Shinobi katana (Técnicas de espada específicas del ninja, en este caso de la escuela que nos ocupa).

El Togakure Ryu Ninja Biken es un nivel de trabajo específico de esta escuela que va mucho más allá del trabajo que podríamos calificar como “normal” o “clásico” de cualquier escuela de kenjutsu. Por algo es “ninja”, porque contiene enseñanzas y métodos nada ortodoxos y fuera a veces de toda la lógica esgrimista de la época. En mi opinión esto es así debido a que los agentes shinobi tenían tantos campos que estudiar y abarcar que a la hora de tener que enfrentarse en combate con espada a un guerrero de la época, léase samurai bien entrenado en el arte del kenjutsu, se dieron cuenta de que si se limitaban a utilizar las técnicas “normales” de combate se verían en fuerte desventaja, por lo cual idearon todos estos métodos alternativos, poco ortodoxos y sorpresivos, fuera de la lógica normal imperante en este campo.

togakure2

Veamos algunos de estos curiosos métodos de trabajo con la Shinobi Katana:

  • Iaai Maaai / Ninja Iai: Método basado en la longitud de la hoja más corta empleada por la escuela Togakure (entre 48 y 54 cm). Hay que saber que la longitud de la hoja de las katanas estandard varió considerablemente a lo largo de su historia. A finales del siglo XIV y principios del XV, las hojas de katana tenían entre 70 y 73 cm. Mientras que durante el siglo XVI, la longitud promedio bajó hasta 60 cm. Al final del siglo XVI, la longitud volvió, aproximadamente, a 73 cms.  Esta longitud más corta del mal llamado ninja-to (preferible usar el término Shinobi Katana o Shinobigatana), permite desenvainar más rápido y cortar al oponente antes de que él acabe de desenvainar. De este modo el ninja podía cortar la muñeca/mano de su enemigo o frenar solo bloqueando ese desenvaine y desde ahí manipular introduciendo la hoja entre sus brazos y contra su hoja que estaba a medio desenvaine. También le permitía mover el cuerpo alrededor del adversario para jugar con su kuzushi.
  • Koikuchikiri : Son varias formas de desenvaine oculto: empujando con el pulgar o el índice, presionando la saya con el brazo izdo contra el cuerpo, estirando la saya desde atrás con la mano izquierda, etc.
  • Kage no Itto o Ninja Shinden Iai Giri: Es un método específico de desenvainar y cortar cambiando la espada de lado para que salga por la derecha por encima del hombro o brazo derecho. Muy útil para cuando se tiene un obstáculo al lado izquierdo que impide el desenvaine normal o cuando enfrentamos a varios enemigos.
  • Metsubushi: Método para ganar ventaja cegando momentáneamente la visión del enemigo mediante el lanzamiento de productos (normalmente polvos cegadores) lo cual permitía al ninja unos momentos de desconcierto que aprovechaba para acabar con su enemigo con la espada.
metsubushi

Uso de la técnica llamada metsubushi por Hatsumi Sensei

  • Te no Uchi: Método para acabar con el enemigo golpeándole, controlándole o cortándole sin acabar de desenvainar totalmente nuestra espada.
  • Itto Nage: Un método que un samurai ortodoxo dudo que contemplara como posible, y que consiste en que cuando se considera que no queda ninguna otra opción se puede lanzar la espada a nuestro enemigo. Se lanza como un shuriken senban, lateralmente. También se puede lanzar tipo bo shuriken, en vertical.
  • Tai Wari Itto: Son métodos de trabajo que enseñan qué hacer cuando ya tienes la espada clavada dentro del cuerpo del enemigo en vez de, o antes de, simplemente desclavarla. Estos métodos incluyen proyectar, manipular para llevar al enemigo al suelo antes de desclavar y acabar con él, hacer presión sobre el mune para seguir cortando hacia abajo u hacia otra dirección desgarrando carne, músculos, órganos internos, etc.
  • Sageo no Kata: El sageo usado por la escuela Togakure Ryu era el doble o incluso el triple de largo de lo habitual, es decir que podía llegar a más de 6 metros de largo. Esto le confería una versatilidad enorme y la capacidad de usarlo para múltiples aplicaciones. Desde recuperar la espada puesta por ejemplo contra un muro para trepar a modo de primer escalón, el shinobi tomaba el extremo del sageo en la boca para mantener las manos libres mientras escalaba. Una vez superado el obstáculo podía recuperar su espada fácilmente tirando del sageo. También se colocaba metsubushi o un peso atado a la punta del sageo para usarlo tipo kyoketsu shogue o kusari gama. Otro uso era hacerlo servir de trampa o alarma en interiores o rutas de escape colocándolo atado obstaculizando el paso para hacer tropezar al enemigo. Aparte de estos y otros usos por supuesto estaba la posibilidad de usarlo como cuerda normal para estrangular, atar, etc.
sageonokata

Uso del sageo para escalar o trepar

Además de estos 8 métodos o usos, la escuela Togakure Ryu tiene 9 katas más de combate que pasamos a nombrar así como 8 kamaes.

Los kamaes de ken de la escuela son 8:

  • Ichi no Kamae
  • Seigan no Kamae
  • Chudan no Kamae
  • Gedan no Kamae
  • Tosui no Kamae
  • Hasso no Kamae
  • Kasumi no Kamae
  • Totoku Hyoshi no Kamae
togakure1

Someya Sensei de espaldas en Seigan no kamae, Sôke Hatsumi en Ichi no kamae.

Las restantes formas, métodos o katas de combate son 9:

  • Hi Ryu no Ken
  • Kasumi no Ken
  • Muso no Ken (Ura Nami)
  • Da Kai no Ken / Dato no Ken
  • Issen Ken
  • Raiko no Ken
  • Itto Giri
  • Kiri Kaeshi
  • Sute-mi

Finalmente encontramos en la escuela una serie especial de katas de combate, métodos o estrategias, que podríamos denominar algo así como el nivel okuden, que se trabajan tanto con la mano derecha delante como con la izquierda, y también con la espada colocada en el lado derecho del cuerpo. Esta serie especial se llama Ma Dachi.

————————–

¡No olvides suscribirte al canal de youtube de Bushi Dojo! donde vamos subiendo vídeos regularmente: Canal Youtube de Bushi Dojo.





Togakure Ryû Ninpô (+clip)

15 02 2016

Togakure Ryu, la Escuela de la Puerta Escondida, es quizás la escuela más emblemática de la Bujinkan para la gran mayoría de practicantes. Es nuestra escuela de Ninjutsu/Ninpo por excelencia, y una de las más conocidas y reconocidas en el mundo entero.

Este sistema de ninjutsu fue fundado por Daisuke Nishina, un joven vasallo de las fuerzas de Kiso Yoshinaka, antes llamado Shima Kosanta Minamoto no Kanesada, y más tarde conocido como Daisuke Togakure, al cambiar su nombre por el de la zona montañosa donde se estableció posteriormente, hoy día llamada Togakushi,  a finales del siglo XII. El sistema fue desarrollado a partir de diferentes artes marciales y estrategias aprendidas de un erudito taoísta con el que convivió y del que se convirtió en discípulo, Kagakure Doshi, con el que tras una serie de peripecias, se vió forzado a huir y ocultarse en las montañas de la zona de Iga, donde desarrolló los fundamentos del sistema que desembocaría más tarde en una de las escuelas de ninjutsu más antiguas todavía existentes. Las técnicas y habilidades de la Togakure Ryu también tuvieron una gran influencia en el resto de escuelas ninja del pasado.

Los secretos de este ryu llegaron a formar parte de las habilidades de muchos ninjas famosos de la época, entre ellos Sandayu Momochi. La escuela fue dirigida en un tiempo por la familia Hattori, uno de los clanes ninja más famosos de la historia, y acabó siendo liderada por el clan Toda, al cual pertenecía Masamitsu Toda, 32º Sôke y maestro de Toshitsugu Takamatsu Sensei, el maestro de nuestro actual Sôke, Masaaki Hatsumi, 34º Sôke de la escuela.

Soke_Katana

Las necesidades del Ninja o Shinobi para el combate cuerpo a cuerpo eran únicas y muy diferentes a las del resto de bushi (guerreros). Debían incluir entrenamiento de resistencia, movimientos silenciosos e invisibles, técnicas especiales de escalada y equitación, formas no convencionales de natación, supervivencia en cualquier circunstancia, técnicas de disfraces y conocimientos de arquitectura, astronomía, geografía, meteorología, conocimientos de venenos, técnicas de hipnosis, fundamentos de medicina, manejo del fuego y también conocimientos de artes cortesanas tales como la música, el canto y el baile. Todos estos conocimientos pertenecían a la formación de un ninja de este clan.

Obviamente, no todos los ninjas del clan dominaban al completo todos y cada uno de estos campos, sino que había especialistas en cada uno de ellos, que eran los seleccionados para realizar una u otra misión dependiendo de las características de la misma, si bien, todos los miembros de la escuela debían aplicarse en dominar lo mejor posible todos y cada uno de dichos conocimientos, pues nunca sabían cuando se verían en la necesidad de utilizarlos. Fallar en uno de ellos podía conllevar al fracaso de la misión encomendada.

La conclusión con éxito de la misión era siempre la más alta prioridad para un ninja, y el riesgo de resultar herido o muerto durante una lucha “innecesaria” era simplemente demasiado grande, por lo cual el ninja siempre prefería evitar el combate cuerpo a cuerpo a menos que éste fuese inevitable; e incluso en estos casos, el ninja atrapado prefería aún trabajar con la distracción y la confusión, huir arrojando polvos cegadores, lanzando shuriken o cualquier otro objeto que pudiera tener a mano, antes que entrar en combate a pecho descubierto contra un avezado guerrero.

hatsumi_soke_smoke

Contrariamente a lo que nos muestran las películas de hoy día, los ninjas de la época no iban vestidos de negro. En aquel tiempo conseguir un tinte de color negro intenso no era fácil, además de no ser el color más apropiado para camuflarse en el entorno, ni aun de noche. El color rojo oscuro o el azul índigo eran los más usados para estos menesteres. También usaban trajes reversibles, con diferente color interior y exterior para poder cambiarse adecuadamente según la circunstancia. Por ejemplo, blanco para nieve y marrones y verdes para el bosque. También se ha demostrado históricamente que utilizaron cotas de malla usadas tanto por encima como por debajo de la ropa. Contrariamente a las usadas por los caballeros medievales europeos, las versiones japonesas eran de una estructura mucho más fina y por lo tanto más ligeras.

Tampoco era demasiado frecuente el uso de capuchas, aunque a veces sí solían enmascararse, pero preferían dejar siempre nariz y oídos libres para poder respirar y oír mejor. A veces usaban grotescas máscaras de demonios con el fin de intimidar a los oponentes supersticiosos.

Las grandes directrices de la escuela son:

  • La violencia debe ser evitada
  • Ninpo y Bujutsu son uno
  • Sólo tomarás la espada para alcanzar la paz, proteger a tu país, a tu familia y a la Naturaleza.

Hatsumi Sensei dice: “Con el fin de poder aplicar las estrategias del cielo, la tierra y los seres humanos con sensatez, el Ninja debe ser uno con el universo y debe encarnar la esencia de las flores y el bambú. Él debe saber cuándo tiene que doblarse con el viento y cuando no. Tiene que convertirse en el vacío mismo.

En caso de que alguien nos pregunte si hay algo así como técnicas básicas de Ninjutsu contestaremos con un no. En caso de que alguien pregunte si él está realizando correctamente las técnicas de una manera u otra, le contestaremos que no hay una forma correcta ni un camino equivocado. Las técnicas básicas del Ninjutsu descritas por nosotros son sólo una forma de realización de la condición humana, de tal forma que uno atraviesa el camino hacia la iluminación.”

El Taijutsu de Togakure Ryû Ninpô se estructura en 3 niveles:

  • Taijutstu Ukemi Gata
  • Shinobi Gaeshi Gata
  • Santô Tonkô no Kata

Cada una de estas formas sin armas pueden (y deben) también ponerse en práctica con armas. En Japón, algunas de estas formas se enseñan solamente con Shukô o con Shinobi katana. Hay otra área de estudio también muy importante, el Gotonpo: formas de escape de los cinco elementos que incluyen, entre otras técnicas, el movimiento en el agua y la natación.

Hatsumi Sensei explicó hace muchos años que en los primeros tiempos hacía que sus alumnos de entonces, sólo japoneses por aquel entonces, pusieran en práctica estas habilidades de igual forma que Takamatsu Sensei lo había hecho con él. Y como parte de su entrenamiento en Ninpo les encomendaba misiones a realizar, tales como infiltrarse tanto de noche como de día en algún lugar privado y vigilado, como un club de golf o una fábrica, donde previamente él, en connivencia con alguien del interior, había ocultado un objeto o unos documentos, que sus ninjas debían recuperar sin ser vistos ni notados, o debían conseguir algún objetivo concreto.

Los Kata de Togakure Ryu no describen técnicas en sí mismas, sino más bien diferentes situaciones para las cuales se deben entrenar diferentes soluciones. Son más bien como manuales de ninpo en sí mismas, encerrando muchos de los conocimientos secretos de la escuela en formas aparentemente absurdas. Dado que más importante que la técnica en sí es la sensación de movimiento y el sentido de la diversidad y de las diferentes posibilidades que ofrece el Ninpo, así como la comprensión de los principios del movimiento, el enfoque y la aproximación, el ritmo, el engaño y la distancia y el timming. Todos los Kata (y sus Henka) pueden y deben ser entrenados con y sin el uso de armas, tanto por parte del Tori como del Uke o de ambos a la vez.

Las posiciones del cuerpo de Togakure Ryu son todas muy bajas y amplias, los movimientos se basan en el terreno y el suelo y al mismo tiempo son muy libres. Togakure Ryu es muy eficaz en Koppojutsu con ataques directos a los huesos y las articulaciones. Las técnicas de golpeo, como por ejemplo Ura Shutô, no entran en arco, sino de forma recta y alargada hasta el objetivo, al igual que las luxaciones.

Como su propio nombre indica, la escuela muestra en su trabajo de taijutsu el principio de la “puerta oculta”. “Abre la puerta y ciérrala de nuevo” y “Trabajar sobre las 9 puertas” significa posicionar el propio cuerpo, así como los brazos y las piernas y articulaciones de nuestros oponentes de tal manera que somos capaces de atacar sin obstáculos (abrir la puerta), y al mismo tiempo, obstaculizar a nuestro oponente a ser capaz de hacer algo (cerrar la puerta).

La tradición marcial de la escuela Togakure consta de 18 disciplinas agrupadas bajo el nombre ya moderno de Ninja Jûhakkei:

  • Seishin Teki Kyôyô (Refinamiento espititual)
  • Taijutsu (Técnicas del cuerpo para el combate)
  • Ninja Ken o Shinobi katana (Técnicas de espada específicas)
  • Bojutsu (Manejo de bastones de diferentes medidas y grosores)
  • Shurikenjutsu (Lanzamiento de dardos y hojas)
  • Sojutsu o Yarijutsu (Lanza de combate)
  • Naginatajutsu (Técnicas con alabarda de combate)
  • Kyoketsu Shogue/Kusarigama jutsu (Armas con cadena y/o cuerda, con diferentes hojas o ganchos y pesos o anillos de metal en el extremo de la cadena o cuerda)
  • Kayakujutsu (Aplicaciones con fuego y explosivos)
  • Hensojutsu (Arte del disfraz y la personificación)
  • Shinobi Iri (Métodos de infiltración sigilosa)
  • Bajutsu (Equitación de combate)
  • Sui Ren (Habilidades en medio acuático)
  • Bô Ryaku (Estrategia militar)
  • Intonjutsu (Técnicas de ocultación)
  • Chô Hô (Métodos de espionaje)
  • Ten Mon (Meteorología)
  • Chi Mon (Geografía)

Aparte de estas 18 áreas fundamentales de entrenamiento existen también en la escuela los llamados 3 secretos (Sanpô Hiden), exclusivos de este Ryu:

  • Shinodake: Un tubo de bambú que se usa para respirar bajo la superficie del agua. También podía ser utilizado como cerbatana.
  • Senban / Teppan: Shuriken de 4 puntas con agujero cuadrado en el centro / Plancha de metal de diferentes usos
  • Shuko/Tekagi y Ashikos: Guanteletes con púas para las manos / Garras metálicas para los pies.

enttogakure1

Por último, y no menos importante, la manipulación de las percepciones del adversario a través del engaño, y la tergiversación de los conceptos de verdad y falsedad, Kyojitsu Tenkan Ho, es otra de las particulares habilidades de esta fantástica escuela.

————————–

A continuación os dejo un pequeño videoclip de parte del trabajo realizado la semana pasada en nuestro dojo, trabajo de taijutsu basado en la escuela Togakure Ryu, nivel Santo Tonko no Kata, sobre los katas Hidari Kata Ude Ton Sou Gata y Migi Te Kubi Sugi Ton Sou Gata:

 

¡No olvidéis suscribiros al canal de youtube de Bushi Dojo! donde vamos subiendo vídeos regularmente: Canal Youtube de Bushi Dojo.