El guerrero cobarde

22 03 2020

Aristodemo fue un guerrero espartano, uno de los trescientos enviados a la Batalla de las Termópilas. Junto con un camarada, Éurito, Aristodemo fue afectado por una infección en el ojo. Debido a esto, el rey Leónidas ordenó a ambos regresar a Esparta antes de la batalla, pero Éurito desacató la orden, regreso al combate y murió en él.

El historiador Heródoto pensaba que si hubieran retornado ambos vivos del combate, enfermos y excusados, no serían insultados por los espartanos.​ Pero, al morir en combate, Éurito hizo quedar mal a Aristodemo, que no quiso volver a la lucha; porque, además, otro camarada, también superviviente al ausentarse del choque para enviar un recado a Tesalia, expresaría en un trágico acto toda su vergüenza. Este ausente involuntario era Pantites, quien al llegar de nuevo a las Termópilas, y al ver a sus camaradas muertos, decidió quitarse la vida para prevenir la condena social que le podía significar haber sobrevivido. Pero Aristodemo no; él temía a la muerte. Debido a que Éurito había fallecido, Aristodemo fue tratado como un cobarde y sometido a la humillación y desgracia por parte de sus mismos compatriotas. Ningún espartano le hablaría o se relacionaría con él.

Resultado de imagen de aristodemo

Llevo practicando artes marciales desde hace 40 años, empecé en 1980. Entrenando duro y creyendo en ello, no sólo como un hobby, una forma de vida le llamábamos. Nos llamábamos a nosotros mismos guerreros. Refinando las técnicas siempre por si algún día llegaba el momento de tener que utilizarlas contra un enemigo que quisiera atentar contra mi vida o la de los míos. Me creía capaz de sobrevivir al ataque de un malhechor, y hasta de más de uno, si las circunstancias me fuesen siquiera un poco favorables. Pero en realidad tan solo estaba jugando a ser un guerrero.

Pero finalmente el enemigo ha llegado. Está aquí. Y no es un enemigo normal. No es aquel contra el que mentalmente había luchado y vencido en cientos de ocasiones. Este enemigo es cien mil veces peor. Porque es invisible. Porque no hay arma ni técnica conocida que nos proteja de un enemigo capaz de esconderse en un paquete de garbanzos o en una lata de cerveza comprada en el supermercado, introducirse en nuestro cuerpo y atacarnos desde nuestro propio interior con inusitada virulencia. Este sí es un verdadero ninja (permitidme la licencia sarcástica).

Y eso me asusta. Sí, tengo miedo. Como Aristodemo yo también tengo miedo a la muerte, sobre todo al tipo de muerte y desamparo previo que provoca este maldito nuevo enemigo. Y no solamente tengo miedo por mí, sino por supuesto también por los míos, por mis familiares y amigos y conocidos. Me gustaría que esto no fuese más que una pesadilla pero parece que no lo es. Parece que es muy cierto y que de momento estamos a merced únicamente de la suerte de que no nos toque esta negra lotería.

Ante el agravio que sintió, Aristodemo deseó profundamente un instante de gloria. En la Batalla de Platea, Aristodemo peleó con tanta furia que los espartanos lo perdonaron. Luchó en forma valerosa, desenfrenada, queriéndose llevar por delante al enemigo. Fue un verdadero demonio para sus adversarios. Pero, pese a reconocer que su lucha había sido magnífica, no lo premiaron con ninguna distinción especial, ya que peleó arriesgando su vida, de una manera suicida, y los espartanos valoraban más a quienes peleaban con deseos de seguir con vida.

Al contrario de Aristodemo yo no deseo instantes de gloria. No deseo librar ninguna batalla porque eso significaría que el enemigo ha llegado hasta mi puerta, y no sé cómo defenderme de él. Pensaba que era un guerrero pero he descubierto que sólo soy un cobarde. La única gloria que deseo para mí es poder volver a abrazar a los míos y reír con ellos brindando en torno a una mesa.

Un abrazo a tod@s y mucha suerte.

Dani Esteban -Kôryu-

Bujinkan Dai Shihan

 





Suspendemos las clases en Bushi Dojo

12 03 2020

Se ha recibido desde la Federación (FAMC Federació d’Arts Marcials de Catalunya) una circular informativa en la que se indica la obligatoriedad de suspender durante 15 días todas las actividades como medida preventiva para el riesgo de contagio del ya tristemente famoso coronavirus.
Así pues, desde hoy jueves 12 de marzo la Escola ATARAXIA, donde se ubica Bushi Dojo, permanecerá cerrada. Esperamos retomar las clases muy pronto. Nos vemos en el tatami en breve.





Los maravillosos viejos tiempos

5 03 2020

Extracto de un vídeo de la TV japonesa de los años 60: Entrenamientos de Togakure Ryu Ninja con el Gran Maestro Hatsumi y sus primeros estudiantes.





Bujinkan suspende clases en Japón por el coronavirus

2 03 2020

Anuncio oficial Bujinkan

Debido a la expansión continua del coronavirus en Japón, y en particular al riesgo de contagio a los visitantes de nacionalidades extranjeras que visitan el Bujinkan Honbu Dōjō, así como también para mitigar cualquier riesgo de problemas inmigratorios (ej cuarentena, restricciones de viajes, u otros similares), el entrenamiento en Bujinkan Honbu Dōjō queda temporalmente suspendido.

Por ahora, la suspensión del entrenamiento está programada hasta fines de Marzo 2020. Sin embargo, el 15 de Marzo se revaluará la situación según sea apropiado y se hará un nuevo anuncio.

1 de Marzo 2020

Bujinkan Honbu Dojo

Nota: Los Shihanes japoneses pueden seguir dando clases o no, a su criterio, en sus propios dojos. En caso de viajar a Japón puedes contactar con ellos directamente para asistir a sus clases.

 





Meifu Shinkage Ryu – 2º encuentro 2020

26 02 2020

El segundo encuentro del año de la escuela Meifu Shinkage Ryu tendrá lugar este próximo sábado 29 de febrero, de 10:30h a 12:30h.

Lugar: Bujinkan Okami Dojo, Carrer del Trobador, 35, (Barcelona), al lado del Hospital de Sant Pau, <Metro> Camp de l’Arpa

Trabajaremos:

  • Shuriken jutsu
  • Fundo Kusari jutsu
https://youtu.be/KRvH71VEXCU

Encuentro abierto a cualquier practicante de artes marciales interesado en conocer nuestra disciplina.

Precio: 25€

Dirige el encuentro:

Dani Esteban -Kôryu-, 2º dan (Nidan – Shidou-shi)

Instructor Oficial, alumno directo del Sôke Otsuka Yasuyuki.

Meifu Shinkage Ryu Official Branch in Spain.

 

¿No eres de Barcelona o alrededores? Podemos organizar un taller, clase o curso en tu zona, ciudad etc… Consulta conmigo.

+ info: danikoryu@yahoo.com  o telf  646 56 11 19





Los “payasos” de la Bujinkan

19 02 2020

Ayer un alumno me comentaba en clase avergonzado sobre un vídeo que había visto publicado en un grupo de facebook dedicado a las artes marciales donde se veía a un Dai Shihan de la Bujinkan realizando una técnica de mutodori (trabajo a mano vacía contra ataque de katana en este caso) de las que la inmensa mayoría de la gente del mundo marcial califica como imposible de realizar.

De hecho ya había visto hace no mucho tiempo ese mismo vídeo. Conozco al Dai Shihan en cuestión, le tengo respeto y estima, y nos unió amistad en su día, o nos sigue uniendo, aunque ahora haga años que no nos vemos en persona.

La cuestión es que en dicho grupo de facebook lo califican como poco de payaso, de basura marcial, lo denostan y lo insultan con todo tipo de calificativos de desprecio. Y por extensión, a toda la Bujinkan.

Y es entendible. Porque lo que se ve en el vídeo no es para menos, más aún a ojos de gente que ni sabe ni quiere entender lo que ahí está sucediendo en realidad.

Por supuesto, la “culpa” en gran medida es también de quien ha grabado y colgado dicho vídeo y lo ha soltado alegremente al mundo sin que el mismo contenga ningún tipo de explicación al respecto sobre lo que está haciendo o tratando de explicar o mostrar.

Aquí yo veo dos problemas principales.

El primer problema radica en que todo el mundo se cree poseedor de la verdad, de SU verdad, y aceptar la verdad de otros queda fuera de su mente. Todos tenemos nuestro pre-juicios y resulta difícil separarse de ellos y tratar de obtener alguna enseñanza positiva de lo que a priori nos puede parecer una payasada. No voy a abundar sobre este problema ya que hace poquísmo publiqué en este mismo blog un artículo en el que de alguna manera se toca este tema entre otros (Encontrar un terreno común)

Y hay un segundo problema, un problema que considero gravísimo en nuestra querida Bujinkan, debido a que es como un virus (ahora que está tan de moda el tema) que está ya afectando a la mayoría de instructores y practicantes de la Bujinkan, incluyendo a los “grandes nombres” de la misma, y para el cual no parece que haya curación ni vacuna a la vista, al menos a corto plazo.

Ese problema es que la inmensa mayoría de instructores (Shidoshis, Shihanes, Dai Shihanes -incluyendo japoneses-…) hace mucho tiempo ya que se limitan únicamente a copiar los movimientos del Sôke Hatsumi y a transmitirlos a sus alumnos en sus clases, y al resto de gente en los seminarios que imparten, de la forma más precisa y fiel posible que saben hacerlo. Y el problema radica en que lo que están transmitiendo es la copia fiel del final del mensaje de Sensei.

Intentaré explicarme. En mi opinión, lo que Sensei está mostrando y enseñando estos últimos años es el final de su “libro marcial”. Es el culmen de su carrera como artista marcial. Es el punto donde se resume todo su Budo, toda su sabiduría marcial acumulada a lo largo de décadas de práctica y estudio. Dejando aparte que él sea un genio, claro. Pero ese es un punto al que a todos esos Shidoshis, Shihanes y Dai Shihanes, donde por supuesto también me incluyo, ¡todavía están a años luz de llegar!

Y por lo tanto, no deberían siquiera plantearse “enseñar” eso sin haber pasado primero por un estudio profundo de todo lo anterior. Hay que leer el libro desde el principio, no se puede ir directamente al capítulo final y mostrarlo al mundo como si eso fuera nuestro Budo.

No sé si me he explicado correctamente o me van a llover piedras, que tampoco me importa en absoluto.

Voy a poner otro ejemplo comparativo de fuera de la Bujinkan para ver si me acabo de explicar.

Morihei Ueshiba Sensei, creador del Aikido, Gran Maestro respetado en todo el mundo marcial fuera del Aikido.

Resultado de imagen de ueshiba

Sin embargo la inmensa mayoría del Aikido que se ve en el mundo, podría incluirse dentro de esas técnicas “imposibles”, donde los ukes colaboran y vuelan por los aires porque se dejan hacer volar, etc etc. Son técnicas ejecutadas por alguien que está a años luz de la maestría que alcanzó Ueshiba y que son realizadas sobre gente que “quiere creer” en ellas y se las deja hacer. No funcionarían jamás frente a un adversario duro y real, alguien que realmente viniese a arrancarles la cabeza. Excepto si el que la realizara fuese Ueshiba Sensei en sus buenos tiempos. ¿Por qué? Pues porque lo de la “armonía con el universo”, lo del “aikido es el arte de la paz y del amor” etc, son el mensaje final de Ueshiba Sensei en su casi ancianidad, después de todo su brillante camino marcial y su viaje espiritual, filosófico y religioso. Es el epílogo de su libro marcial. Y eso es con lo único que se han quedado la inmensa mayoría de sus seguidores, pasando por alto todo su camino anterior de entreno durísimo en Daito Ryu, de entreno durísimo en trabajo interno, de peleas a muerte y de flirteos con la Yakuza etc etc…   Grave error. Y así vemos el aikido que vemos en tantos y tantos dojos. Y sin embargo Ueshiba es un mito respetado por el 100% de la comunidad marcial mundial.

Masaaki Hatsumi Sensei, fundador y Sôke de la Bujinkan, gran artista marcial heredero de 9 tradiciones y alumno privilegiado de otro mito (Takamatsu Toshitsugu), pero en cambio muy poco respetado fuera del entorno propio e incluso ridiculizado y denostado por una gran mayoría de los círculos marciales considerados “serios”.

¿Dónde está la diferencia entre lo que pasa en el Aikido y lo que pasa en las artes marciales Bujinkan? ¿O acaso no hay tanta? ¿Qué diferencia a Hatsumi Sensei de Ueshiba Sensei? Te dejo que intentes encontrar una respuesta…

Ninpo Ikkan!

Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan

 

Resultado de imagen de hatsumi soke

 





Las peleas con cuchillos no suceden

13 02 2020

Resultado de imagen de duelo de cuchillos

Las peleas con cuchillos simplemente no suceden. Son más raras que un perro verde y cuando suceden, ambos luchadores generalmente terminan muertos.

En muchos sistemas, el cuchillo se aprende enfrentándose a otro cuchillo en las clases. Se trata más de construir una base de conocimiento que de prepararse para enfrentarse a otro cuchillo. Porque tus posibilidades de ir cuchillo contra cuchillo son escasas o nulas.

En primer lugar, si hablamos de delitos callejeros, los que llevan cuchillos son los que menos probabilidades tienen de enfrentarse a un cuchillo. Esto significa que si sacas tu cuchillo a un asaltante que intentó usar uno para intimidarte, es probable que huya. Esto le ha sucedido a algunas personas que conozco que llevan un cuchillo para defenderse.

Las razones parecen simples, el criminal que lleva un cuchillo lo hace para tener una ventaja que no se pueda superar. No quiere pelear, quiere una víctima. Cuando el otro tipo saca su cuchillo, esa ventaja desaparece y sabe que puede ser seriamente herido. Como dice el experto en cuchillos Marc MacYoung, a menos que sea realmente algo personal, como si te acostaste con su esposa o le quemaste un negocio de drogas, la mayoría de los hombres que llevan un cuchillo no tendrán suficientes arrestos como para arriesgarse a ser asesinados con un cuchillo a su vez.

Cuando ocurre una pelea de cuchillo contra cuchillo, ambos peleadores mueren generalmente. Las excepciones son aquellos casos en los que es una cosa de honor, y las personas generalmente quedan satisfechas con la primera sangre. West Side Story es un gran ejemplo de esta dinámica. Los jóvenes sementales con más pelotas que cerebro muestran a su grupo de pares que no tienen miedo de arriesgarse por la tribu al involucrarse en una tontería que puede matarlos, pero generalmente no lo hacen.

Los varones jóvenes idiotas han estado haciendo esto desde siempre. Los rapiers eran conocidos por esto. Muchos duelos se llevaron a cabo con ellos y los hombres más cuerdos se quedarían boquiabiertos ante semejante estupidez. Tener una cicatriz en el rostro de un duelo se consideraba una insignia de honor en algunas culturas. Realmente se trataba de mostrarle al mundo su coraje y disposición para enfrentar la muerte antes que cualquier otra cosa, sin importar las excusas que digan los jóvenes idiotas. La gente moría de vez en cuando, pero generalmente no.

Pero si estás allí para matar a otra persona con un cuchillo, y él tiene la misma idea, es probable que ambos muráis.

La razón puede resumirse en una de las Leyes de Combate de Murphy: “¡Si el enemigo está dentro de tu alcance, tú también!”

Hay poder asesino y poder de detención. No necesito explicar el poder asesino. Una jeringa llena de una enfermedad mortal tiene un gran poder asesino. Pero no detendrá a un asaltante durante días, y en ese tiempo puede matarte muchas veces.

El poder de detención es un término que se usa mucho en los círculos de armas de fuego. Es sorprendente la cantidad de veces que alguien recibe un disparo, cae como un títere con el cordón cortado y se recupera casi por completo una semana después. Hay teorías sobre por qué las personas no necesitan desangrarse o sufrir daños fatales antes de que les quiten su capacidad de pararse. No voy a entrar en ello aquí.

Los bates de béisbol son otra arma con gran poder de frenado. Pueden matarte, pero ser golpeado por un bate abrumará a la mayoría de las personas y les quitará la capacidad de continuar la lucha.

Los cuchillos simplemente no tienen poder de frenado. Tienen mucho poder de matar, pero las personas pueden recibir fácilmente una herida de cuchillo mortal y continuar por un largo tiempo.

Puedes recibir una puñalada o un disparo en el corazón y seguir adelante. Los pistoleros en el oeste, usando balas muy primitivas en comparación con las de ahora, por supuesto, solían tener el término “Los Diez del hombre muerto”. Se refería al hecho de que un hombre herido de muerte en el corazón aún podía seguir disparando durante unos diez segundos.

Incluso a distancia de pistola, tienes una buena posibilidad de hacer daño y luego evitar devolver el fuego hasta que la otra persona se desplome por sus heridas. Pero a distancia de cuchillo, esto es mucho menos probable.

Muchas veces, en ataques reales y no en duelos, la mano débil agarra a la otra persona, manteniéndola allí y haciéndola fácil de apuñalar. El luchador que agarra a la otra persona podría ser apuñalado en el corazón, matándolo en unos diez segundos como acabo de señalar. Pero diez segundos unido a alguien que intenta matarte con el cuchillo en la mano puede ser algo muy fatal. Y es por eso que ambas partes tienen una buena oportunidad de morir en una pelea de cuchillo contra cuchillo.

Esta es la gran diferencia que vi cuando aprendí tantojutsu en Japón. Los cuchillos no se usaban para duelos en el antiguo Japón. Si tuvieras que sacar un cuchillo, es que estabas bastante jodido. Algunas cosas que vi fueron técnicas para asesinatos y eran astutas como el diablo. Y no estoy hablando solo de ninjutsu o de las cosas de la yakuza a las que estuve expuesto. Las escuelas asociadas con el samurai tenían técnicas como la forma de ocultar un cuchillo debajo de una bandeja de servir, para que pudieras acercarte lo suficiente como para apuñalar a alguien con un solo movimiento. Esto se usó en la película, “Los siete samuráis” cuando un ladrón toma como rehén a un niño.

Si bien el hecho de que ambas personas usen un cuchillo en clase ayuda a la instrucción, es más probable que los métodos que practicas se usen contra algo como una espada en los viejos tiempos, o un palo ahora. El Tantojutsu tiene kata donde el atacante usa una espada, y es bueno para cualquiera que realmente tenga un cuchillo para defenderse el enfrentarse a algo así por si acaso. Los asaltantes con un cuchillo probablemente no seguirán adelante con la pelea una vez que vean que están en igualdad de condiciones, pero los bates de béisbol le dan al atacante una ventaja y es mucho más probable que eso suceda.

Pero, en cualquier caso, no te metas en ningún tipo de pelea con un arma a menos que te veas obligado. Los duelos que menciono son muy fáciles de abandonar. No dejes que tu orgullo te mate. Es sorprendente leer tanto como yo sobre actos violentos con cuchillos y darme cuenta de que la gran mayoría de ellos podrían haberse evitado si un lado o ambos estuvieran dispuestos a tragarse un poco de orgullo, alejarse y dejar que el otro obtuviera su victoria porque te retiraste.

A mi edad, y después de toda mi experiencia, despertarme por la mañana para hacer las tostadas para mis hijos es mucho más una victoria para mis ojos.

Artículo original de Don Roley publicado en su blog.

Traducción Dani Esteban -Kôryu-