Retazos de la autobiografía de Takamatsu Sensei

14 02 2019

Cumpliré 68 años este año 30 de Showa (1955). Hasta hace dos o tres años no tenía ni idea de cuál era mi edad. Esto es simplemente porque no quería saberlo, pero sí sé que nací en el año 23 de Meiji (1887). Estoy desconcertado por la apariencia de mi cara como se ve ahora, pero la razón de esto es que no me he mirado en un espejo en unos treinta años. Incluso con este aspecto desaliñado, sigo siendo lo que la mayoría de las personas consideraría un hombre enérgico. Si la mayoría de las personas fueran a caminar durante una hora al día, normalmente cubrirían unas cuatro millas; generalmente yo lo hago en aproximadamente media hora. Me gusta pasear y hacerlo naturalmente con mi perro. Caminamos juntos todos los días. Soy muy malo con los horarios, pero todos los días estoy puntualmente en la cama a las 9 de la noche en punto con mi gato, a quien he llamado Jiro. Me despierto a las seis y media de la mañana y me lavo con una toalla mojada en agua fría mediante fricción. Esto es algo que no he dejado de hacer en los últimos cuarenta años y es por eso que nunca he estado enfermo en la cama; esto no quiere decir que solo los lavados fríos van a evitar que te enfermes.

Disfruto mucho pintando e incluso ahora sigo pintando como una forma de juego. No soy muy hábil pero lo disfruto, para mí es un placer. Nadie posee el conocimiento sobre los acontecimientos del mañana; esto significa que no sabemos cuándo cesará nuestra vida. Debido a la impetuosidad de la juventud, cometí muchos errores con mi vida. Esto fue hasta la edad de cuarenta. Aprendí de mis errores y ahora tomo mis lavados fríos y salgo a pasear con mi perro todas las mañanas. Después de esto dedico algo de tiempo a escribir y pintar, ya que esto también es equilibrio. Ejercicio, descanso, estudio y placer.

Aquellos que tienen una mente malvada siempre harán cosas malas, incluso los ninjas con malas intenciones eran desterrados. Esto es aplicable a cualquier sistema marcial, no solo a ninjutsu. Mi profesor de Koto Ryu koppojutsu y de Togakure Ryu ninjutsu fue Toda Shinryuken Masamitsu Sensei. Toda sensei comenzó a enseñarme primero koshijutsu cuando tenía nueve años. Mientras era joven tuve demasiadas peleas. Esto, tengo que decirlo, fue siempre en defensa propia. Cuando tenía 15 años tuve una pelea con dos maestros de Musashi Ryu durante la cual mi tímpano se rompió. Esto más tarde me impidió unirme al ejército. Cuando tenía diecisiete años mi familia tenía una fábrica de fósforos. Durante este tiempo conocí a un anciano llamado Ishitani que trabajaba en la fábrica y que iba siempre con un bokken como bastón. Era un famoso artista marcial, pero como todos los otros artistas marciales, no podía ganarse la vida con ello durante ese período. Así que mi familia lo empleó como guardia en la fábrica. Junto con otra persona hicimos un dojo en la fábrica e Ishitani Sensei comenzó a enseñarnos Kuki Happo Biken no Jutsu, así como otras artes, incluida una gran variedad de armas como espadas, bo shuriken, etc. Por encima de todo él se había entrenado en el arte del ninjutsu. Ya era un hombre muy viejo y al cabo de dos años murió en mi regazo.

Entrené en koppojutsu y este entrenamiento es muy difícil. Al principio debes entrenar los dedos de las manos y de los pies usando arena. Luego, usas piedras pequeñas y luego una roca; al principio, te sangrarán las uñas y las yemas de los dedos; será muy doloroso y difícil de perseverar. Desarrollé así unos dedos de manos y pies muy fuertes a partir de esta práctica, sin embargo, este tipo de entrenamiento es inútil hoy en día y solo un poco de entrenamiento de makiwara es suficiente. Digo esto porque es muy fácil dañar la articulación causando problemas para la vida posterior. Comencé mi entrenamiento de ninjutsu cuando tenía trece años. Comencé usando una tabla de madera de 3 centímetros de espesor por 4 metros de longitud. Comencé poniendo la tabla a 45 grados, la aumenté gradualmente a 60, luego a 70 y hasta que pude subir corriendo por ella a 90 grados. Ninjutsu no es solo el arte de invisibilidad. La amplia gama de técnicas solo fue enumerada tras un largo período de tiempo. El origen puede que se remonte al período prehistórico de los dioses. Pero no puedo decir cuando se formó exactamente ya que yo no estaba vivo en ese momento.

La familia Kuki guarda registros de este período bajo el título de Kukishin Ryu Happo Biken Jutsu y son parte de las enseñanzas más avanzadas de Yagyu Ryu. Dentro de Iga Ryu también es posible encontrar el Happo Biken Jutsu. Es la esencia del Ninjutsu. Estos son los Happo Biken Jutsu:

Taijutsu-Hichyo jutsu-Nawa nage
Karatejutsu, koppojutsu, jutaijutsu
So jutsu-Naginata jutsu
Bo jutsu-jo jutsu – hanbo jutsu
Senban Nage jutsu- Ken nage jutsu
Ka jutsu-Sui Jutsu
Chikujo Gunryakuheiho
Onshin Jutsu

Biken es la designación para el grupo que comprende kenjutsu, kodachijutsu y juttejutsu. El juttejutsu es la más alta de las técnicas de espada. El uso ofensivo y defensivo del tessen y el jutte se encuentran en esta categoría. También hay Toako no Jutsu, que te permite vencer a un oponente a distancia. Hay pergaminos secretos y libros con explicaciones sobre esta habilidad, pero son bastante inteligibles. Hay tres Kiai utilizados, estos son:

“A” – que produce un efecto de ruptura de los oponentes Ki
“Ka” – que produce el mismo efecto en su técnica.
“Ei” – que rompe el movimiento del cuerpo

De todos modos, lo más importante es mantener la esencia de un corazón puro. En las artes marciales no hay necesidad de concentrarse solo en el aspecto de ganar cuando se lucha. Sin embargo, no comprometerse con la lucha no es un “arte marcial”, es simplemente violencia, y una persona así no tiene un corazón honesto y es anti-humanista. Hoy en día, hay un deporte que se llama Judo que se concentra en el placer de luchar y en el desarrollo de sus cuerpos. Solo quieren ganar, y debido a esto se doblan por la cintura cuando luchan en lugar de mantener sus cuerpos erguidos. Cuando pienso en este deporte de judo, que tiene su origen en las artes marciales reales, me siento avergonzado y me da una sensación escalofriante. Un verdadero artista marcial gana usando los movimientos naturales de las técnicas de más alta calidad, y si uno mueve el cuerpo de acuerdo con esta teoría, por supuesto, uno ganará. En artes marciales necesitas tres puntos; estos son:

El poder corporal
El aprendizaje de la técnica.
El poder del espíritu

Con estos realmente puedes ganar.

Cuando terminé de ayudar a mi padre en su fábrica de fósforos, asistí a una escuela inglesa que se llamaba George Bundow School. También asistí a una escuela de cultura china. Después de esto, entrenaría con sensei Ishitani en el arte de Hontai Takagi Yoshin Ryu, así como en otras artes. Siete generaciones antes, su familia había sido asesora del famoso ejército del ninja Hattori.

Cuando llevaba entrenando un tiempo, decidí que quería saber más sobre el ninjutsu, y sobre mí mismo, así que me fui a una montaña conocida como Maya-san en la prefectura de Kobe. En la montaña viví junto a una cascada llamada Kamenotaki por un período de un año. Me alojé en una caseta de campo del tamaño de dos tatamis y viví de frijoles con arroz sin hervir. Mis compañeros de entrenamiento eran las rocas alrededor de mi caseta. A veces ejercitaba las puntas de los dedos golpeando las rocas. Subía saltando sobre las rocas con mi Kiai y luego saltaba hacia abajo. Durante este tiempo desarrollé un sentido especial.

Por ejemplo: podía estar en la cima de la montaña y saber cuántas personas venían aproximándose, podía decir si eran hombres o mujeres o animales. Me conocieron como el “sennin” o “tengu” de la montaña.

Fui a China durante la era Chin y viajé a través de Mongolia y el norte de China por un período de aproximadamente 10 años. Durante este período conocí a un boxeador Shorinji llamado Choshiro. Tuvimos una pelea y le gané. Nos hicimos muy amigos, como hermanos. Así es como me presentaron al presidente de la Asociación de artes marciales chino-japonesas.

Mis recuerdos de estos tiempos están un poco confusos, especialmente las fechas exactas, pero recuerdo que una vez decapité a alguien. En una ocasión me enfrenté y luché contra un grupo de bandidos de la montaña, que resultaron ser miembros de la división del ejército local. Usé el ninjutsu en muchas ocasiones y una vez fui juzgado por asesinato, pero probé mi inocencia (defensa propia). Recuerdo que una vez estaba caminando por un área conocida como Santo-sho. Estaba completamente oscuro y, de repente, sentí que algo me venía por detrás. Me volví para mirar y vi a un enorme perro corriendo directamente hacia mí. Antes de que pudiera moverme, se lanzó hacia mí y su cabeza estaba junto a mi oreja izquierda. Gruñó ferozmente pero no moví ni un músculo porque sabía que si lo hacía me atacaría. Después de un momento se detuvo, tal vez porque sabía que este humano no estaba en contra de él. En ese instante lo golpeé justo entre los ojos con mi puño derecho usando mi técnica de koppojutsu. Gritó por un segundo y luego cayó al suelo sin moverse en absoluto.

Esta experiencia también puede aplicarse contra un atacante humano. Siempre has de estar preparado para cuando tu atacante baje su guardia y luego contraatacar, sin dar ninguna advertencia u oportunidad para una segunda oportunidad. Esta es la forma en que manejo este tipo de situaciones. Espero a que mi oponente me ataque y luego solo espero que él baje su guardia o que se relaje. Éste es un punto importante. El sak-ki, o la intención de matar, se siente a través de un sistema comparable al radar. Quien no pueda recibir estas transmisiones no podrá alcanzar un estado de artista marcial de alta calidad.

Esto es lo que puedo garantizar a través de mis experiencias, ya que tantas veces he superado la línea que separa la vida de la muerte. Esto, con tus técnicas, es la línea. Una vez luché contra un hombre que era muy hábil en muchas técnicas y después de vencerlo, nos sentamos y hablamos. De hecho, él conocía muchas técnicas y muchas formas de detener las técnicas y tengo que decir que solo por los nombres se me habrían olvidado fácilmente. Realmente tenía una gran cantidad de conocimiento, pero este conocimiento se desperdició en la dirección en que se usó. Este es un punto importante cuando hablamos de técnicas. No estamos hablando de mover el cuerpo en una dirección exacta. Hay una frase en el libro de estrategia chino ‘Utsu Ryu Shi’ que dice cómo el soldado victorioso es como el agua. Esto se debe a que el agua es a la vez débil y suave y, sin embargo, puede tener una fuerte influencia en una colina, incluso la colina puede ser diezmada por su acción. En la superficie, parece que lo suave no puede ganar y, sin embargo, lo suave puede ser más fuerte. Esto es como las técnicas individuales; son fuertes por fuera pero débiles por dentro. Si solo conoces el nombre de un ave, entonces no sabes nada porque esto no te dice nada sobre el ave. El Kito Ryu en la primera parte de la era Edo estaba bajo Fuku No Shichiro Uemon Masakatsu (Yuzen) e Ibaragi Mata Zaimon Sensei (Toshifusa Sozen). Juntos fundaron el Ryoi Shinto Ryu. Ese fue el comienzo de Kito Ryu, luego Ibaragi sensei cambió el nombre a Ryoi Shinto Ryu. Desde la cuarta generación, el Maestro Takino tuvo un estudiante muy famoso llamado Kuki Nagato. Esta escuela finalmente se conoció como Kuki Shin Ryu.

Resultado de imagen de takamatsu sensei circa 1955

Cuando volví a casa desde China, mi padre se había llevado a su décima esposa, así que regresé a China de nuevo, donde enfermé mucho (tuve la tenia) y entonces regresé a Japón. Entonces fui a las montañas Maya. Durante ese tiempo entrené karate y ninjutsu usando mis propias teorías. Un anciano del que no sé nada, ni siquiera su nombre o quién era, me enseñó muchas cosas allí. Hizo el signo “to-in” junto con un kiai y luego dijo que después de dos o tres días, la tenia se habría ido. Al cabo de diez días me hizo caminar otra vez. Me enseñó muchas cosas sobre mí y sobre la naturaleza. Después de ese año recordé y me di cuenta de que para hacer algo necesitaba dinero y, por lo tanto, una vez más volví a China. En China me gané la vida enseñando en la escuela inglesa. Tuve más de 100 estudiantes de artes marciales y durante este tiempo enseñé a muchas personas las artes de la guerra, pero también les enseñé las artes de la paz. Tuve muchos combates contra artistas marciales muy bien clasificados y de estos no perdí ni una vez (aunque algunos quedaron en tablas). Salí de China habiendo ganado mucho dinero. Más tarde me convertí en monje, pero tengo que decir que no todas las religiones son buenas, que las personas dentro de ellas se corrompen y luego la religión misma se corrompe.

A veces, cuando se cometía un delito en mi región, la policía buscaba mi ayuda para resolver el misterio. Siempre pude hacer eso y nunca fallé. Debido a mi conocimiento y experiencia práctica, a menudo he trabajado para el gobierno. Esto solo ha sido en los casos en que fue por el bien de mi país y de nuestra gente. A veces el trabajo era muy duro y peligroso.

Con el período de cambio, me pidieron que ayudara a formar el Minoku Seinen Botoku-kai (actual Budokan). Había muchos maestros en la organización, principalmente de antiguas escuelas de artes marciales. Fui elegido como presidente de la asociación. Mi reconocimiento oficial fue como maestro de jutaijutsu y bojutsu. También he ayudado en producciones de películas y en el teatro he trabajado como oficial técnico.

Hay muchos que intentan copiar nuestra habilidad y lo hacen mal. Hay escuelas de palo corto (jojutsu) pero no entienden lo que te diré a continuación. Así como un hombre (ninja) puede y se disfraza, también lo hace el arte del palo. Dado que el jo es para los viajeros en el camino, es también un medio de defensa personal. No es ni nunca ha sido un arma o herramienta para el campo de batalla. Está disfrazado como una ayuda para moverse, pero es para defensa propia. En cambio el Jo-do no es para defensa personal, ¡es solo para hacer movimientos con el palo! Son movimientos demasiado grandes y glamorosos para la autodefensa; no tienen taijutsu.

Cuando era presidente del Seinen Botoku, muchos artistas marciales me preguntaban si el “Do” era también un método para ocultar las verdaderas técnicas. Siempre he sido honesto y tuve que decirles que el “Do” es muy diferente al “Jutsu” y que no sirve de nada, excepto para aprender el baile del teatro Kabuki. A veces no puedes encontrar un maestro de las verdaderas artes y entonces cualquier maestro que encuentres tendrá que valerte. Hay algunas personas que se dan a sí mismos un certificado de menkyo o superior, pero no es el certificado lo que da la habilidad; es el conocimiento que uno tiene del conocimiento pasado. Estas personas se rodean de senadores gubernamentales y personas de alto rango de artes auténticas para hacer que sus propias artes parezcan mejores. Esto está mal. A menudo usan la fuerza o dicen que tienen poderes especiales para ganar, pero pierden de todos modos donde está lo más importante: en su corazón.

He tenido muchas peleas con estos supuestos maestros no solo con el cuerpo sino también con las palabras. Dos de ellos incluso intercambiaron técnicas para intentar crear sus propios estilos, pero cuando señalé el error de esto, negaron tal cosa. Para entrenar debes hacerlo en cualquier momento en cualquier condición. Recuerdo que la sala de entrenamiento de mi abuelo estaba iluminada con velas y tenías que usar todos tus sentidos para saber quién había entrado y si eran amigos o no.

A veces nos preparábamos para el entrenamiento y él nos llevaba afuera, en invierno. Si no tenías puesta tu ropa de abrigo, morirías de frío, así que tenías que saberlo antes. Esto también enseña valentía y coraje. Usa todos tus sentidos todo el tiempo. Debes entrenar como el fuego porque así es como se hace la espada. Si sudas, es como el efecto de enfriamiento del proceso de forja. Debe mantener tu visión amplia incluso después de practicar una habilidad durante mucho tiempo. Si no ves nada más allá, entonces tu visión se volverá estrecha. Si, cuando entrenas, crees que no estás aprendiendo, espera diez años y eso cambiará.

Resultado de imagen de takamatsu toshitsugu bio

Sobre lesiones, he tenido demasiadas para recordarlas todas. Si realmente tienes que luchar por tu vida, entonces eso va a suceder. Los viejos pergaminos hablan de “katsu” o poderes que dan la vida. Mi maestro Ishitani (Kuki Shin Yo Ryu) se puso muy enfermo y murió en mis brazos. Estas habilidades no podían ayudarlo ya que nadie tiene tal poder. Si te lastimas el pie o las manos (extremidades), debes usar agua a diferentes temperaturas para introducir el miembro herido. Luego frota la piel con hierbas procedentes de plantas dulces. Para la espalda puedes rodar por el suelo para suavizar las articulaciones entre los huesos. A veces es bueno que alguien te frote y apriete esas articulaciones. Si tienes mucho dolor, debes soñar con eso porque tu cuerpo tiene la respuesta por sí solo. Estos son los ojos y oídos de dios.

Debes beber mucha agua y seguir entrenando incluso si tienes mucho dolor. Si no puedes salir de la cama, entrena mentalmente, esto se llama “sankakujutsu”. Algunas personas hablan sobre la respiración, pero yo te digo que si quieres controlar tu respiración, nunca se volverá natural. Cuando comes, pasa lo mismo con la respiración. No tienes que acordarte de dejar de respirar cuando bebes de una taza. La respiración es la fuerza vital del cuerpo. He escuchado a personas referirse a ella como el poder de su técnica. Si es así, estoy muy contento por ellos! Si alguna vez tienen que luchar durante tres horas, sería bueno verlos controlar cómo usan su aire. ¡Demasiado aire confundirá los ojos y la mente, así que ten cuidado!

Las ocho puertas del ninja son la forma de entrenar. He entrenado esto durante más de 70 años y esta es la verdadera manera.

– Escrito por Takamatsu Toshitsugu

(Traducción inglés español por Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan)

Anuncios




2º encuentro de Meifu Shinkage Ryu 2019

4 02 2019

Segundo encuentro mensual del año 2019 de Meifu Shinkage Ryu

Próximo Sábado día 16 de febrero, de 10:30h a 12:30h.

Lugar: Okami Dojo, Carrer del Trobador, 35, (Barcelona), al lado del Hospital de Sant Pau, <Metro> Camp de l’Arpa

Trabajaremos:

  • Shuriken jutsu
  • Fundo Kusari jutsu

Encuentro abierto a cualquier practicante de artes marciales interesado en conocer nuestra disciplina.

Precio: 25€

Dirige el encuentro:

Dani Esteban -Kôryu-

Instructor Oficial, alumno directo del Sôke Otsuka Yasuyuki. Nidan – Shidou-shi

Meifu Shinkage Ryu Official Branch in Spain.

¿No eres de Barcelona o alrededores? Podemos organizar un taller, clase o curso en tu zona, ciudad etc… Consulta conmigo.

+ info: danikoryu@yahoo.com  o telf  646 56 11 19





Si el Maestro guía, el alumno puede aprender. Si el Maestro sólo muestra…

24 01 2019

…al alumno sólo le quedan 3 opciones:

robar*,

buscarse otro maestro,

o fracasar estrepitosamente.

*(robar la técnica y descubrir el método para llegar a hacerla efectiva)

En el año 2011, hace unos 7 años, publiqué en este blog una entrada titulada Objetivos alumno y maestro, que luego republiqué en 2014. Han pasado 5 años más y sigo pensando casi exactamente lo mismo, aunque esta vez voy a darle una vuelta más de tuerca al tema.

El resumen de dicho artículo, Objetivos alumno y maestro, que espero hayáis leído de nuevo antes de continuar y estar leyendo esto, es básicamente que el objetivo del alumno, siempre según mi opinión, es progresar adecuadamente en el estudio de su arte marcial hasta alcanzar la máxima maestría posible; y al mismo tiempo es imperativo mantener siempre una actitud de respeto hacia el Maestro. Pero el responsable de su propio progreso es siempre el alumno. El Maestro sólo pone la guía necesaria para que el alumno lo consiga con su esfuerzo y dedicación. En cuanto al Maestro, mi resumen era que su objetivo debe ser que su alumno lo supere, ofreciéndole día a día lo mejor de sus conocimientos, sin ocultar nada, sin prisa pero sin pausa. Al mismo tiempo y para ello, un Maestro debe reciclarse continuamente, debe seguir estudiando y practicando él mismo para no oxidarse, para seguir en la brecha y poder seguir ofreciendo siempre a sus alumnos la máxima calidad posible en sus enseñanzas. De no ser así el arte se va a convertir en la sopa de la sopa de la sopa… Un buen maestro es aquel que te enseña a ponerte los zapatos para que tú puedas caminar por ti mismo. Hoy caminar, y mañana correr, y un día, lo más cercano posible, dejar atrás a tu Maestro y respetar siempre su memoria sabiendo que él fue quien te ató tus primeros zapatos…

Resultado de imagen de sensei and student

A la pregunta de “¿Quién le enseñó a hacer eso? ¿me lo puede enseñar a mí? ¿cómo se hace esto que usted hace Sensei? a un Gran Maestro de una escuela muy reconocida en Japón que continua viva hoy día, éste contestó: “Esto no me lo enseñaron. Desde que era joven, practicando sin descanso, he descubierto el método. Hace falta encontrarlo por uno mismo”.

Los verdaderos Grandes Maestros marciales son raras avis, que generalmente se han hecho a sí mismos, a base de entrenamiento constante, sangre, sudor y lágrimas; a base de constancia y perseverancia, a base de prueba y error…Tuvieron una guía, su maestro, sí, pero ellos se forjaron a sí mismos.

La respuesta del maestro “esto has de encontrarlo por ti mismo”, es típica de las tradiciones marciales japonesas y chinas. Y tiene dos posibles interpretaciones. Una sería: búscalo por ti mismo porque yo no te lo voy a enseñar, me lo vas a tener que robar. Si sólo se queda en eso, parece obvio que el maestro te está indicando que no te quiere enseñar o que te ve con poca predisposición y capacidad de sacrificio.

Está claro que la única forma de conseguir algo es entrenar mucho uno mismo, tanto en solitario como con compañeros, pero también está claro que es necesario tener una guía (llámese maestro), que te proporcionen unas instrucciones claras, buenos ejemplos pedagógicos y ejercicios adecuados, etc.

La segunda posible interpretación sería: Mira, esto es así, y se consigue de esta manera. Yo te lo muestro y te doy una guía e intentaré corregirte, pero esto no se puede explicar con palabras, ni está en ningún manual, y además yo no lo puedo entrenar por ti, y por mucho que te explique, nunca vas a sacar nada si no lo entrenas sin descanso y lo pruebas por ti mismo. Suda, sangra, llora, falla…. sigue…

Por norma general en las escuelas tradicionales de artes marciales la didáctica es muy pobre. En general, tienen métodos de entrenamiento que dan pie a que el que sea el más despierto de la clase, a la vez que el más “maníaco del entrenamiento”, lo pueda conseguir. Pero es un método de enseñanza que aunque de vez en cuando da como fruto especímenes “fuera de serie”, tiene un porcentaje de éxito por número de alumnos realmente decepcionante.

Para poder progresar en un arte marcial es evidente que, aparte de lo que son las técnicas en sí, te tienen que mostrar los métodos de entrenamiento para conseguir que dichas técnicas resulten efectivas en la realidad, y darte alguna pista sobre la utilidad de cada uno de los métodos y ejercicios. Si no es así, el progreso es casi imposible, y la utilidad real marcial de las técnicas “trabajadas” en el dojo quedará en poco más que un baile de salón.

Y aún así, y de todos modos, por muy buena que sea la instrucción, por muy bueno que sea el método de trabajo y los ejercicios, por muy bueno que sea el maestro…el que aprende eres tú. Si tú no tienes las dotes necesarias: honestidad contigo mismo, humildad, disciplina, inteligencia, capacidad de sacrificio y coraje, no vas a aprender por muy bueno que sea todo lo comentado anteriormente. O como mucho te quedarás en el saco del montón.

Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan

Imagen relacionada





1er encuentro de Meifu Shinkage Ryu 2019

21 01 2019

Primer encuentro mensual del año 2019 de Meifu Shinkage Ryu

Próximo Sábado día 26 de enero, de 10:30h a 12:30h.

Lugar: Okami Dojo, Carrer del Trobador, 35, (Barcelona), al lado del Hospital de Sant Pau, <Metro> Camp de l’Arpa

Trabajaremos:

  • Shuriken jutsu
  • Fundo Kusari jutsu

Encuentro abierto a cualquier practicante de artes marciales interesado en conocer nuestra disciplina.

Precio: 25€

Dirige el encuentro:

Dani Esteban -Kôryu-

Instructor Oficial, alumno directo del Sôke Otsuka Yasuyuki. Nidan – Shidou-shi

Meifu Shinkage Ryu Official Branch in Spain.

¿No eres de Barcelona o alrededores? Podemos organizar un taller, clase o curso en tu zona, ciudad etc… Consulta conmigo.

+ info: danikoryu@yahoo.com  o telf  646 56 11 19





Tai Kai Nagato Sensei en Barcelona – Oct 2019

11 01 2019

 

Estimados Buyus, ya está operativa la web para inscribirse al que sin duda va a ser EL EVENTO BUJINKAN del año 2019. El Tai Kai de nuestro querido Nagato Sensei en Barcelona.

¿Quién se lo va a perder?

Creo que va a ser como en los viejos tiempos, en los Tai Kai del Sôke, donde vamos a volver a reunirnos todas las viejas caras junto a las nuevas generaciones de la Bujinkan.  Un evento imperdible.

Para inscribirse a tarifa especial y todo el resto de información:

http://www.nagatobcn2019.com/indexes.php

Bufu Ikkan!

 





Omamori

8 01 2019

Resultado de imagen de omamori

Omamori : La palabra proviene del verbo mamoru que significa proteger, cuidar, defender.

Así pues este es el nombre que recibe una especie de colgante hecho de tela que se vende, sobre todo, en los templos japoneses, y que a modo de amuleto, según la creencia, sirve para diferentes fines: evita los accidentes, da buena suerte, mejora la salud, ayuda en el amor, ayuda a aprobar los exámenes, da suerte en los negocios, etc. ¡Hay omamoris para casi todo!
Los japoneses llevan los omamori en muchos sitios, desde en el bolsillo, hasta en el bolso, en la cartera, en el coche o hasta en el móvil.

La bolsa, llamada omamori-bukuro,es normalmente de colores vivos y lleva bordado el nombre del templo donde se ha comprado además de alguna imagen a lo que se refiere el amuleto en cuestión, etc.

Resultado de imagen de omamori
En su interior, cerrado a la vista, si lo abriéramos, encontraríamos un pequeño papel o una pequeña tablilla de madera con el nombre del dios protector para la ocasión y una oración escrita por un monje, que nos conecta con el dios del que obtendremos protección y compañía. Si la bolsa del omamori se abre y su interior se expone al exterior, se supone que la protección se pierde y habrá que comprarse otro omamori para estar protegidos.

Por lo general, los omamori son talismanes para llevar consigo, pero también hay objetos con la misma función que se colocan en las casas, como los ofuda, que suelen ir en las columnas o a la entrada, etc.

En teoría, un omamori dura toda la vida, aunque es común comprarse uno nuevo al acudir al templo en Año Nuevo, lo cual es una tradición, o porque el omamori anterior está muy deteriorado ya. En estos casos, se deja el antiguo en el templo, donde será quemado en un ritual especial para ello y se obtiene el nuevo que nos protegerá durante todo el nuevo año.

Según la religión sintoísta, hay dioses, llamados kami, en cualquier cosa. Por ello, si bien hay omamori generales, que sirven para una protección general, también hay omamori específicos, con su dios específico que cumple una protección determinada.

Por ejemplo, para las mujeres embarazadas existe el anzan-omamori (anzan significa parto fácil). La tradición dice a las mujeres que compren este artículo para colocarlo cerca del vientre, para que también esté en contacto con el feto.

Para el amor existe el enmusubi-omamori, un amuleto específico para aquellas personas que quieren encontrar el amor, o que quieren mantener la pareja que tienen o tener éxito en el matrimonio. El dios que les protege es el dios de las parejas, llamado Enmusubi.
Es común que la pareja se compre dos omamori de este tipo iguales, rojo para ella y blanco para él.

También existe un omamori para los estudiantes, que los proteje y ayuda sobre todo durante la época de exámenes. El dios que les protege es el de la escitura, la poesía y los estudios.

Otros omamori específicos son los dedicados a las personas que están enfermas, ayudándolas a superar su enfermedad, los específicos para los conductores (o viajeros que tienen un largo recorrido por delante), los dedicados a los negocios y el dinero, los que sirven para pedir éxito, prosperidad, buena suerte, y por supuesto también existen omamori para pedir progreso en el Budo, en los templos que albergan alguna deidad guerrera o relacionada con las artes marciales, etc.

Tradicionalmente eran las miko, las sacerdotisas del santuario, las que hacían los omamori a mano, pero hoy en día muchos se producen en masa en fábricas y luego se bendicen en los templos y santuarios antes de ponerse a la venta. A través de un ritual, el omamori se convierte en un objeto sagrado, razón por la cual debe tratarse siempre con respeto.

Los omamori tienen doble función. Por un lado y como ya hemos visto, sirven para protegernos y darnos buena fortuna y por otro lado sirven como ofrenda al santuario o templo, ya que la venta de omamori es una de las muchas formas que tienen los santuarios y templos japoneses de auto-financiarse. Formalmente, no se suele hablar de “comprar” un omamori, sino de hacer una ofrenda monetaria al templo por la cual se recibe a cambio el omamori. De hecho, en los santuarios sintoístas se utiliza un término específico para referirse al importe de estos objetos, hatsuhoryō, que sería el dinero que se ofrece en concepto de ceremonia. Tanto en estos lugares santos como en los templos budistas, hay una zona donde se recogen los distintos tipos de amuletos viejos. Posteriormente, se celebra una ceremonia en la que se queman con fines purificadores, para devolverlos al cielo.

Resultado de imagen de budo omamori

Dado que un omamori es un artículo sagrado que debe tratarse con sumo respeto, no debe tirarse a la basura jamás. Si queremos deshacernos de él, deberá quemarse, idealmente en un santuario o templo, como símbolo de respeto. Pero son muchos los japoneses que guardan omamori de sitios turísticos que han visitado u omamori que les han regalado en momentos puntuales de su vida, y no los llegan a quemar jamás. Así pues, si te compras o te regalan un omamori, tranquilo, puedes guardarlo en casa sin problemas, no estás rompiendo ninguna ley inamovible.

Información recopilada de diferentes fuentes por Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan

 





Retomamos clases en el que será el año del jabalí.

2 01 2019

Tras el corto parón navideño, retomaremos las clases mañana jueves 3 de enero con el primer desenvaine y los primeros cortes del año, con la esperanza de que este, que para los chinos será el año del Cerdo (Jabalí para los japoneses), y que comienza el próximo 5 de febrero de 2019, sea un buen año para todos, lleno de éxitos y alegría.

Queda apenas un mes del año del perro, que ha sido un año de bastantes cambios para Bushi Dojo, cambios de ubicación, cambios de enfoque en el entreno, etc.

Según los astrólogos, este nuevo año marcará un importante fin de ciclo porque es el fin de la rotación de los 12 signos. Los astrólogos dicen que es el momento de hacer un análisis de lo que nos ha pasado en los últimos 11 años y de descansar, desconectar un poco, de relajarse y divertirse. Y aconsejan planificar nuestros objetivos a largo plazo, porque en el 2020 empezará un nuevo ciclo de 12 años, con otras tendencias.

Dicen que el Cerdo no mide tiempo ni esfuerzo cuando se trata de cuidar a su familia y sus seres queridos. Por eso, en 2019, dar y recibir se convertirán en el eje de la vida cotidiana, habilitando nuevos tipos de relaciones humanas que pondrán el egoísmo y el individualismo como algo molesto y hasta inaceptable. Es momento de bajar el ego y volar más bajo y en equipo. Será un excelente año para trabajar estas cuestiones personales.

Gambatte Kudasae!

Dani Esteban -Kôryu-, Bujinkan Dai Shihan

Resultado de imagen de año del jabalí