Pateando en Bujinkan

15 02 2018

A continuación una pequeña entrada sacada de mis apuntes personales que recopila “todas” las formas de pateo contempladas en las artes marciales de la Bujinkan Dojo. Si se me ha quedado alguna en el tintero estaré encantado de recibirla por email o en los comentarios del blog.

KERI NO KIHON   Formas básicas de patear.

Para el estudio básico de las formas de patear lo haremos desde una posición estática para luego ser capaces de hacerlas en movimiento e incluirlas en cualquier técnica. A la hora de estudiar las patadas es importante no confundir SOKU de SOKU YAKU o SOKU GYAKU con el SOKU de SOKU HÔ ya que aunque en japonés se escriben con Kanjis distintos, la traducción fonética es la misma.

A notar: Keri = Geri

Resultado de imagen de bujinkan kicks

SOKUYAKU KEN KERI Patadas efectuadas con la planta del pie.  Hace referencia a la posición del pie cuando pateamos. Usamos la planta del pie, metatarso o talón para golpear o empujar.  Independientemente que sea ZEMPO SOKU YAKU KEN KERI, SOKU HÔ SOKU YAKU KEN KERI o KO HÔ SOKU YAKU KEN KERI:

ZEMPO GERI Patada frontal. Desde kamae, llevar la rodilla hasta el pecho y extender la pierna frontalmente golpeando o empujando con la planta del pie o con el metatarso. Básicamente está concebida como patada de empuje, aunque puede ser también de golpeo.

SOKU HO GERI  Patada lateral. Desde kamae, elevar y llevar la rodilla hacia el hombro por el lateral del cuerpo y extender la pierna lateralmente golpeando con la planta del pie o metatarso, hay que procurar no inclinar el cuerpo. Básicamente está concebida como patada de empuje, aunque puede ser también de golpeo.

KO HO GERI / USHIRO GERI Patada atrás. : Desde kamae, llevar la rodilla hasta el pecho e inclinando el cuerpo hacia adelante estirar la pierna hacia atrás para patear a uke con el talón.

Resultado de imagen de ushiro geri

dos variantes:

UMA KO HO KERI   Patada atrás tipo coz de caballo.  Flexionar ligeramente las rodillas y apoyando las manos en el suelo patear con una o ambas piernas hacia atrás.

KAGI KO HO KERI   Patada atrás en gancho. Ante un agarre por detrás mantenemos el agarre de uke y desplazando nuestro torso hacia delante pateamos con el talón en sus genitales en forma de gancho.

TOBI GERI  Patada en salto. Desde kamae, saltar hacia el cielo para patear al lateral o frontalmente, en el caso de zempo tobi geri puedes patear con una o con las dos piernas a la vez.

        KATA ASHI TOBI GERI   Patada en salto con una pierna. Se puede patear con soku yaku o bien en soku gyaku, procurar mantener el equilibrio con la pierna pasiva.

RYO ASHI TOBI GERI  Patada en salto con las dos piernas. Se puede igual patear con soku yaku o bien en soku gyaku. Esta doble patada no es necesario hacerla al unísono, es muy probable que pierdas el equilibrio después de patear por lo que tendrás que realizar un ushiro kaiten para evitar lesionarte.

Resultado de imagen de bujinkan kicks

KAKATO GERI  Patada con el talón del pie. Es un keri en el que específicamente impactamos a uke con el talón del pie. En cualquier dirección.

SOKUTO GERI  Patada con el canto exterior del pie. Es un keri en que específicamente impactamos a uke con el canto exterior del pie, normalmente en patadas bajas y laterales tipo SOKU HÔ GERI

Resultado de imagen de sokuto geri

SOKUGYAKU KEN KERI Golpe con los dedos del pie. Uso de los dedos del pie para golpear o pinchar el blanco. Hace referencia a la posición del pie cuando pateamos, en este caso usamos los dedos del pie, para golpear o empujar. Cuando vamos calzados es un golpe con la puntera del zapato, bota, etc. Independientemente que sea ZEMPO SOKU GYAKU KEN GERI, o SOKU HÔ SOKU GYAKU KEN GERI.

TSUMA GERI  Patada con el dedo pulgar del pie. Es un SOKU GYAKU KEN en el que utilizamos el dedo pulgar del pie para pinchar o presionar. Solo utilizar en zonas blandas.

Resultado de imagen de tsuma geri

SHO GERI HENKA   Pequeñas patadas. Sho Geri hace referencia al conjunto de pequeñas patadas. Son patadas que nos permiten desquilibrar a uke o tomar distancia.

SUKUI KERI  Patada tipo cuchara. Tal y como su nombre indica, pateamos realizando una acción de cuchara con el pie. El impacto puede hacerse con el empeine, el canto interior del pie o el metatarso o la planta del mismo.

SANSHIN GERI   Patada instantánea, respuesta a un ataque. Ante cualquier tipo de ataque, respondemos de forma instantánea con una patada baja.

ASHI BARAI ó ASHI HARAI Todas las formas de barrido. Existen numerosas formas para barrer las piernas de nuestro enemigo, ya sea desequilibrándole primero, para barrerle después. También, podemos esquivar y barrer la pierna atacante justo antes de que llegue al suelo, o barrer la pierna de apoyo  justo cuando la atacante contacta con el suelo y esta deja de soportar todo el peso. Se puede barrer tanto la pierna adelantada como la atrasada. Barrido en forma de gancho, en forma rasante, etc, usando el empeine, usando el talón o el lateral del pie, etc.

KAKUSHI GERI  Patada escondida. Hace referencia a cualquier patada que nuestro enemigo no pueda ver, son patadas escondidas e instantáneas que siempre atacan a las piernas de uke.

SAI GERI  Patada a sai. Cualquier patada dirigida a sai (exterior del muslo de uke)

USAI GERI   Patada a usai. Cualquier patada dirigida a usai (interior del muslo de uke)

SOKKOTSU KEN KERI   Patada con el empeine. En este caso utilizaremos el empeine para patear, ya sea KERI AGE (de abajo arriba) o FUTSU GERI (circular):

                KERI AGE  Patada ascendente. Cualquier patada ascendente, independientemente de cómo situemos el pie a la hora de golpear a uke., también podríamos utilizar la espinilla o YAKU para patear hacia arriba.

                FUTSU GERI ó SOKKOTSU FUTSU GERI   Patada circular. Cualquier patada circular que impacta con el empeine o la espinilla.

SAYU SOKU HÔ GERI  Patadas laterales a ambos lados. Sayu quiere decir ambos lados y más que una forma de patear es un ejercicio para practicar las patadas laterales. En Japón se hace atravesando campos de bambú y pateando los tallos de uno y otro lado mientras vamos caminando.

NANAME USHIRO TEN CHI JIN GERI  Patada atrás en diagonal a tres niveles. Ante un ataque de uke, tori sale hacia el exterior y girándose de espaldas a uke realiza una patada en diagonal y atrás a tres niveles, bajo medio y alto. Más que una patada en sí, también es un ejercicio.

HYO JO SOKUGYAKU KEN Patada corta con el talón al pie adelantado del adversario. Esta patada es utilizada en técnicas sobre suelos deslizantes para hacer perder el equilibrio al contrario sin peligro de perder el nuestro.

SOKUYAKU TEN NO KERI  Patada con la planta del pie a nivel alto.Es un SOKU YAKU KEN a nivel alto ya sea ZEMPO o SOKU HÔ.

SOKU YAKU SUI HIRA KEN Patada con la planta del pie, situando los dedos del pie hacia el exterior. Desde shizen no kamae flexionar ligeramente la pierna de apoyo para patear con el metatarso y hacia el exterior a la rodilla de uke. Es un KAKUSHI GERI.

SOKU HÔ SOKU YAKU FUTSU KEN / BYO KEN Patada circular con la planta del pie. Es una patada lateral circular en la que girando hacia atrás sobre el pie de apoyo mantenemos la pierna atacante horizontal al suelo y pateamos con la planta del pie o el talón. Esta patada también se denomina BYO KEN o patada del clavo ya que tiene el efecto como si claváramos a uke.

Dani Esteban -Kôryu-

Bujinkan Shihan

Anuncios




Encuentro mensual Meifu Shinkage Ryu (Shuriken & Fundo Kusari)

12 02 2018

Segundo encuentro mensual del año de Meifu Shinkage Ryu.

Sábado día 17 de febrero de 2018, de 10:30h a 12:30h.

Lugar: Asociación Cultural Bujinkan Okami Bushi Dojo, Carrer d’América, 39 (Barcelona) <M> Camp de l’Arpa

https://goo.gl/maps/uU9b5z8Bgaq

Trabajaremos Shuriken jutsu:

  • Shomen Uchi Jiki Daho
  • Za Uchi
  • Gyaku uchi
  • Aruki Uchi
  • Shitate Uchi
  • Dosoku Uchi
  • Ne Uchi

y Fundo Kusari jutsu:

  • Katas: shodan kata de ippon me a juppon me
  • Ryu Do desde Ippon me hasta Gohon me

Encuentro abierto a cualquier practicante de artes marciales interesado en conocer nuestra disciplina.

Precio: 25€

Imparte:

Dani Esteban -Kôryu-, Instructor Oficial alumno directo del Sôke Otsuka Yasuyuki. Nidan – Shido-shi

¿No eres de Barcelona o alrededores? Podemos organizar un taller, clase o curso en tu zona, ciudad etc… Consulta conmigo.  + info: danikoryu@yahoo.com  o telf  646 56 11 19

agarre correcto





Aclarando dudas y rumores sobre licencias, grados etc

5 02 2018

EDITADO : 6 febrero

Últimamente están corriendo algunos rumores dentro de nuestra organización Bujinkan debido a los cambios introducidos por nuestro Sôke de cara a este nuevo año 2018 y en adelante.

Personalmente he recibido varias consultas al respecto de gente que tenía muchas dudas y no sabía a qué atenerse. Supongo que no he sido el único en recibirlas.

Aclaro aquí algunas de estas dudas tal y como me han sido confirmadas tanto por varios Dai Shihan amigos residentes en Japón como de otros lugares:

  •  A partir de este año 2018, el Honbu Dojo ha dejado de expedir las licencias anuales, tanto las de miembro (membership amarilla), como la Shidoshikai para instructores. No hay más licencias expedidas por Japón. Por lo tanto no hay que mandar ningún dinero a Sensei ni hacerlo llegar por ningún otro medio.

Sin embargo, es posible que veas alguna licencia con el sello de 2018. Es por lo siguiente:

La gente comenzó a pedirle a Sensei las licencias de 2018 aproximadamente en octubre del año pasado, 2017. Sensei dijo que todavía no había recibido el sello de Año Nuevo, por lo que en realidad las estuvo escribiendo (la fecha) a mano por un tiempo. Luego obtuvo el sello 2018 y las emitió durante un tiempo. Entonces, de repente decidió que las licencias no iban a ser emitidas a partir de 2018. Su decisión fue repentina, porque en realidad tenía el sello hecho, obviamente con la intención de emitirlas. Pero luego cambió de opinión. Con lo cual es posible que haya gente que tenga en su poder licencias con el sello de 2018.

 

  • A partir de ahora cada Shihan es responsable de velar por hacer lo correcto con su gente y mantenerse en la línea de giri con Hatsumi Sensei.

 

  • No es cierto que los Shihan que no han recibido el título o certificado de Dai Shihan deban pagar ningún dinero ni colocarse al abrigo de ningún Dai Shihan si no quieren pertenecer a su grupo o dojo. Pueden seguir su camino libremente como hasta ahora y repito, son responsables de hacer lo correcto con sus alumnos y mantenerse en línea con Hatsumi Sôke.

 

  • Cualquier Shihan, sea o no Dai Shihan, es libre de establecer una licencia o membership para su grupo o grupos de alumnos como estime oportuno, pero no hay ninguna obligación ni recomendación de hacerlo.

 

  •  Los Shidoshi ( de 5º a 9º dan) que imparten clases, normalmente deben depender de un Shihan o Dai Shihan y deben atenerse a lo que este les dicte. Si no es así, deben dirigirse directamente a Sensei para saber cómo proceder.

 

  • No es cierto que los Shihanes japoneses, ninguno de ellos, estén exigiendo una licencia especial para entrenar con ellos en el Hombu Dojo. No así en sus propios dojos, donde pueden establecer las normas que consideren oportunas.

 

  • Los menkyos (diplomas de grado) siguen siendo expedidos por el Hombu Dojo. Los precios se han incrementado por primera vez en muchos años. Si deseas saber los nuevos precios puedes ponerte en contacto conmigo.

 

  • Para que un Shihan pueda realizar un Sakki Test hay que obtener, como hasta ahora, permiso expreso de Hatsumi Sôke.

 

Espero que esta información sirva de ayuda aunque quizás cree más confusión. Kyo? 🙂   Iré actualizando esta información si me llegan nuevos datos.

Bufu Ikkan

Dani Esteban – Kôryu –

Bujinkan Shihan

 

para más info, si te puedo ayudar en algo: danikoryu@yahoo.com





Seppuku, ¿cómo y por qué los samurai se rajaban el vientre?

1 02 2018

En las obras históricas -de cine o de teatro-, a menudo vemos a un samurai cometiendo seppuku. Sostiene una daga y la clava en su estómago, cortándose hasta su propia muerte. Es una costumbre impactante de los samurai, famosamente conocida fuera de Japón como harakiri (literalmente cortarse el vientre) aunque el término formal es seppuku. El seppuku solo estaba permitido a los samuráis, y se consideraba un método en el que uno moría con honor.

Aparte de los casos de derrota en una acción armada, existían otros motivos por los que un samurái podía decidir suicidarse de este modo, de acuerdo con su concepto de honor expresado en el código bushido. Así, el seppuku podía ser una forma de expiar la culpa por un error (sokotsu-shi), de hacer pública una animadversión (funshi) o de protestar por una decisión injusta (kanshi). También para defender la propia inocencia (memboku) o acompañar a su señor en la muerte (junshi).

En el acto del seppuku, el samurai se cortaba el estómago en la zona del hara (bajo vientre) -de ahí el término popular hara (bajo vientre) kiri (corte)- en línea recta de izquierda a derecha o en forma de cruz (de izquierda a derecha y luego el segundo corte en vertical, normalmente de abajo hacia arriba). Es una escena aterradora incluso solo de imaginarla. Anatómicamente, no hay grandes vasos sanguíneos alrededor del estómago, por lo que el Seppuku no causa que se desangre hasta la muerte tan rápido como podríamos creer. Es un método que hace que uno se retuerza en muy dolorosa agonía mientras que lentamente se desangra hasta morir.

El primer seppuku que se puede verificar en los registros aconteció en el año 988. Un bandido llamado Fujiwara-no Yasusuke se suicidó abriendo su vientre y sacándose los intestinos cuando estaba a punto de ser capturado. Esto significa que el acto en sí de seppuku en realidad no comenzó estrictamente con un samurai. Después de eso, el que se considera por algunos como el primer caso documentado samurái se remonta al siglo XII, concretamente a 1180, cuando el septuagenario samurái Minamoto no Yorimasa, al verse herido y acorralado al término de una batalla, se quitó la vida de ese modo.

En una época en que la nación japonesa estaba sumida en una guerra civil y las batallas sucedían en todas partes, muchos samurai que tuvieron la desgracia de perder en la batalla y temían por sus vidas, eligieron el suicidio por Seppuku, en lugar de ser asesinados o capturados por sus enemigos. Comenzaron a creer que morir con el mayor dolor era el honor de un samurai. Además, cuando un ejército que defendía un castillo sufría una derrota, el comandante a veces ofrecía cometer seppuku a cambio de la seguridad de los miembros de su familia y sus soldados.

En el Japón feudal, la decisión de suicidarse puede explicarse por el deseo de avanzarse a la muerte que esperaba a los prisioneros, que podía ser muy dolorosa (por ejemplo, se practicaba la crucifixión), y evitar la deshonra que ello suponía para el samurái y su clan. Aun así, el suicidio era un recurso excepcional, pues no era raro que los samuráis derrotados pasaran a luchar bajo otra bandera si ello aseguraba la supervivencia de su linaje.

Pero durante la era de Sengoku (guerra civil), el significado de seppuku cambió drásticamente y se convirtió en una forma de castigo para el samurai. Hasta entonces, el seppuku se cometía voluntariamente, pero a partir de esta era, aquellos que tenían autoridad o aquellos que ganaban en la batalla, ordenaban a alguien que cometiera seppuku como forma de ejecución por sus faltas. Es decir, la pena de muerte era obligar a realizar seppuku.

En el período Edo, la “pena de muerte” por Seppuku se estableció con la introducción de la “decapitación”. Específicamente, el asistente o kaishakunin permanecía junto al samurai que debía cometer seppuku y le cortaba la cabeza en el momento preciso. La cabeza era entregada para su examen. Desde que el seppuku se convirtió en un método involuntario de ejecución, el kaishakunin o asistente que cortaba la cabeza se introdujo como forma de liberar a la persona del intenso dolor.

 

 

Sin duda, un método tan brutal se entendía como una suprema manifestación de coraje. También se explica por la creencia de que en el bajo vientre o hara residían el calor y el alma humanos y que, abriéndolo, el suicida liberaba así su espíritu: en el término hara kiri, hara significa a la vez “vientre” y “espíritu”, “coraje” y “determinación”.

Sin embargo, el asistente tenía que ser un espadachín muy hábil, ya que se le exigía que le cortara la cabeza de un solo golpe pero sin acabar de separarla totalmente del cuerpo. Fallar en la decapitación significaba golpear a la persona repetidamente y hacerle sufrir aún más, y hasta se consideraba que no era apto para ser un samurai, una situación embarazosa para la familia a cargo del seppuku. Por lo tanto, a veces el señor le pedía a otros señores que le enviaran un hábil kaishakunin.

Como el período Edo alcanzó un tiempo de paz, el seppuku simplemente se convirtió en una formalidad. El ritual de purificación, la notificación a las autoridades, los preparativos y la vestimenta del día, la longitud de la daga, el método real de seppuku, el método de decapitación, el método de autopsia, todo se decidía meticulosamente, y el seppuku se llevaba a cabo como en una cadena de montaje. Cortarse el vientre para suicidarse ha existido en culturas de todo el mundo, tenemos muestras de estos gestos en varios pueblos, empezando por los romanos y siguiendo por los íberos, pero la manualización completa de Japón en este sentido es una rareza extrema.

A diferencia de los samuráis durante el período Sengoku, que vivieron un tiempo en el que podían perder la vida en cualquier momento, en el pacífico período Edo muchos samuráis ya no podían -porque no eran capaces de ello-  clavar una daga en su propio estómago. Esto causó un cambio adicional en el método “Seppuku”, donde el samurai en realidad no se cortaba el estómago, sino que simplemente tocaba la daga colocada sobre una mesa especial, y entonces el asistente le cortaba la cabeza. Algunos de ellos estaban completamente dominados por el miedo y perdían la compostura al ver la daga, por lo que se colocaba una espada de madera o un abanico blanco en lugar de la daga. Cuando el condenado extendía la mano para alcanzar la espada de madera o el abanico, el kaishakunin le cortaba la cabeza. Cuando se corría la voz de que una persona había cometido “seppuku” usando un abanico, la gente se burlaba de él como un cobarde, llamándolo “barriga de abanico”.

El seppuku se realizaba mediante un ritual perfectamente codificado y que se aplicó hasta el final de la historia de los samuráis, en 1871. El diplomático inglés Freeman-Mitford, que presenció en 1868 un seppuku obligatorio, dejó una descripción muy detallada. La escena tenía lugar en un jardín cerrado. El samurái que iba a inmolarse iba vestido de blanco, como los peregrinos o los difuntos, y acompañado del kaishakunin, normalmente un amigo o sirviente de confianza, aunque podía ser designado por las autoridades cuando el seppuku era aplicado como pena de muerte. En este caso, un oficial leía la sentencia y después se permitía al reo pronunciar un alegato.

Tras el alegato, el reo se sentaba y un asistente le ofrecía el arma: el wakizashi, un sable corto (a menudo desmontado para hacerlo más manejable, de modo que se empuñaba directamente por la hoja envuelta en una tela) o bien el tanto o puñal. Tras escribir un poema de despedida que reflejaba sus últimos pensamientos, se abría el vestido, tomaba el arma e iniciaba su macabra manera de morir que Freeman-Mitford relató así: el reo “tomó el puñal ante sí; lo miró melancólicamente, casi afectuosamente; por un momento parecía que había reunido sus pensamientos por última vez y entonces, apuñalándose profundamente bajo el vientre en el costado izquierdo, desplazó el puñal lentamente hacia el costado derecho y, llevándolo hacia arriba, efectuó un leve corte hacia lo alto. Durante esta enfermizamente dolorosa operación nunca movió un músculo de la cara”.

A continuación, el kaishakunin “se irguió tras el samurái”, de cara al sol o la luna para no revelar su sombra, “desenvainó y lo decapitó de un solo golpe”. Luego limpió su arma y se inclinó. En la ceremonia del seppuku, el reo podía saltarse el primer paso, y en lugar de apuñalarse se le ofrecía una simbólica daga de madera. Tras el ritual, la cabeza del muerto era presentada a los oficiales y tras limpiarla la enviaban a la familia del suicida para que le diera sepultura.

Se consideraba noble no cortar por completo la cabeza, sino dejarla unida al cuerpo por una delgada capa de piel. Esto fue influenciado por la enseñanza confuciana de que era deshonroso para sus padres dividir el cuerpo del difunto, y también la creencia de que es honorable morir con la cabeza mirando hacia su enemigo. Como la cabeza está ligeramente unida al cuerpo, cuelga hacia el pecho con su peso, y el cuerpo también caerá hacia adelante. Cuando terminaba la decapitación, cerraban el lugar para que no se viese el cuerpo, y un asistente llevaba la cabeza al forense para confirmar la muerte. Por lo tanto, el ritual de seppuku se había completado.

No hay registros de ningún señor de ningún clan o daimyo que cometiese seppuku debido a fallos políticos. Por lo general, sus generales o asistentes cercanos podían cometer seppuku para resolver el problema. Hay un modismo japonés que dice “que se ve obligado a cortarse la barriga”, que se utiliza en situaciones en las que alguien es obligado a asumir responsabilidades o renunciar a su cargo. Desde los viejos tiempos, siempre parece haber habido casos en los que los que están en el poder obligan a las personas bajo su responsabilidad a asumir las responsabilidades que ellos no piensan asumir.

Como se mencionó antes, el seppuku inicialmente no era para alguien a quien se le atribuía la responsabilidad por un error, sino que se hizo para seguir a un amo fallecido hasta la muerte, o para suicidarse antes de ser capturado y avergonzado por el enemigo. Por supuesto, completar un seppuku va acompañado de un dolor intenso, y requería una gran fuerza de voluntad. Alguien que fuese mentalmente débil probablemente se desmayaría debido al shock. Y ahí está el kid de la cuestión. El seppuku, siendo una forma de suicidio con agonía prolongada, se convirtió en el “gran escenario o el gran momento del perdedor”. A pesar de haber perdido en la batalla, esta era la única oportunidad para mostrar cuán valiente era un guerrero.

Por ejemplo, en el incidente de Kakitsu en 1441, el sexto Shogun Muramachi, Ashikaga Yoshinori, fue asesinado por Akamatsu Mitsusuke. Más tarde, el ejército del shogunato lanzó un ataque completo y los Akamatsus fueron completamente derrotados. Pero en esa derrota, un valiente guerrero del bando de Akamatsu llamado Nakamura Danjo subió a la torre y gritó: “Ahora voy a cortarme el estómago. Todos vosotros, samurai con corazón, debéis ver esto como un ejemplo.” Se cortó el estómago en forma de cruz, se sacó los intestinos y se los tiró a los enemigos mientras los insultaba. Regresó al castillo, prendió fuego a la habitación de su señor y se quemó hasta la muerte. Sus enemigos debieron quedar completamente asqueados por esta visión espantosa de alguien que lidia con su propio dolor y arroja sus órganos internos mientras lanza improperios. El mero pensamiento es aterrador y grotesco, pero el hecho es que Nakamura Danjo ha logrado sellar su nombre y su valentía en los libros de historia. De hecho, esa fue su gran escena como perdedor.

En películas o dramas televisivos, la daga utilizada para el seppuku a menudo se ve con una vaina blanca y envuelta en un paño, y que además se envuelve en un papel blanco a medida que la persona comete seppuku. Pero la vaina blanca se inventó solo en el último tramo del período Edo para el propósito o la preservación de la daga por más tiempo. Esto se usa puramente para efectos dramáticos, y en realidad se usaba la daga envuelta solo en la tela.

Hay que hacer notar que también las mujeres nobles podían enfrentarse al suicidio ritual por multitud de causas: para no caer en manos del enemigo, para seguir en la muerte a su marido o señor, al recibir la orden de suicidarse, etc., aunque técnicamente no se consideraba seppuku o harakiri, ya que no se apuñalaban el vientre. El suicidio femenino se denominaba jigai (que es la palabra que significa suicidio a secas) y consistía en practicarse un corte en el cuello, seccionando la arteria carótida con una daga llamada kaiken. Previamente, la mujer debía atarse con una cuerda los tobillos, muslos o rodillas, para no padecer la deshonra de morir con las piernas abiertas al caer.

Si bien en Japón el seppuku fue oficialmente prohibido en 1873 como pena judicial, su práctica real no ha desaparecido por completo. Existen docenas de casos documentados de personas que han realizado seppuku voluntariamente desde entonces, incluyendo el caso en 1895 de varios militares que lo efectuaron como protesta por la devolución de un territorio conquistado a China; es el caso del general Nogi Maresuke, educador del emperador Hirohito y su esposa a la muerte del emperador Meiji en1912, y el de muchos soldados que prefirieron morir antes que aceptar la rendición tras la Segunda Guerra Mundial.

Hara kiri en la Segunda Guerra Mundial

Varios soldados japoneses yacen muertos tras recurrir al hara kiri en lugar de ser derrotados y capturados, en el atolón de Tarawa, el 3 de diciembre de 1943, durante la invasión aliada del Pacífico.

En 1970, el famoso escritor japonés Yukio Mishima y uno de sus seguidores, realizaron un seppuku semipúblico como protesta por la miseria moral y la degradación que suponía el haber abandonado las antiguas virtudes japonesas y haber adoptado el modo de vida occidental. Mishima lo realizó en el despacho del General Kanetoshi Mashita, tras haberse dirigido sin éxito a las tropas del cuartel para que se les unieran en el acto de protesta. Su kaishakunin, un hombre de 25 años llamado Masakatsu Morita, intentó tres veces decapitarlo sin éxito. Finalmente, fue Hiroyasu Koga quien realizó la decapitación. Posteriormente, Morita procedió a efectuar su propio harakiri, en arrepentimiento por no haber sido capaz de asistir al de Mishima. Aunque sus cortes no fueron lo suficientemente profundos para ser mortales, hizo una señal a Koga para que también lo decapitase.

Artículo compilado de diversas fuentes por Dani Esteban -Kôryu-

 

 





Los 3 frenos

26 01 2018

¿Cuáles son los frenos para el progreso en el Budo?

Principalmente son 3:

  • Fe: la falta de fe, de confianza, en que todos los ejercicios que te son propuestos y el trabajo lento te harán progresar adecuadamente, hace que la gente quiera ir más deprisa, que quieran pasar rápido a trabajar la técnica y además a toda velocidad y potencia, lo cual es un error muy grave ya que sin los fundamentos bien cogidos no es posible trabajar a velocidad y potencia real. Es entonces cuando dicen que el arte no funciona en la realidad, que este arte no vale, que el maestro no es suficientemente bueno, etc. Hay que tener fe en el maestro y en los métodos de trabajo, y estos, bien aplicados, te llevarán al resultado deseado.

 

  • Miedo: el miedo bloquea la mente, y esta bloquea el cuerpo, con resultados desastrosos. Hay que ir venciendo los diferentes miedos, el miedo al contacto, a que te agarren, a que te golpeen, a caer, a lo desconocido, a la oscuridad, etc. Y a medida que nos liberemos de nuestros miedos seremos más conscientes de nuestras posibilidades, y tendremos más oportunidades de victoria en un enfrentamiento. El miedo genera tensión y la tensión bloquea nuestro cuerpo. Hay que practicar todo aquello que nos produzca miedo o reparos para poder superarlo.

 

  • Pereza: El entreno de Budo es duro y pesado, y mucha gente tiene pereza de realizar una y otra vez el mismo tipo de ejercicios, ya que no ven mucho avance, sobretodo al principio. ¿Otra vez rodamientos? ¿Más kihon happo?… Otros clásicos de la pereza son los típicos “está lloviendo y hace frío, hoy me salto la clase”, “aún me duele la pierna, ya iré al dojo la semana que viene…” etc. Eso les hace irlo dejando poco a poco. Hay que ser constante en el entreno, no desfallecer,  y hacer más hincapié en aquello que peor dominemos.

Confía en tí mismo y en tu maestro, reemplaza la pereza por determinación y perseverancia, y convierte tus miedos en retos a superar. Eso te hará progresar y te llevará al éxito.

Gambatte Kudasae!

Dani Esteban -Kôryu-

Bujinkan Shihan

 

Resultado de imagen de convertir miedo en reto





¿Qué comían los samurai?

22 01 2018

La comida japonesa ha ganado popularidad en todo el mundo y es apreciada por ser muy sana, pero esta comida japonesa o washoku que se come hoy día en Japón ha sufrido muchos cambios, aunque todavía conserva algunos elementos tradicionales. Pero ¿qué pasaba en tiempos históricos, cuando no tenían todos los alimentos de hoy? Especialmente en el período Sengoku de las guerras civiles cuando los samuráis estaban en activo, ¿qué comían?

Una gran diferencia es que como alimento básico comían arroz integral, arroz moreno sin pulir. Cada vez más personas se pasan al arroz integral hoy en día debido a sus beneficios para la salud, pero el arroz integral en aquel entonces, a diferencia de hoy día, no se había criado selectivamente y no era tan fácil de comer. La textura no debía ser muy agradable en la boca. El arroz blanco hubiera sido un alimento de lujo del más alto nivel.

Resultado de imagen de arroz integral

La sopa de miso ya se tomaba en aquel entonces. El miso (del japonés 味噌, miso, ‘fuente de sabor’, a su vez procedente de mi ‘sabor o condimento’, y so ‘fuente’, es un condimento consistente en una pasta aromatizante, hecha con semillas de soja y/o otros cereales y sal marina fermentada con el hongo koji) es un artículo común en la actualidad, pero durante el período Heian se consideraba algo muy raro, aunque para la era Sengoku, la sal había llegado al público en general y se producía en grandes cantidades. Esto condujo a la propagación del miso y la salsa de soja. A veces la gente disolvía el miso en agua caliente y lo bebía como sopa de miso, pero mucha gente masticaba el miso directamente.

Resultado de imagen de miso

Para los platos principales o fuertes, el pescado, las aves pequeñas, las verduras, el tofu, el natto (un derivado de la soja)  y el kamaboko (producto obtenido del procesado de pescado, tipo surimi) eran los más populares. Estos platos se acompañaban con umeboshi (ciruelas encurtidas), otros encurtidos y algas marinas. Esto, sin embargo, era solo para los samurai de clase alta: el señor, el comandante, los generales y altos mandos de infantería etc. Incluso para ellos, los alimentos ricos en proteínas como el pescado y las aves pequeñas eran raros y no aparecían en el plato todos los días.

¿Y qué hay entonces de los samuráis de bajo rango? Los soldados de a pie muchas veces no eran más que campesinos, por lo que casi nunca podían permitirse comer arroz. Sus principales productos básicos eran la cebada, algunos bulbos y el mijo. Casi nunca tenían guarnición. A menudo tenían sopa de miso por la mañana, y solo tofu o tofu frito para el almuerzo. Por lo general, en aquel entonces solo comían dos veces al día, por la mañana al levantarse y al medio día. Solo cuando los soldados debían proteger el castillo por la noche -lo cual se llamaba “yotsume” – tenían una cena nocturna.

Haciendo un inciso, incluso ahora en Japón existe una superstición que dice que “no podrás ver el fallecimiento de tus padres si te cortas las uñas durante la noche”. Este es un juego de palabras con “yo-tsume” (servicio público) y “yo-tsume” (uñas nocturnas). El deber nocturno de yotsume era un papel vital para proteger el castillo, por lo que incluso si uno de sus padres iba a morir esa noche, no se les permitía estar junto a ellos. Una persona que desempeñaba un papel tan importante y que asumía un deber tan crítico era digno de comer de noche.

Sin embargo, incluso aquellos samurai de rango inferior tenían la rara oportunidad de comer arroz blanco. Eso era en el campo de batalla. Mientras luchaban por poder comer hasta saciarse en su vida cotidiana, el campo de batalla era un lugar especial en el que podían disfrutar de un festín.

Hoy en día, un desayuno típico tradicional japonés consiste en arroz blanco, sopa de miso, pescado frito y encurtidos, pero este es un tipo de menú que sólo los samurai de rango más alto y los shogun podían permitirse disfrutar.





Encuentro mensual Meifu Shinkage Ryu

17 01 2018

El primer encuentro mensual del año de Meifu Shinkage Ryu será el próximo sábado día 20 de enero de 2018, de 10:30h a 13h.

Lugar: Asociación Cultural Bujinkan Okami Bushi Dojo, Carrer d’América, 39 (Barcelona) <M> Camp de l’Arpa

https://goo.gl/maps/uU9b5z8Bgaq

Trabajaremos Shuriken jutsu y Fundo Kusari jutsu

Encuentro abierto a cualquier practicante de artes marciales interesado en conocer nuestra disciplina.

Precio: 25€

Imparte:

Dani Esteban -Kôryu-, Instructor Oficial alumno directo del Sôke Otsuka Yasuyuki. Nidan – Shido-shi

¿No eres de Barcelona o alrededores? Podemos organizar un taller, clase o curso en tu zona, ciudad etc… Consulta conmigo.  + info: danikoryu@yahoo.com  o telf  646 56 11 19